Comercio minorista de la región registró en noviembre una considerable baja en ventas debido a cuarentenas

Las ventas presenciales de noviembre del comercio minorista en La Araucanía, según el índice que elabora mensualmente el Departamento de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC), evidenció una caída anual debido a mayores cuarentenas.

En La Araucanía, la actividad comercial minorista evidenció una baja de 2,8% real anual en noviembre, cerrando los once meses del año 2020 con una caída de 7,8%. En términos de locales equivalentes la caída fue de 6,7% real anual en el decimoprimer mes de 2020, acumulando entre enero y noviembre una caída de 8,3% real.

“Como era de esperar las ventas del comercio minorista en la Región han registrado una baja evidente, debido a las cuarentenas extensas que se han aplicado en Temuco y en otras comunas de La Araucanía», señaló Gustavo Valenzuela, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Temuco.

El dirigente añadió que, estas cifras dejan de manifiesto el daño que se ha hecho a la economía regional y por ende el empleo. “Nuestro llamado a las autoridades es que aborden esta situación de forma más transversal, donde el comercio no sea tan dañado en relación al comercio mayor».

Asimismo, Valenzuela valoró las nuevas medidas implementadas en el plan Paso a Paso, que prohíbe la venta de artículos no esenciales en los supermercados durante la cuarentena, “Esto nivela la cancha, porque el comercio menor necesita salir de esta situación extrema”, indicó.

“La Araucanía se desacelera en el último período debido a un mayor confinamiento. Variables más bien transitorias impulsaron el consumo de los hogares en el segundo semestre de 2020, el retiro del 10% junto a otras ayudas fiscales, se sumó a que comenzaron a levantarse cuarentenas totales en varias comunas activando las aperturas del sector. Por su parte, la confianza de los consumidores medida por GFK Adimark, si bien aún en terreno pesimista, se ha ido recuperando y es precisamente las ‘expectativas de consumo para el hogar’ una de las variables que más se ha acelerado. Pero sigue preocupando la situación del empleo futuro, el mercado laboral fue fuertemente golpeado el 2020 y será la capacidad de recuperar empleos formales y de calidad lo que llevará a una recuperación efectiva del consumo. A esto se suma una gran incertidumbre sobre el comportamiento futuro del virus, estamos claramente atravesando una segunda ola de contagios, donde los mayores confinamiento y restricciones tendrán sus repercusiones en la recuperación del empleo y de la actividad”, sostuvo Bernardita Silva, gerente de Estudios de la CNC.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *