Mensaje del Obispo Vargas y Padre Riquelme por celebración del Día del Catequista

Por: Manuel Burgos

“En el Día del Catequista les saludo con particular afecto y gratitud, en nombre de toda nuestra Iglesia “San José “ de Temuco”, señala en su parte inicial, la intervención de Monseñor Héctor Vargas Bastidas, el pasado domingo 24 de Mayo, Día de la Ascensión del Señor, extendiéndoles un afectuoso saludo a todos los catequistas y agradeciéndoles su gran labor en la promoción de la vida cristiana.   

RECONOCIMIENTO

Añade el Pastor que “es la ocasión para reconocer el profundo significado de su entrega generosa y en ocasiones sacrificada, con la finalidad de preparar a los sacramentos, educar en la fe a sus destinatarios, anunciarles a Jesucristo, Camino, Verdad y Vida, y así entusiasmarlos para vivir en la Iglesia y en el Mundo, las consecuencias del Mandamiento del Amor. Más aún en el contexto de la pandemia, en que nos exige testimoniar la solidaridad y la esperanza cristiana en medio del dolor y angustia de la humanidad”.   

Continúa el Prelado señalando que “por eso, no hay palabras para definir lo invaluable del significado de su misión, a lo largo y ancho del vasto territorio diocesano. No hay que olvidar que no pocas comunidades cristianas y eclesiales de base, conversiones personales y familiares, vocaciones a la vida laical y consagrada, diversidad de grupos, surgieron de una sencilla pero hermosa catequesis”, precisó entre otros conceptos el religioso, publicada en la página online de la Diócesis San José de Temuco.  

PEn la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de Victoria, su párroco, presbítero, René Riquelme Fuentes, aquejado de un delicado estado de salud, debido a un lumbago, deseando los integrantes de la comunidad su pronto restablecimiento, hizo llegar el siguiente mensaje: “A través de este pequeño saludo, quiero agradecer y reconocer el trabajo fundamental que hacen los catequistas de nuestra Parroquia del Sagrado Corazón. Como saben ustedes, queridos hermanos y hermanas, hoy es la Fiesta de la Ascensión, la Iglesia les reconoce habitualmente tenemos una actividad de Formación, la Santa Misa Comunitaria; posteriormente también un momento de compartir fraterno”.  

Prosiguió indicando que lamentablemente, por las actuales circunstancias, aquello no era posible y que sin embargo, en la celebración de la Santa Misa, la ofrecía, «personalmente, por cada uno de ustedes, especialmente, por ese trabajo de Educar en la Fe, a nuestros niños, jóvenes, adultos, e incluso, a personas mayores”.   

Indicó sobre lo que sería del trabajo parroquial «sin la ayuda de nuestros catequistas cómo podrían los niños recibir al Señor Jesús, cómo podrían los padres y padrinos alegrarse en el bautizo de los niños, jóvenes y adultos. Cómo la Iglesia, no podría celebrar, ese momento alegre de la Confirmación si no fuera por el trabajo de los Catequistas. Le debemos muchos a nuestros Catequistas” expuso el Padre René en la página online de la Parroquia, siendo saludado por numerosos fieles que siguieron la transmisión.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *