Archivo de la etiqueta: egipto

“Mi honor no fue rendido, sino fue conquistado simplemente”: Cleopatra murió un día como hoy

Cleopatra Filopator Nea Thea o Cleopatra VII (Alejandría, Egipto, 69 a.C. – Alejandría, Egipto, 12 de agosto de 30 d.C.), conocida históricamente como Cleopatra, fue la última reina del Antiguo Egipto y de la dinastía ptolemaica, también llamada Lágida, fundada por Ptolomeo I Sóter, un general de Alejandro Magno. Fue la última del llamado Periodo helenístico de Egipto.

Cleopatra originalmente reinó junto a su padre Ptolomeo XII Auletes, y luego con sus hermanos, Ptolomeo XIII y Ptolomeo XIV, con quienes se casó bajo la costumbre egipcia, pero eventualmente se convirtió en la única regente. Como faraón, consumó un enlace con Julio César que solidificó su postura en el trono. Más tarde elevó a su hijo con César, Cesarión, a co-gobernante de nombre.

Tras el asesinato de César el año 44 a.C., se alió con Marco Antonio en oposición al heredero legal del César, Cayo Julio César Augusto. Con Marco Antonio, tuvo a los gemelos Cleopatra Selene II y Alejandro Helios, y otro hijo, Ptolomeo Filadelfo (las uniones con sus hermanos no produjeron descendencia). Tras perder la Batalla de Accio ante las fuerzas de Augusto, Marco Antonio se suicidó. Cleopatra lo siguió, siguiendo la tradición de suicidarse con la mordida de una víbora, el 12 de agosto del año 30. Fue sucedida por su hijo Cesareón, quien fue declarado faraón por sus partidarios, pero pronto fue asesinado bajo las órdenes de Augusto. Egipto se convirtió en una provincia romana.

Hasta el día de hoy, Cleopatra continúa siendo una figura popular en la cultura occidental. Su legado sobrevivió en numerosas obras de arte y en las muchas dramatizaciones de su historia en la literatura y en otros medios, incluyendo la tragedia “Antonio y Cleopatra” de William Shakespeare, la ópera “Cléopâtre” de Jules Massenet, y la película de 1963 “Cleopatra”, protagonizada por Elizabeth Taylor. En la mayoría de sus interpretaciones, Cleopatra es retratada como una mujer muy bella, y sus sucesivas conquistas de los hombres más poderosos del mundo son tomadas como muestra de su estética y atractivo sexual.

La Guerra de los Seis Días finalizó un día como hoy

La Guerra de los Seis Días, también conocida como la Guerra de Junio de 1967 o la Tercera Guerra Árabe-Israelí, fue un conflicto bélico entre Israel y los estados vecinos de Egipto (conocido en ese tiempo como la República Árabe Unida), Jordania y Siria e Irak, ocurrido entre el 5 y el 10 de junio de 1967. Tras la exigencia egipcia a la ONU de que retirase de forma casi inmediata sus fuerzas de interposición en el Sinaí, el despliegue de fuerzas egipcias en la frontera y el bloqueo de los estrechos de Tirán, Israel, temiendo un ataque inminente, lanzó un ataque preventivo -el 5 de junio- contra la fuerza aérea egipcia. Jordania respondió atacando las ciudades israelíes de Jerusalén y Netanya. Al finalizar la guerra el 10 de junio -tras un acuerdo de cese al fuego entre Israel y Siria- Israel había conquistado la Península del Sinaí, la Franja de Gaza, Cisjordania, Jerusalén Este (incluyendo la Ciudad Vieja) y los Altos del Golán.

Tras numerosos enfrentamientos fronterizos entre Israel y sus vecinos árabes, en particular Siria, el presidente egipcio Gamal Abdel Nasser expulsó a la Fuerza de Emergencia de las Naciones Unidas (UNEF) de la Península del Sinaí en mayo de 1967. La fuerza de mantenimiento de la paz estaba situada en la región desde el final de la Crisis de Suez en 1957. Egipto acumuló 1.000 tanques y unos 100.000 soldados en la frontera con Israel y cerró los Estrechos de Tirán a todos los buques que enarbolan banderas israelíes o llevaban materiales estratégicos, recibiendo un fuerte apoyo de otras naciones árabes. Israel respondió con una movilización similar que incluyó el reclutamiento de 70.000 reservistas para aumentar el ordinario de las tropas de las Fuerzas de Defensa Israelí.

La Guerra de los Seis Días se inscribe dentro del conjunto de guerras libradas entre Israel y sus vecinos árabes, tras la creación del Estado de Israel (1948) en parte del Mandato británico de Palestina. Estos seis días de 1967 concitaron la atención mundial y resultaron claves en la geopolítica de la región: sus consecuencias han sido profundas, extensas y se han hecho notar hasta hoy en día, teniendo una influencia decisiva en numerosos acontecimientos posteriores, como la Guerra de Desgaste, la Guerra de Yom Kipur, la masacre de Múnich, la polémica sobre los asentamientos judíos y el estatus de Jerusalén, los acuerdos de Camp David y Oslo o la Intifada.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=hQe78RMfiNE[/youtube]

“El Día de la ira”, el inicio de la Revolución Egipcia, ocurrió un día como hoy

137792968JM025_EGYPTIANS_CEEl llamado “Día de la ira” -rebautizado en 2012 como el “Día de la Revolución”-, ocurrido en Egipto el 25 de enero de 2011, marca el inicio del gran cambio social que terminaría por derrocar al presidente Hosni Mubarak (lo que ocurriría el 11 de febrero) y reformar al país, así como el desarrollo de los diversos alzamientos sociales ocurridos en los países árabes del norte de África, iniciados con las manifestaciones de 2010 en Túnez. Estos eventos, incluyendo a la Revolución Egipcia, forman parte de la llamada “Primavera Árabe”.

Ese 25 de enero, protestas se llevaron a cabo en varias ciudades de Egipto, incluyendo Cairo, Alejandría, Suez y Ismailia. El día fue elegido por diferentes grupos de oposición como el Movimiento Juvenil del 6 de abril, el Movimiento Somos Khaled Said, la Asociación Nacional por Un Cambio, el movimiento del 25 de enero y Kefaya, para coincidir con el Día Nacional del Policía. El propósito era protestar contra los abusos policiales en frente del Ministerio del Interior. Estas demandas se expandieron hasta incluir la resignación del ministro, la restauración de un sueldo mínimo justo, el fin de la Ley de emergencia egipcia y el límite de plazo para el presidente.

Las protestas tuvieron lugar en diferentes lugares de Egipto. Hubieron 20 mil protestantes en varios lugares de Alejandría, 200 manifestantes en la cuidad sureña de Aswan, 2000 en la ciudad oriental de Ismailia y cerca de 3000 en la ciudad norteña de El-Mahalla El-Kubra. Se desataron mortales enfrentamientos durante las protestas, que dejaron dos protestantes muertos en Suez.

Los protestantes de Cairo se habían reunido en la mañana en frente del Tribunal Superior en el centro de la ciudad. La demostración fue más grande de lo esperado. Rompió a través de los cordones de seguridad y se movió a la plaza Tahrir. Miles protestaron en Cairo, con 15 mil ocupando la plaza Tahrir (Plaza de la Liberación en árabe). La policía usó gas lacrimógeno y cañones de agua en contra de los protestantes, los que comenzaron a lanzar piedras, eventualmente forzando a la policía a retroceder.

El periodista Hossam el-Hamalawy declaró a Al-Jazeera durante la noche de la protesta que las demostraciones eran “necesarias para mandar un mensaje al régimen egipcio de que Mubarak no es diferente a Ben Ali y que queremos que se vaya también”. También le dijo a Al-Jazeera, “la gente está harta de Mubarak y de su dictadura y de sus cámaras de tortura y de sus fallidas políticas económicas. Si Mubarak no es derrocado mañana, entonces será el día después. Si no es el día después será la próxima semana”.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=a-c0sROpH6Y[/youtube]

Por video ofensivo para el Islam: manifestantes atacan embajadas de EEUU en Yemen y Egipto

Manifestantes frente a la Embajada de EEUU en Saná, Yemen (Fuente de image: actualidad.rt.com)

Continúa la exaltación para las misiones diplomáticas de Estados Unidos en países islámicos, ya que este jueves las embajadas en Yemen y Egipto fueron atacadas por manifestantes, en protesta por una película cosiderada blasfema para el Islamismo. Mientras tanto, buques de guerra estadounidense se dirigen a Libia, luego de la muerte de su embajador, Christopher Stevens y de otros tres empleados, hecho ocurrido el miércoles.

Yemen

Más de 4 mil manifestantes yemeníes lograron este jueves irrumpir brevemente en la embajada ubicada en Saná, capital de Yemen, gritando consignas como “Nos sacrificamos por ti, mensajero de Alá”, en alusión al profeta Mahoma. Anteriormente en el día habían roto ventanas de las oficinas de seguridad fuera de la embajada estadounidense, quemaron vehículos y la bandera estadounidense de la embajada, además de quitar la placa de ésta del frontis del edificio en donde se encuentra.

Estos ataques han dejado un saldo de un muerto y decenas de heridos, según reportan los medios locales, quienes también aseguran que los empleados de la embajada estadounidense en Yemen fueron trasladados a un lugar seguro.

Egipto

Manifestantes enfrentándose a la policía, frente a Embajada de EEUU en El Cairo, Egipto (Fuente de image: actualidad.rt.com)

En Egipto, ya van tres días desde que comenzaron los disturbios. Lo que comenzó como una protesta pacífica por parte de una organización juvenil el martes 11 de septiembre, el miércoles se degeneró y se tornó violenta cuando los manifestantes comenzaron a lanzar piedras y bombas incendiarias de fabricación casera contra la embajada y los policías.

Los manifestantes, convocados por grupos islamitas, han escalado las paredes del edificio, arrancado la bandera estadounidense, además de enarbolar el Corán y banderas negras con la cosigna “No hay más Dios que Alá”.

Libia

Manifestantes en la Embajada de EEUU en Trípoli, Libia (Fuente de image: actualidad.rt.com)

El miércoles en Libia, un grupo de islamistas armados atacó el consulado de EEUU en la ciudad de Bengasi, dejando a cuatro funcionarios estadounidenses muertos, incluido al embajador.

En represalia a esto, el Pentágono ha enviado dos buques de la armada estadounidense a las costas de Libia, que se sumarán a unos 50 marines que ya partieron con el objetivo de reforzar la seguridad de las instalaciones diplomáticas de EEUU en ese país.

En estos momentos, la indignación musulmana también se ha propagado a la Autoridad Palestina, Túnez, Marruecos y Sudán.

La razón de todos estos disturbios ha sido un polémico video de 14 minutos que se encuentra en YouTube, sinopsis de una película de bajo presupuesto llamada “La inocencia de los musulmanes”, filmada aparentemente en EEUU y en donde se muestran mensajes antiislámicos, destacando el ridiculizar la figura del profeta Mahoma, al mostrarlo como un casanova mujeriego.

 

Siguen los disturbios en Egipto: ya van doce muertos desde la tragedia en estadio de Port Said

Foto: eluniversal.com.co

El número de fallecidos en los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes en las ciudades egipcias El Cairo y Suez asciende ya a doce y a más de 2500 el número de heridos, informó un responsable del Ministerio de Salud.

Los desmanes en El Cairo se han concentrado en la sede del Ministerio del Interior, donde los manifestantes lanzaron piedras contra la policía, la que ha respondido con tiros de balines y gases lacrimógenos; este último elemento ha causado la muerte de varios manifestantes por asfixia.

El subsecretario del Ministerio de Salud, Hisham Shiba, reportó que desde el pasado jueves, a causa de estos enfrentamientos, han muerto siete personas en El Cairo y cinco en Suez, ciudad porteña al este de la capital.

En la estadística está también incluido el teniente del ejército que murió el viernes tras ser atropellado por un vehículo de la policía cerca del Ministerio del Interior.

Recordemos que la ola de violencia en Egipto estalló luego de la tragedia del miércoles pasado en el estadio Port Said, en donde 74 personas murieron durante la batalla campal entre los hinchas del Al Ahly de El Cairo y el local Al Masry.

Ambas barras y los partidos políticos presentes en el Parlamento acusan de negligencia a las fuerzas policiales desplegadas en el estadio, que no hicieron nada por impedir la masacre.

¿Y qué saben de violencia en los estadios? Choque entre hinchas rivales deja 74 muertos en Egipto

Una matanza fue lo que se vivió la noche del miércoles en Port Said, al noreste de El Cairo, cuando los hinchas rivales se enfrentaron en una batalla campal al final del partido, dejando 74 muertos y cerca de 300 heridos -la gran mayoría por contusiones, hemorragias y asfixia-.

En el minuto 97, tras la victoria del Al Masry de 3-1 sobre el Al Ahly -uno de los equipos más laureados de África-, los hinchas pasaron por sobre todas las barreras de seguridad y la policía, invadieron la cancha y comenzaron la riña, que ya han descrito como el peor suceso de violencia tras la caída de Hosni Mubarak y la mayor tragedia de la historia del fútbol egipcio.

Según testimonios, esto ocurrió porque los hinchas del Al Masry amenazaron de muerte a sus rivales durante todo el partido, para luego salir a perseguirlos al final de este.

Debido a que la nación es un verdadero polvorín tras la revolución que empezó en 2011, los principales actores políticos han empezado a extraer conclusiones que van más allá de una mera confrontación entre hinchas radicales.

El Partido Libertad y Justicia (PLJ), brazo político de los Hermanos Musulmanes, acusó a los partidarios del antiguo régimen de Hosni Mubarak de los disturbios.

“Los acontecimientos de Port Said están orquestados y son un mensaje de los remanentes del antiguo régimen”, denunció el vicepresidente del PLJ, Esam al Arian, en un comunicado difundido en la página web del movimiento islamista.

Por su parte, el Movimiento 6 de Abril, germen de la revolución que derrocó a Mubarak y que ahora pide la renuncia de la Junta Militar, criticó a las fuerzas de seguridad por su inoperancia y su escasa voluntad para detener los enfrentamientos.

Tras todo esto, el primer ministro Kamal al Ganzuri anunció, en un debate parlamentario muy agitado, el cese de la dirección de la federación egipcia de fútbol, la dimisión del gobernador de la ciudad y el cese de los principales responsables de la seguridad de Puerto Said, mientras hinchas del reunieron en la plaza de Tahrir en El Cairo para marchar hacia el ministerio del Interior a modo de protesta.

El presidente de la Fifa, Josep Blatter, envió hoy sus condolencias a la Federación Egipcia de Fútbol por la tragedia y pidió un “informe completo de los incidentes para evaluar qué ocurrió” y recordó que los organizadores de las competiciones tienen la responsabilidad de aplicar las medidas de seguridad que correspondan.