Archivo de la etiqueta: música

Este viernes Taringa! lanza un sitio oficial para escuchar música por Internet

En medio de un debate mundial por la regulación de los bienes culturales y de una puja legal con editoriales argentinas, el sitio web Taringa! lanzará el próximo 10 de febrero un espacio para escuchar y compartir música de manera oficial por un sistema de streaming.

La iniciativa, que se llamará T! Música, pretende agrupar tanto a artistas independientes como de grandes compañías disqueras. Los administradores aseguraron que hasta la tarde del 31 de enero, el sitio tenía reunido unos 3 mil inscritos y más de 100 discos subidos y que ya fue presentado a varios artistas que realizaron pruebas de carga de contenidos.

Aunque la página aparecerá como una pestaña en el sitio oficial de Taringa!, esta funcionará con una plataforma distinta. Su presentación oficial, el 10 de febrero, coincidirá con el inicio del festival Cosquín Rock.

La intención de los administradores es que en el sitio sólo pueda escucharse música a través de streaming y que sean los propios artistas y disqueras quienes carguen sus producciones.

Según los desarrolladores de T! Música, la publicación y la escucha de material será gratuita y las ganancias que obtenga Taringa! y los artistas serán a través de publicidad que ingrese en el sitio.

El funcionamiento de la página será similar a la de una red social; los artistas y los usuarios podrán interactuar dentro de cada perfil. De esta forma los músicos podrán compartir los comentarios de sus seguidores, leer mensajes, acceder a las votaciones de los fans y ver cómo van sus canciones en los rankings, junto a las de otros artistas. El sistema también servirá para analizar los gustos de los usuarios y realizar estadísticas.

Hay que recordar que Taringa! ha estado en el ojo del huracán debido a acusaciones hechas en su contra por violación de derechos de autor, la descarga ilegal de contenidos y las ganancias económicas obtenidas de todo esto, por ende esta nueva iniciativa no es vista con bueno ojos por parte de las compañias editoriales.

Hoy en día, sus fundadores y responsables afrontan una serie de demandas judiciales elaboradas por la Cámara Argentina del Libro y varias editoriales por presuntas violaciones a la Ley 11.723 de Propiedad Intelectual, ya que estos consideran que Taringa! puso al alcance de los usuarios contenidos y obras literarias sin contar con la previa autorización de sus autores.

El mayor pianista que ha tenido Chile nació en un día como hoy: Claudio Arrau

El pianista chileno Claudio Arrau León es considerado uno de los más prodigiosos intérpretes de todos los tiempos. Su repertorio, muy vasto, abarcaba desde Bach hasta los autores contemporáneos, pasando por Mozart, Beethoven, Liszt, Schubert, Chopin o Debussy. Arrau no fue sólo uno de los más destacados pianistas del siglo XX (cuyo magisterio ha quedado conservado en sus numerosas grabaciones discográficas) sino también uno de los últimos continuadores de una tradición interpretativa que hunde sus raíces en Franz Liszt: aquella que considera el virtuosismo técnico únicamente como un medio para servir a la música, y no como un fin en sí mismo.

Nació en Chillán el 6 de febrero de 1903. Su padre, Carlos Arrau Ojeda, falleció cuando él tenía sólo un año. Su madre, Lucrecia León, profesora de piano, encaminó sus primeros pasos y aprendizajes en el mundo de la música. Su capacidad fue tal, que a los 5 años realizó su primer concierto en el Teatro Municipal de Chillán y en 1909, a la edad de 6 años, el precoz Claudio ofreció su primer concierto en Santiago de Chile en el Palacio de la Moneda, donde interpretó obras de Mozart, Beethoven y Chopin frente al presidente de la República, Pedro Montt, y otras autoridades.

A los siete años, en 1910, recibió una beca del gobierno de Chile para estudiar música en Alemania, país donde residió durante once años; en Berlín tuvo como maestro a Martin Krause, uno de los últimos discípulos de Liszt. En sus años de formación ofreció recitales en diversas ciudades de Alemania, Reino Unido y Escandinavia. Antes de cumplir los veinte años había sido galardonado en dos oportunidades con el premio Liszt, y más tarde obtuvo el Grand Prix International des Artistes. Contrajo matrimonio con la cantante Ruth Schneider, con quien tuvo tres hijos.

Tras su retorno a Chile, en 1921, Arrau visitó Estados Unidos en 1924 y en ese país ofreció conciertos con las orquestas sinfónicas de Boston y Chicago. Ese mismo año regresó a Berlín, donde le fue ofrecido un cargo de profesor en el conservatorio local, pero prefirió continuar con sus giras y recitales. Su figura se hizo legendaria entre el público de Alemania y Austria debido a su conocimiento y dominio de las obras de los principales compositores de estos países, en particular de Ludwig van Beethoven.

En 1935 ofreció una serie de doce recitales en la capital alemana en los que interpretó el conjunto de piezas para teclado de Johann Sebastian Bach, haciendo lo mismo al año siguiente con las obras de Wolfgang Amadeus Mozart. Dos años más tarde, en una gira por Chile, Argentina y México, sus conciertos incluyeron las sonatas y conciertos para piano de Beethoven.

Arrau ya era un intérprete de fama mundial a fines de la década de 1930. El endurecimiento del régimen nazi lo llevó a abandonar Alemania y en 1941 se trasladó a Estados Unidos, fijando su residencia permanente en Nueva York, una ciudad que Arrau consideraba su hogar, aunque pasó gran parte de su vida viajando por el mundo, con una vitalidad asombrosa que le permitió realizar giras y recitales hasta después de cumplir ochenta años. A partir de 1941, en efecto, Arrau prosiguió su carrera en los escenarios cosechando éxitos y honores por todo el mundo.

Además de uno de los grandes pianistas del siglo, Arrau fue un sistemático estudioso de la literatura pianística del Clasicismo, el Romanticismo y el Impresionismo, de la que nos dejó grabaciones con frecuencia integrales (así de la música pianística de Chopin o Beethoven) que constituyen auténticos hitos de la interpretación. Fue también destacado intérprete de Bach desde su juventud, aunque un estudio detallado de la obra de Bach lo llevó a negarse a interpretarla en piano por considerar que el complicado contrapunto de cantor de Leipzig no quedaba suficientemente bien retratado en el sonido brillante y lleno de armónicos del piano moderno. Por esta razón impidió que se publicaran sus grabaciones, por demás magistrales, de El Clave Bien Temperado y los Ejercicios para Clave, que se dieron a conocer póstumamente.

Foto: museoarrau.cl

Sorprende tal rigor (el intérprete señaló que interpretaría de nuevo a Bach el día que supiese tocar el clave) en época tan temprana, cuando apenas comenzaba a desarrollarse de nuevo la técnica clavecinística, mirada poco menos que como un capricho de purista por intérpretes y público. Es una muestra, sin duda, del cuidado con que Arrau afrontaba la música que iba a interpretar. No nos encontramos, sin embargo, con interpretaciones retóricas e historicistas; muy al contrario, Arrau se caracterizó siempre por lo poco ostentoso de su interpretación y por la hondura del sentimiento que transmite, para el que se vale en ocasiones de tiempos muy lentos que no disminuyen la expresividad y que muestran su maestría técnica.

Como parte de sus estudios musicológicos merece destacarse su edición de las Sonatas para piano de Beethoven, realizada para la editorial Peters. En 1967 creó los Fondos Claudio Arrau para ayudar a la formación de jóvenes músicos. De entre los honores alcanzados, es digna de mención la Medalla Hans von Bülow que le concediera en 1978 la Filarmónica de Berlín. En 1980 obtuvo el Premio Nacional de Arte de Chile, hecho que según el mismo pianista era su consagración definitiva, señalando:

Ser reconocido por la gente y la tierra donde uno nació es para mí la consagración definitiva. A uno lo pueden distinguir los amigos, los admiradores y los críticos, pero si falta el reconocimiento de la propia familia, el honor y la fama son incompletos. Ahora la familia chilena ha decidido concedérmelo y mis sentimientos son una mezcla de gran humildad y emocionada satisfacción.

Claudio Arrau León murió en la ciudad de Mürzzuschlag, en Austria, el 9 de junio de 1991, mientras realizaba un tour de conciertos por Europa. Sus restos fueron repatriados y sepultados en su natal Chillán.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=acyszPPlqic[/youtube]

Moda gitana. El “gitano” marcó el peak de sintonía en primera noche del Festival de Iquique

La ciudad de Iquique y el canal de todos los chilenos, están centrados en el objetivo de consolidar el certamen como el segundo más importante de nuestro país. Lo de anoche fue el inicio de este esfuerzo y el Gitano, uno de los grandes ganadores.

Convengamos que organizar un festival de esas características, conlleva un enorme trabajo de la organización, por tanto su gran estreno televisivo tenía a todos nerviosos, al menos a todos los involucrdos financieramente en el proyecto. Ejecutivos de TVN, la alcaldesa de Iquique, la intendencia regional y los auspiciadores, cruzaban los dedos para que el debut en la pantalla chica del festival iquiqueño dejara a todos contentos, la gente inclusive. Y así fue, la jornada musical lideró el rating nocturno, marcando su peak más alto con Claudio Valdés, el Gitano, con 18 puntos, quien además fue galardonado con la Bolla de Plata.

El show comenzó puntualmente a las 22:00 hrs. y una de las primeras sorpresas la marcó la presentación realizada por Francisco Melo a los animadores de la jornada, Karen Doggenweiler y Julián Elfenbein. Los primeros en subir al escenario fueron el trío conformado por Alex Ubago, Jorge Villamizar y Lena, y cumplieron. Posteriormente vino el momento de El Gitano. El joven músico a lo largo de su presentación se fue ganando el cariño de la gente que hasta llegó a corear “…de oro, de oro, de oro”, en alusión al mayor reconocimiento que tiene reservado el certamen, la Boya de Oro. Finalmente fue el turno para el hombre que cerró filas contra  la Ley SOPA, Tito el Bambino, quien a decir verdad comenzó el show bastante desafinado, pero acordándose del ritmo y algunas improvisaciones, paulatinamente se fue afirmando en el escenario. Para su tranquilidad, su presentación dificílmente será descargada por alguien.

Finalmente, ejecutivos del canal y el equipo organizador se mostró conformes y contentos con el debut televisivo del Festival de Iquique, que este año celebra su quinta versión

¡Una gran jugada! “London Calling” será el tema oficial de los JJOO 2012

Una suerte de tributo para una gran banda inglesa. The Clash y su reencuentro con el mundo

La organización de los próximos juegos olímpicos de Londres 2012, ha escogido el popular tema London Calling, como cortina musical en los anuncios del encuentro deportivo más importante  del mundo y que se llevará a cabo el próximo 27 de julio en la capital inglesa.

La canción que en su momento fue todo un himno al espíritu punk, ahora la escucharemos luego de las presentaciones de Tomás González. Una movida clásica de la industria, buscar cambiar el significado de un discurso para transformarlo en objeto de consumo.

El periodista y escritor Marcus Gray, explicó en la BBC que “London Calling”, constituye “un clásico ejemplo de un tema que se volvió tan familiar que hasta llegó a perder su significado original”. Y agregó: “Es reconocible al instante y es la invitación más superficial y perfecta a la capital y al evento deportivo, pero en realidad se trata del fin del mundo, al menos como lo conocemos”. ¡Habrá que esperar los JJOO para reeditar un gran tema a nivel global!

London Calling (subtitulada)

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=DXCNg4oSiNY]

En una fecha como la de hoy fue “el día en que la música murió”

Buddy Holly, Ritchie Valens y J. P. “The Big Bopper” Richardson

El 3 de febrero de 1959 ocurrió uno de los sucesos más trágicos de la historia de la música en general, y del Rock and Roll en particular. Buddy Holly, Richie Valent y J.P. ‘The Big Bopper’ Richardson perdían la vida en un misterioso accidente aéreo que supuso, para muchos, la muerte de la música.

Aquel desastroso desenlace conmocionó a la sociedad estadounidense, que nunca llegó a entender cómo pudo producirse tan penoso cúmulo de infortunios. Por aquella época el gran Buddy Holly, uno de los precursores del Rock and Roll, acababa de romper con su banda, The Crickets, y se disponía a realizar una agotadora gira por Estados Unidos que le llevaría a 24 ciudades en cuestión de tres semanas. Su debilitada economía le obligaba a desempeñar esa maratónica y desgastante agenda.

Una de aquellas paradas estaba en Clear Lake, Iowa, donde acudía como estrella principal del festival Surf Ballroom. Sin embargo, el duro y frío invierno complicó la logística de todo su equipo una vez terminado el concierto. Ante la imposibilidad de poder desplazarse por carretera y la falta de calzoncillos limpios (la lavandería de Clear Lake estaba cerrada), Buddy Holly optó por fletar una avioneta para poder desplazarse a su siguiente destino: Moorhead, Minnesota.

Para ello contrató los servicios de un joven e inexperto piloto llamado Roger Peterson, que les cobró 36 dólares por el trayecto. En principio, Holly iba a viajar acompañado sus dos compañeros de banda, Tommy Allsup y Waylon Jennings. Sin embargo, Ritchie Valens (autor de la famosa canción La Bamba), pidió que le cedieran un sitio al no haber volado nunca y jugando con una moneda a cara o cruz, logró su objetivo.

Por su parte, ‘Big Bopper’ quiso también una plaza en la avioneta aquejado de gripe y Jennings le ofreció su asiento. Al enterarse Holly de que éste último se quedaba en tierra, le espetó que ojalá su autobús se congelara, a lo que Jennings respondió de manera profética: “Ojalá se estrelle tu avión”.

Monumento ubicado en el lugar del accidente

Unas horas más tarde de comenzar el vuelo, se informó de la desaparición de la avioneta y fue a la mañana siguiente cuando se encontraron sus restos en un campo de maíz. Los cuerpos de los tres músicos habían saltado por los aires mientras el piloto yacía muerto en su cabina. Un final triste para una historia que todavía hoy sigue siendo un misterio por diferentes motivos.

El cadáver de ‘Big Bopper’ apareció algunos metros más alejado del resto y los investigadores creyeron que pudo haber intentado pedir ayuda sin éxito. Pero lo que sobretodo provocó el misterio de tan trágico suceso fue la aparición, meses más tarde, de una pistola en las cercanías del accidente. Al parecer, pertenecía a Buddy Holly y muchos pensaron que se produjo algún tipo de discusión entre los músicos que terminó con la avioneta estrellada.

En 2007 se exhumó el cadáver de ‘Big Hopper’ con el fin de zanjar el asunto de una vez por todas y en búsqueda de algún resto de pólvora, pero fue en vano. No se encontró nada y la duda sigue todavía en el aire… Lo que sí quedó claro es que para muchos supuso la muerte de la música, tal y como cantaba Don McLean en su célebre canción American Pie. Y no le falta parte de razón. Buddy Holly, a sus 22 años, podía presumir de haber compuesto numerosos discos que más tarde sirvieron de influencia e inspiración para bandas tan importantes como The Beatles o The Rolling Stones. Sigan descansando en paz…

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Lu7hxguhFfI[/youtube]

Swing y Jazz esta tarde en Victoria

Fotografía: Canal 5 Televisión

Un buen panorama se vislumbra para esta tarde en la plaza Manuel Balmaceda, ocasión en la que se presentará la recnocida orquesta formativa, “Conchalí Big Band”, agrupación que surgió a mediados de los ´90 de mano de Gerhard Mornhinweg, buscando crear un prototipo de la primera orquesta de jazz formada sólo por adolescentes, establecida en Conchalí, una de las comunas más populares y con mayor índice de riesgo social.

BREVE HISTORIA

En su origen, la Conchalí Big Band fue algo así como una versión independiente y alternativa a las Orquestas Infantiles y Juveniles del maestro Fernando Rosas.

Según la información recogida del sitio, músicapopular.cl, en 1994 Gerhard Mornhinweg consiguió el patrocinio de la Municipalidad de Conchalí y ahí emplazó su cuartel general para formar lo que en primera instancia sería una banda de desfile. Su método para reclutar músicos fue muy simple: se presentó en colegios de la comuna y con un par de instrumentos  convocó a adolescentes y a preadolescentes a probar tocar en sesiones dirigidas. Para entonces ya contaba con la comparecencia del altoísta Carmelo Bustos (de la histórica Orquesta Huambal) y y activo formador de saxofonistas) y del guitarrista de La Pincoyazz Jorge W. González. Éste fue parte del primer staff de maestros de niños de entre 12 y 18 años que nunca antes hubieron tomado instrumentos de viento en sus manos, ni menos conocido el lenguaje musical del jazz, la música en bloque y al improvisación solística a la que llegaron más tarde tras años de entrenamiento.

En sus primeros años de vida, la Conchalí Big Band tuvo al lado a una orquesta de profesionales, la Los Andres Big Band (formada en 1993), y poco después se les unieron las primeras orquestas universitarias: la Big Band UC (2000), la UCV Big Band (2001) o la Metrópolis Big Band (2001). En sus segundos cinco años de acción la orquesta adolescente lograría gran atención del medio. En 2001 efectuó una gira por Europa y en 2004 su peculiar historia llegó a un documental, Un viaje interior (del realizador Ricardo Carrasco). Pero fue en 2007 cuando alcanzó uno de sus máximos hitos al presentarse en conciertos al aire libre junto con la cantante chilena Claudia Acuña y su cuarteto neoyorquino en uno de los epcicentros urbanos de la propia Conchalí: Avenida Dorsal e Independencia.

Los dejamos con un adelanto de lo que esperamos escuchar esta tarde

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=5npkwFhfFHc&feature=related]