Columna de opinión: Repensando Chile

Por: Damaniel Cid Inzunza.

Luego de una profundización del cuestionamiento ciudadano frente a cómo se elaboran y desarrollan las políticas de nuestro país en el llamado “Estallido Social” de Octubre de 2019, sumado a ello y ratificado en las encuestas, existe la necesidad de realizar cambios profundos, pero ¿es la forma correcta repensar Chile poniendo en primera opción un cambio de Constitución?

Al parecer todo indica que la construcción social o la forma en que dicha construcción se internalizará por los próximos 30 años, se ha tomado la agenda pública, y es por ello que no es aventurado afirmar que es posible repensar un nuevo Chile desde la relación entre la ideología y utopía como pilares de un dialogo permanente. Sin embargo, nace la preocupación dado que la agenda por el cambio a la Constitución abre la puerta al populismo y a recetas más  o menos facilistas en términos de políticas públicas, no es menos cierto que los cambios sociales, económicos y/o culturales NO dependen directamente de la Constitución, sino de los cuerpos legales, es por ello que el caso de que se apruebe un cambio en la Constitución, dichos “cambios” y promesas no se verán reflejados de inmediato, sino que se estima que en 5 años y existiendo voluntad política para hacerlo, misma voluntad política que se necesita ahora para mejorar las pensiones, aumentar la seguridad, entre otros cambios en materia de legislación, proyectos que hoy llevan durmiendo años en el congreso. 

A mi juicio, enfrentamos una grave crisis institucional, un escenario que muchos expertos califican como “preocupante” y en donde avanzamos a un camino más de desencuentros que encuentros y que no se requiere reconocer. Llegó la hora de que repensemos Chile, recuperar los valores fundamentales que nos permitieron ver crecer la república, si no se hace y las respuestas más bien son promesas cortoplacistas, entonces no esperemos un buen futuro. 

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *