Archivo de la etiqueta: historia de chile

En un día como hoy, la ciudad de Coñaripe fue devastada a causa de la erupción del volcán Villarrica

El 1 de marzo de 1964, el volcán Villarrica entró en una violenta erupción, que generó un lahar que arrasó gran parte del antiguo pueblo de Coñaripe y dejó un saldo de 22 víctimas fatales.

Las dos últimas semanas de febrero de ese año, el volcán mostró efusiones de lava y actividad explosiva, humaredas y bocanadas de fuego, todo ello acompañado de pequeños temblores. Finalmente el 1 de marzo,  alrededor de las 02:45 hrs., entró en violenta erupción estromboliana. Tras los fuertes ruidos subterráneos, los habitantes de Coñaripe, poblado maderero ubicado 26 km. al este de la ciudad de Panguipulli, en el extremo oriente del lago Calafquén, despertaron. En presencia de los resplandores y violentos movimientos sísmicos, la mayor parte de la población huyó a los cerros vecinos, en medio de una intensa lluvia.

Como la erupción se inclinó hacia el suroeste y dado que el cono se encontraba nevado hasta la base, azotó especialmente al pueblo. Una avalancha de piedras, árboles y maderas arrastradas por torrentes de lava bajaron desde el volcán a lo largo del cauce del río Chailluén; era un flujo de doce millones de toneladas, avanzando a 20 km/hora y que recorrió 17 km., con una ancho medio de 400 metros y una altura de alrededor de cinco metros. Parte de este flujo se desvió hacia el este y tomó un camino paralelo, arrasando con aproximadamente el 50% del poblado de Coñaripe y matando a 22 habitantes  -19 de los cuales nunca se encontraron sus restos-.

Después de las más de dos horas que demoró en pasar la avalancha fue posible apreciar la devastación: casas, edificios públicos, la escuela, negocios, un puente y vehículos, entre otras cosas, fueron a parar al lago Calafquén. Toda la zona de Villarrica y Pucón quedó aislada por vía terrestre, ya que los caminos y numerosos puentes se destruyeron.

La ciudad de Angol, capital de la Provincia de Malleco, fue fundada un día como hoy

Angol -que en mapudungún significa subir a gatas– es una ciudad y comuna, capital de la Provincia de Malleco en la Región de la Araucanía. Está ubicada al pie de la cordillera de Nahuelbuta y es atravesada por el río Vergara. Se ubica a 569 kilómetros al sur de Santiago. Su posición estratégica explica las sucesivas fundaciones de esta durante la Guerra de Arauco. Fue fundada por primera vez en 1553 como el fuerte conquistador Confines, el cual fue posteriormente fue destruido y reconstruido varias veces; no fue hasta la Pacificación de la Araucanía, a fines del siglo XIX -para ser más preciso, el 7 de diciembre de 1862-, que fue reconstruida con el nombre de Angol.

El Angol moderno fue fundado por primera vez en 1553 por Pedro de Valdivia, el que después fue destruido por los mapuches luego de la Batalla de Tucapel. En 1560, la ciudad fue establecida por el Gobernador García Hurtado de Mendoza con el nombre de San Andrés de Angol -en honor a su padre, el virrey del Perú- y fue ubicada al norte del lugar del antiguo fuerte. Fue comúnmente llamada la Ciudad de Los Infantes, por la infantería que había sido designada a construir la ciudad.

Fue nuevamente atacada y destruida en 1599 por los mapuches tras el Desastre de Curalaba. En 1611, la ciudad fue reconstruida por Luis Merlo de la Fuente, un poco más al sur con el nombre de San Luis de Angol, pero no prosperó. En 1637, el Gobernador Francisco Laso de la Vega, la refundó con el nombre de San Francisco de la Vega, pero en 1641, fue abandonada a causa de los términos del Tratado de Paz de Quillin con los mapuches. Fue repoblada para Tomás Marín de Poveda en 1695, con el nombre de Santo Tomás de Colhue, pero fue atacada y destruida de nuevo en un alzamiento mapuche en 1723 y una última vez en un alzamiento en 1766, del cuál nunca se recuperó.

La actual ciudad de Angol fue fundada definitivamente por Cornelio Saavedra Rodríguez el 7 de diciembre de 1862, como una fortaleza y base para su campaña durante la Pacificación de la Araucanía. Declarada una ciudad en 1871, fue conectada por vía ferroviaria con Santiago en 1876. En 1881, fue la base de la campaña final de la pacificación. Más tarde, fue el centro económico, administrativo y punto de partida para los colonos chilenos y extranjeros que ocuparon las tierras alrededor de la ciudad.

“Escriba joven sin miedo, que en Chile nadie lee”: Andrés Bello nació un día como hoy

Andrés de Jesús María y José Bello López (Caracas, Venezuela, 29 de noviembre de 1781 – Santiago, Chile, 15 de octubre de 1865) fue un filósofo, poeta, traductor, filólogo, ensayista, educador, político y jurista venezolano de la época pre-republicana de la Capitanía General de Venezuela. Considerado como uno de los humanistas más importantes de América, contribuyó en innumerables campos del conocimiento.

De una profunda educación autodidacta, nació en la ciudad de Caracas, en la entonces Capitanía General de Venezuela, donde vivió hasta 1810. Fue maestro del Libertador Simón Bolívar y participó en el proceso que llevaría a la independencia de Venezuela. Como parte del bando revolucionario, integró la primera misión diplomática a Londres conjuntamente con Luis López Méndez y Simón Bolívar, lugar donde residiría por casi veinte años. En 1829 embarca junto a su familia hacia Chile, donde es contratado por su gobierno, desarrollando grandes obras en el campo del derecho y las humanidades. Como reconocimiento a su mérito humanístico, el Congreso Nacional de Chile le otorgó la nacionalidad por gracia en 1832.

En Santiago alcanzaría a desempeñar cargos como senador y profesor, además de dirigir diversos periódicos del lugar. En su desempeño como legislador sería el principal impulsor y redactor del Código Civil, una de las obras jurídicas americanas más novedosas e influyentes de su época. Bajo su inspiración y con su decisivo apoyo, en 1842 se crea la Universidad de Chile, institución de la que se convertirá en su primer rector por más de dos décadas. Entre sus principales obras, se cuenta su Gramática del idioma castellano (Gramática de la lengua castellana destinada al uso de los americanos y los esclavos españoles), los Principios del derecho de gentes, la poesía Silva a la agricultura de la zona tórrida y el Resumen de la Historia de Venezuela.

“Comencemos, pues, en Chile, declarando nuestra Independencia”: José Miguel Carrera nació un día como hoy

José Miguel Carrera Verdugo (Santiago, Chile, 15 de octubre de 1785 – Mendoza, Argentina, 4 de septiembre de 1821) fue un político y militar chileno. Miembro de la prominente familia de los Carrera, fue prócer de la emancipación de Chile, destacado participante en las guerras de Independencia y es considerado como uno de los Padres de la Patria de Chile, jefe de gobierno y fue primer general en jefe del Ejército. Es considerado como el primer caudillo en la historia republicana de este país, y uno de los primeros de América.

Hijo de una familia aristocrática, tras servir a las armas del Rey de España en contra del ejército de Napoleón, llegó a Chile en julio de 1811.

Tras sucesivos golpes de Estado, el 15 de noviembre se hizo nombrar presidente de la Junta Provisional de Gobierno, y el 2 de diciembre, tras disolver el Congreso Nacional, asumió plenos poderes. Su gobierno, abiertamente separatista con respecto al aparato estatal de España, tuvo que hacer frente a la invasión que el Virrey Abascal mandó a realizar desde Talcahuano, desencadenando así la Guerra por la Independencia de Chile.

Tras una serie de fracasos, coronados en el Desastre de Rancagua, Carrera se vio obligado a retirarse de Chile junto al resto de militares y ciudadanos que partieron temporalmente a Mendoza, para la reorganización de la lucha y la liberación de su Patria, país al cual nunca más volvería a ver, pese a sus esforzados intentos por conseguir recuperar el poder. Sus intentos por regresar a Chile lo llevarían a conseguir apoyo de mapuches, corsarios, oficiales napoleónicos y estadounidenses retirados de sus respectivos ejércitos, e incluso del propio presidente de los Estados Unidos, James Madison.

Estos hechos fueron los que dieron al poeta chileno y premio Nobel Pablo Neruda la inspiración para darle el título de Príncipe de los caminos. Su vida política y militar desde 1815 en adelante fue decayendo progresivamente hasta que, en 1821, tras ser arrestado como montonero, fue fusilado en la Ciudad de Mendoza. Una de sus últimas palabras fueron “Pido a las generaciones futuras que algún día reivindiquen mi nombre, ya que muero como un bandido en tierra extraña”.

“Chile, la alegría ya viene” (¿?): el Plebiscito Nacional de 1988 se llevó a cabo en un día como hoy

El Plebiscito Nacional de 1988 fue un referéndum realizado en Chile el 5 de octubre de 1988, durante la Dictadura Militar. Este plebiscito se llevó a cabo en aplicación de las disposiciones transitorias (27 a 29) de la Constitución Política de 1980, para decidir si el Gral. Augusto Pinochet seguiría en el poder hasta el 11 de marzo de 1997.

Del total de votos válidos, el resultado fue de 44,01% por el “Sí” y de 55,99% por el “No” -del total de votos escrutados, el “Sí” obtuvo el 43,01%, el “No”, el 54,71%, 1,30% fueron nulos y 0,97% quedaron en blanco-. El universo electoral habilitado para votar ascendió a 7.435.913 personas, de las cuales 7.251.933 votaron en el plebiscito.

Ante estos resultados, el gobierno reconoció su derrota en las urnas y, conforme a la norma vigesimanovena transitoria de la Constitución, se prorrogó de pleno derecho el periodo de Augusto Pinochet por un año más –hasta el 11 de marzo de 1990–, para los efectos de la convocatoria a elecciones democráticas, de presidente y parlamentarios, al año siguiente.

Tras el triunfo del “No” en el plebiscito, la Concertación propició una reforma constitucional, que permitiera una “transición consensual a la democracia” y superar el debate sobre la legitimidad de la Constitución, realizándola conforme al mecanismo contenido en ella, que implicaba, dentro de dicho periodo transitorio, ser ratificada en un plebiscito. En definitiva, tras un acuerdo entre gobierno y oposición, se realizó una reforma sometida a un plebiscito, que se llevó a cabo el domingo 30 de julio de 1989.

En diciembre del mismo año se realizaron las elecciones presidencial y parlamentaria, donde fue electo como Presidente de la República Patricio Aylwin, iniciándose el período de la historia de Chile conocida como “transición a la democracia”.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=HQhHzuh2gUk[/youtube]

“¡Nos abriremos paso a través del enemigo!”: el Desastre de Rancagua concluyó un día como hoy

Se le conoce como el Desastre de Rancagua al último de los enfrentamientos de la llamada Patria Vieja, ocurrido los días 1 y 2 de octubre de 1814, en la ciudad de Rancagua, Chile.

Ese año, patriotas y españoles se disputaban en Chile el derecho a gobernar el país. Los ejércitos de ambos bandos se habían enfrentado muchas veces, pero nada había detenido el avance de las tropas realistas desde el sur. José Miguel Carrera estaba a cargo del gobierno del país, y Bernardo O’Higgins del ejército. Ambos se pusieron de acuerdo para detener al enemigo que avanzaba hacia la región del río Cachapoal: O’Higgins avanzaría con sus hombres hacia la plaza de Rancagua, para atrincherarse allí. Otra parte del ejército, quedaría estacionado a dos leguas del lugar, para reforzar la lucha si era necesario.

El 1 de octubre, Mariano Osorio, que había llegado desde Perú con el encargo de reconquistar la capitanía general de Chile, atacó a las fuerzas patriotas, desde los cuatro lados de acceso a la plaza. Tenía 5 mil hombres bien armados, contra 1.180 bajo el mando de O’Higgins. La lucha fue encarnizada, pero la superioridad numérica y la mejor estrategia de los españoles, decidió el final. Las tropas de caballería que deberían haber reforzado a los patriotas, no pudieron acercarse, ni menos cruzar el cerco instalado por los españoles.

Después de 33 horas de resistencia, el 2 de octubre de 1814, O’Higgins decidió salir con sus tropas y atravesar, a sangre y fuego, la línea enemiga. Sólo un tercio de los soldados chilenos sobrevivieron. Por eso la historia conoce este episodio como el Desastre de Rancagua. Con él se puso fin al primer intento independentista de Chile, que se conoce como Patria Vieja; y se inició el periodo de Reconquista, por parte de los españoles.

“El poder vuelve al pueblo”: La 1ª Junta Nacional de Gobierno se llevó a cabo en un día como hoy

La Junta Gubernativa del Reino de Chile, más conocida como la Primera Junta Nacional de Gobierno, fue el cuerpo colegiado formado en la reunión del cabildo abierto de la ciudad de Santiago, el 18 de septiembre de 1810, con el fin de emprender la organización gubernamental de Chile y tomar medidas para la defensa del país, frente la prisión de Fernando VII por Napoleón. Fue la primera forma autónoma de gobierno surgida en el Chile Central, al menos desde su conquista por parte de los españoles. Como institución, por primera vez permitió el protagonismo de la aristocracia criolla en la vida pública. Como hecho político, da localmente inicio al período conocido como Independencia.

El propósito de esta junta fue mantener la soberanía del rey de España Fernando VII en el Reino de Chile mientras que se encontrara en prisión por la invasión napoleónica en España y la usurpación de su trono por el hermano de Napoleón, José Bonaparte (apodado “Pepe Botella”, por su supuesto alcoholismo).

Fue convocada por un cabildo abierto con invitación, se concretó esta junta a las nueve de la mañana del día 18 de septiembre de 1810, en Santiago de Chile, y terminó a las 3 de la tarde. Una vez concluida la sesión, se celebraron fiestas en las calles de Santiago en lo que sería la primera celebración de las Fiestas Patrias.

Fue nombrado presidente de la junta don Mateo de Toro y Zambrano, hombre provecto de 82 años, quien fue último gobernador realista en Chile. En realidad, se dice que aceptó ser presidente de esta junta peninsular-criolla, para evitar posibles acciones violentas que se engendrarían en un futuro poco claro. Los otros integrantes fueron: vicepresidente el obispo José Martínez de Aldunate; nombrados como vocales Fernando Márquez de la Plata, Juan Martínez de Rozas, Ignacio de la Carrera, Juan Enrique Rosales y Francisco Javier de Reina; y dos secretarios, Gaspar Marín y Gregorio Argomedo.

El día nacional de Chile, es decir, la fecha de las Fiestas Patrias en Chile, es el 18 de septiembre, debido a que esta junta nacional de gobierno fue el primer atisbo político y concreto de la independencia chilena, a pesar de su diplomática lealtad al rey.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=ixmoXm44eVE[/youtube]

En un día como hoy, ocurrió el Terremoto de Concepción de 1835, que arrasó con la ciudad

Ruinas de la primera catedral de Concepcion, obra de Leandro Badaran

El Terremoto de Concepción de 1835 fue un terremoto de magnitud 8,5 MS que azotó a la ciudad de Concepción, Chile, a las 11:30 del día 20 de febrero de 1835. El maremoto posterior arrasó la zona centro-sur del país, específicamente entre los ríos Cachapoal y Valdivia. Destruyó totalmente la ciudad de Concepción.

Es famoso por haber sido documentado por Charles Darwin y aportar una cuota sobre el efecto de los cambios geológicos a las teorías de este científico. Si bien afectó fuertemente la actual Región del Biobío, probablemente se sintió en todo el territorio de Chile centro-sur, ya que Darwin lo percibió estando en la ciudad de Valdivia.

Yo estaba en tierra firme descansando en un césped. (El terremoto) vino de repente y duró dos minutos (aunque pareció mucho más). El sismo era muy notable; a mí y a mi sirviente nos pareció que la ondulación venía del este (…) Un terremoto como este destruye las asociaciones más antiguas, el mundo, el emblema de todo aquello que es sólido.

Charles Darwin.

Darwin recoge datos de pobladores que afirman que el territorio se había levantado dejando al descubierto rocas antes sumergidas. Afortunadamente el terremoto fue en una hora benigna (11:00 de la mañana), cuando pocas personas estaban al interior de las casas y el territorio afectado tenía poca densidad de población. Respecto a la cantidad de víctimas, los informes son incompletos y contradictorios entre 30 y 120 muertos, pero cientos de heridos.

El maremoto fue advertido por la población al percatarse que se había retirado el mar, estando fresco el recuerdo del terremoto de 1751, la gente huyó de la costa. El maremoto dejó muchas embarcaciones al interior del territorio y miles de peces como es usual. Aunque es interesante la descripción que las aguas marinas se pusieron negras con un olor sulfuroso. Además de producirse un chorro vertical de agua similar a la columna que levanta una ballena en el centro de la bahía de San Vicente.

El primer periódico chileno comenzó a circular un día como hoy: La Aurora de Chile

Fuente: auroradechile.cl

La Aurora de Chile fue el primer periódico chileno. En su mayor parte, abordó temas de política y de filosofía política. Se publicó entre el 13 de febrero de 1812 y el 1 de abril de 1813, cuando se transformó en El Monitor Araucano. La Aurora de Chile, cuyo primer director fue el sacerdote de la Orden de la Buena Muerte, fray Camilo Henríquez González, contaba con cuatro páginas impresas a dos columnas y se publicaba semanalmente todos los jueves.

Además de abordar temas de política y de filosofía política, la publicación fue utilizada por Camilo Henríquez como medio para, al mismo tiempo, abogar por los valores revolucionarios, siendo el primero que expuso seriamente la idea de la independencia de Chile, y defender el nuevo espíritu de la educación y la razón que, él creía, venían con la Aurora de Chile:

Está ya en nuestro poder, el grande, el presioso instrumento de la ilustracion universal, la Imprenta […] La voz de la razon, y de la verdad se oyrán entre nosotros despues del triste, é insufrible silencio de tres siglos […] ¡Siglos de infamia, y de llanto!

Prospecto (1812), Aurora de Chile (ortografía original).

Fray Camilo Henríquez. Fuente: educarchile.cl

El periódico fue la primera publicación masiva que presentó a los lectores chilenos las ideas filosóficas de la Ilustración, de autores como Rousseau, Voltaire y otros, de las que se hicieron eco los escritos de Henríquez. En escritos firmados por Manuel de Salas, Juan Egaña, Manuel José Gandarillas y el guatemalteco Antonio José de Irisarri, la Aurora de Chile plasmó en sus páginas los principios de soberanía popular, la facultad de los pueblos para gobernarse y elegir a sus autoridades, la separación de los poderes y, a la vez, fue un vehículo para los comentarios de Camilo Henríquez acerca del acontecer del “Reyno de Chile” y de las vicisitudes de la monarquía.

La influencia de los independentistas estadounidenses también fue un factor importante para la intelligentsia revolucionaria liberal de Chile, puesto que el periódico reeditó los discursos de Jefferson, Madison, Washington y otros que se convirtieron en héroes para la naciente prensa chilena.

Durante su existencia, la Aurora de Chile editó un prospecto, aunque hay divergencias en esto, cincuenta y ocho números —cuarenta y seis durante 1812 y doce durante 1813—, dos ejemplares extraordinarios y dos suplementos de medio pliego, y fue censurada en dos oportunidades.

El jueves 1 de abril de 1813 circuló su último ejemplar y cinco días después vio la luz el primer número de El Monitor Araucano.

La fundación de Santiago ocurrió en un día como hoy

La fundación de Santiago fue el primer hito importante en el proceso de colonización española de Chile, ya que la ciudad fue el punto de partida de las expediciones que iniciaron el reconocimiento y la ocupación de nuevos territorios.

Tras haber sido enviado por Francisco Pizarro desde el Perú y realizar una larga travesía desde Cuzco, el conquistador extremeño Pedro de Valdivia llegó al valle del Mapocho, el 13 de diciembre de 1540. Las huestes de Valdivia acamparon junto a las aguas del río, en los faldeos (faldas) del cerro Tupahue y comenzaron lentamente a entablar relaciones con los indios picunches que habitaban la zona, tras lo cual Valdivia convocó a los caciques de la zona a un parlamento donde les explicó su intención de fundar una ciudad en nombre del rey Carlos I de España, que sería la capital de su gobernación de Nueva Extremadura. Los indígenas habrían aceptado e incluso le habrían recomendado la fundación de la localidad en una pequeña isla ubicada entre dos brazos del río junto a un pequeño cerro llamado Huelén.

El 12 de febrero de 1541, Valdivia fundaría oficialmente la ciudad de Santiago del Nuevo Extremo (Santiago de la Nueva Extremadura) en honor al Apóstol Santiago, santo patrono de España, en las cercanías del Huelén, renombrado por el conquistador como «Santa Lucía». Siguiendo las normas coloniales, Valdivia encomendó el trazado de la nueva ciudad al alarife Pedro de Gamboa, el cual diseñaría la ciudad en forma de damero. En el centro de la ciudad diseñó una Plaza Mayor, alrededor de la cual se seleccionaron varios solares para la Catedral, la cárcel y la casa del gobernador. En total se construyeron ocho cuadras de norte a sur, y diez de oriente a poniente, y cada solar (un cuarto de cuadra) fue entregado a los colonizadores, que construyeron casas de barro y paja.

Valdivia partió meses después junto a sus soldados hacia el sur, dando inicio a la Guerra de Arauco. Santiago quedó desprotegida, lo que fue aprovechado por las huestes indígenas de Michimalonco, las cuales atacaron la incipiente urbe. El 11 de septiembre de 1541, la ciudad fue arrasada por los indígenas, pero los 55 españoles de la guarnición lograron derrotar a los atacantes. Al parecer, la resistencia fue liderada porInés de Suárez, pareja de Valdivia. La ciudad sería reconstruida lentamente dando protagonismo a la recién fundada Concepción, donde se fundaría la Real Audiencia de Chile en 1565. Sin embargo, el constante peligro que afrontaba Concepción debido por una parte a su cercanía del conflicto bélico, y por otra a una sucesión de desoladores terremotos, no permitiría el establecimiento definitivo de la Real Audiencia en Santiago hasta el año 1607, reafirmándose su rol de capital.