Con ejercicio de simulacro Cementerio de Victoria comienza a implementar nuevo protocolo por Covid-19

Esta semana sigue avanzando el plan de contingencia impulsado por el Alcalde Javier Jaramillo Soto, al cual se le suma la realización de simulacros en el Cementerio de nuestra ciudad, a través del cual se busca capacitar al personal en torno al procedimiento que se debe tomar para realizar trabajos funerarios, tanto para personas que hayan padecido o no de Covid-19, de modo de poder entregar un mejor y sensible servicio a familias que lo requieran. 

Dada la contingencia país que estamos viviendo por la propagación del Coronavirus, es que el Cementerio de Victoria ha realizado diversos ensayos para comenzar a operar los servicios funerarios de ahora en adelante, contemplando un máximo de asistentes a la ceremonia, dependiendo de las causas de defunción del mismo. A esto, se le suma un estricto protocolo por parte de funcionarios del cementerio, el cual busca velar por el bienestar de la comuna. 

En cuanto a la forma de operar, en caso de que el difunto no sea por causa del Covid-19, se permitirá la asistencia de un máximo de 15 familiares cercanos a la ceremonia, resguardando las medidas de seguridad impuestas por el cementerio. En caso de que la muerte sí sea por Coronavirus, se mantiene el numero de asistentes, exceptuando a familiares que hayan tenido contacto con el afectado, debido a que éstas, deberían encontrarse realizando cuarentena obligatoria en sus hogares. 

En ambos casos, se prohíbe la permanencia de familiares en el recinto, permitiéndoseles la colocación de flores una vez terminado el entierro, las cuales deben ser puestas bajo normativas de seguridad, con el fin de no generar ningún tipo de aglomeración. Estas medidas, en palabras de Boris Martínez, encargado del cementerio, son para que “las familias estén más tranquilas y seguras en caso de tener que enfrentar la muerte de un ser querido. Desde el cementerio estamos preparados para atender cualquier caso que se presente, de la forma mejor y más segura posible”. 

Dentro de las peticiones que hace el establecimiento a la comunidad, es que las familias no asistan a estas ceremonias con personas que se encuentren dentro de la población de riesgo, ya que podría ser contraproducente a todas las medidas que el cementerio está tomando en pos del cuidado de la comunidad.

El Cementerio se encuentra abierto a público y atendiendo servicios funerarios de 08:30 de la mañana a 14:00 horas, manteniendo el ingreso principal en Av. Prat Nº 260 y el acceso por el lado de la Población Schneider. 

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *