Columna: El muro del mundo independiente en la nueva constitución

Por: Francisca Melin – Activista Social y Medioambiental.

A miras de una nueva carta magna, hemos visto como todo el proceso se ha transformado en una negociación de quiénes serán los candidatos que nos representarán para escribir la nueva constitución. En este mismo proceso, han dicho ahora que en los partidos políticos hay puestos para independientes, pero claramente se ha visto la poca disposición a una conversación abierta, para poder eliminar un poco la desigualdad con la que hay que enfrentarse en estos momentos al ser un candidato independiente.

Todos los que hemos participado activamente de todo este proceso en la campaña del apruebo, ya sean organizaciones sociales y movimientos en general, esperábamos una rol protagónico y activo en todo lo que viene, una participación de igual a igual o con un poco más de ventajas que desventajas, que es lo que hoy resta. No sabíamos el mecanismo de la ley electoral y también hay mucha gente que aún no está informada y no lo sabe y en pocas palabras, puedo decir que hay una desigualdad enorme.

El camino para que la gente del pueblo, movimientos sociales, independientes, etc. que quieren ser candidatos a constituyentes independientes es brutalmente difícil y muy preocupante también, ya que obviamente no queremos las mismas caras, los mismos políticos de siempre, como candidatos en enero a escribir una nueva constitución, es por eso, que debo manifestar mi preocupación y también informar a la gente que todo el proceso ya es difícil, para que nuestras voces sean escuchadas y sepan que hay muchas trabas, con solo decir que el Servel pide una cantidad «x» de firmas y así un sinfín de protocolos.

No se ha visto ningún avance a discutir para que estos no sean tan engorrosos y sea un poco más expedito, se necesita una real conversación con los partidos y no ha surgido, viendo que ya solo quedan dos meses para presentar candidatos, es decir, viendo el juego así, la cancha ya es desigual, es injusto que no sea fácil el abrir camino para nuestros independientes, que también tienen una base sobre los lineamientos programáticos para una nueva constitución, que están de lleno a políticas ambientales, igualdad de genero y plurinacionalidad.

Es decir, entonces que ¡los políticos no han escuchado nada! Lamentablemente lo que puede ocurrir, en el peor de los casos, es que el próximo 11 de abril nos encontremos con los rostros de siempre y toda la gente se sienta engañada.

Lo que quiero aclarar es que esto no es estar en contra de los partidos políticos, sino que es estar a favor de la gente y diversidad en una nueva constitución, la gente espera nuevas cartas, nuevas propuestas, nuevas reglas del juego y los mismos jugadores no las pueden establecer. Creo también, que la elite política tiene recelo de perder el poder y estos mismos se han distanciado completamente de la ciudadanía y por eso cobra tanto poder la participación ciudadana en organizaciones, juntas de vecino, sindicatos, etc. Todos ellos exigen ser parte y poder decidir sobre sus vidas, en este caso el poder debe ser entregado al pueblo a la ciudadanía ya que en este proceso están puestas todas las esperanzas de la gente que dijo «Si apruebo una nueva constitución».

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *