Archivo de la etiqueta: josé miguel carrera

Luis Carrera, el menor de los Hermanos Carrera, murió un día como hoy

Luis Florentino Juan Manuel Silvestre de los Dolores de la Carrera y Verdugo (Santiago, Chile, 1791 – Mendoza, Argentina, 8 de abril de 1818). Militar y patriota chileno. El menor de los Hermanos Carrera. Participó activamente en la primera fase de la guerra de independencia de Chile, etapa conocida como Patria Vieja. Secundando a sus hermanos José Miguel y Juan José, y junto a otros oficiales republicanos, formó uno de los principales bandos dentro de los partidarios de la independencia: el grupo carrerino. Seguir leyendo Luis Carrera, el menor de los Hermanos Carrera, murió un día como hoy

El Combate de Tres Acequias, entre o’higginistas y carreristas, ocurrió un día como hoy

El Combate de Tres Acequias (cercanías del río Maipo, San Bernardo, 26 de agosto de 1814) fue el enfrentamiento entre las dos facciones en que se dividió el ejército independentista chileno en 1814. Las tropas vanguardistas, comandadas por Bernardo O’Higgins, se lanzaron precipitadamente contra una posición defendida de las tropas de José Miguel Carrera (comandados por su hermano Luis), siendo rechazadas y desbandadas vigorosamente.

O’Higgins, exasperado por las ansias de poder de Carrera, que lo habían llevado a dar el golpe que derribó al Director Supremo Francisco de la Lastra, poniendo en grave peligro la causa de la patria, se dispuso a desconocer el nuevo gobierno. Para ello ordenó marchar sobre la capital, dejando 600 hombres en Talca, para prevenir el ataque realista de las fuerzas de Gabino Gaínza contra esta ciudad.

Con escasas tropas se adelantó a su ejército cruzando el río Maipo con 450 hombres y dos cañones. O’Higgins no se detuvo ni siquiera en reconocer la fuerza enemiga. Se entabló un débil cañoneo después del cual las fuerzas de O’Higgins se arrojaron contra las trincheras enemigas.

El combate duró una hora. La superioridad de los atacados convirtió este combate en una derrota de O’Higgins. Cuando se preparaba a proseguir el combate, el día siguiente, O’Higgins recibió la noticia del desembarco del realista Mariano Osorio, que venía con instrucciones de someter por completo a Chile. Esto lo hizo cambiar de propósito, y en su deseo de salvar a la patria, renunció a la lucha contra Carrera y reconoció al nuevo Gobierno.

El Combate de Tres Acequias significó la derrota y sujeción de Bernardo O’Higgins a la autoridad de José Miguel Carrera, en un statu quo que se mantuvo a duras penas hasta la derrota total sufrida por los patriotas a manos de los realistas en el Desastre de Rancagua, ocurrida un mes más tarde.

“Comencemos, pues, en Chile, declarando nuestra Independencia”: José Miguel Carrera nació un día como hoy

José Miguel Carrera Verdugo (Santiago, Chile, 15 de octubre de 1785 – Mendoza, Argentina, 4 de septiembre de 1821) fue un político y militar chileno. Miembro de la prominente familia de los Carrera, fue prócer de la emancipación de Chile, destacado participante en las guerras de Independencia y es considerado como uno de los Padres de la Patria de Chile, jefe de gobierno y fue primer general en jefe del Ejército. Es considerado como el primer caudillo en la historia republicana de este país, y uno de los primeros de América.

Hijo de una familia aristocrática, tras servir a las armas del Rey de España en contra del ejército de Napoleón, llegó a Chile en julio de 1811.

Tras sucesivos golpes de Estado, el 15 de noviembre se hizo nombrar presidente de la Junta Provisional de Gobierno, y el 2 de diciembre, tras disolver el Congreso Nacional, asumió plenos poderes. Su gobierno, abiertamente separatista con respecto al aparato estatal de España, tuvo que hacer frente a la invasión que el Virrey Abascal mandó a realizar desde Talcahuano, desencadenando así la Guerra por la Independencia de Chile.

Tras una serie de fracasos, coronados en el Desastre de Rancagua, Carrera se vio obligado a retirarse de Chile junto al resto de militares y ciudadanos que partieron temporalmente a Mendoza, para la reorganización de la lucha y la liberación de su Patria, país al cual nunca más volvería a ver, pese a sus esforzados intentos por conseguir recuperar el poder. Sus intentos por regresar a Chile lo llevarían a conseguir apoyo de mapuches, corsarios, oficiales napoleónicos y estadounidenses retirados de sus respectivos ejércitos, e incluso del propio presidente de los Estados Unidos, James Madison.

Estos hechos fueron los que dieron al poeta chileno y premio Nobel Pablo Neruda la inspiración para darle el título de Príncipe de los caminos. Su vida política y militar desde 1815 en adelante fue decayendo progresivamente hasta que, en 1821, tras ser arrestado como montonero, fue fusilado en la Ciudad de Mendoza. Una de sus últimas palabras fueron “Pido a las generaciones futuras que algún día reivindiquen mi nombre, ya que muero como un bandido en tierra extraña”.

“¡Nos abriremos paso a través del enemigo!”: el Desastre de Rancagua concluyó un día como hoy

Se le conoce como el Desastre de Rancagua al último de los enfrentamientos de la llamada Patria Vieja, ocurrido los días 1 y 2 de octubre de 1814, en la ciudad de Rancagua, Chile.

Ese año, patriotas y españoles se disputaban en Chile el derecho a gobernar el país. Los ejércitos de ambos bandos se habían enfrentado muchas veces, pero nada había detenido el avance de las tropas realistas desde el sur. José Miguel Carrera estaba a cargo del gobierno del país, y Bernardo O’Higgins del ejército. Ambos se pusieron de acuerdo para detener al enemigo que avanzaba hacia la región del río Cachapoal: O’Higgins avanzaría con sus hombres hacia la plaza de Rancagua, para atrincherarse allí. Otra parte del ejército, quedaría estacionado a dos leguas del lugar, para reforzar la lucha si era necesario.

El 1 de octubre, Mariano Osorio, que había llegado desde Perú con el encargo de reconquistar la capitanía general de Chile, atacó a las fuerzas patriotas, desde los cuatro lados de acceso a la plaza. Tenía 5 mil hombres bien armados, contra 1.180 bajo el mando de O’Higgins. La lucha fue encarnizada, pero la superioridad numérica y la mejor estrategia de los españoles, decidió el final. Las tropas de caballería que deberían haber reforzado a los patriotas, no pudieron acercarse, ni menos cruzar el cerco instalado por los españoles.

Después de 33 horas de resistencia, el 2 de octubre de 1814, O’Higgins decidió salir con sus tropas y atravesar, a sangre y fuego, la línea enemiga. Sólo un tercio de los soldados chilenos sobrevivieron. Por eso la historia conoce este episodio como el Desastre de Rancagua. Con él se puso fin al primer intento independentista de Chile, que se conoce como Patria Vieja; y se inició el periodo de Reconquista, por parte de los españoles.