Javier Jaramillo, Alcalde de Victoria: “Es el tiempo de la ciudadanía”

Frente a un momento político y social histórico, que debe avanzar hacia la transformación del actual modelo, y como representante de un gobierno comunal ciudadano, declaro lo siguiente:  

  1. Hoy nos están pidiendo calma y paciencia, que confiemos en la institucionalidad política del Estado; sin embargo y lamentablemente, a lo largo de los años, esa calma y paciencia, solo sirvió para beneficio de unos pocos, mientras que la gran mayoría ha visto como la vida es cada vez más compleja y desigual. Por tanto, hoy no podemos pedir calma y paciencia a la ciudadanía, porque ha sido precisamente ese factor, acumulado durante años, lo que ha gatillado este malestar social.
  2. La historia de nuestro país ha estado ligada a las movilizaciones sociales; es a través de la lucha social donde se han generado los cambios más profundos en nuestra sociedad chilena, apuntando a fortalecer los derechos más básicos de los habitantes de nuestro país. El llamado es a seguir alerta como comunidad, continuar movilizados, buscando ser parte de la discusión y no dejar aquello solo a merced de los partidos políticos y que la acción de delincuentes termine tergiversando el fondo de esta discusión.
  3. La dura realidad que debe afrontar la ciudadanía, como resultado de un modelo económico social desigual, ha generado las manifestaciones pacíficas que dan muestra de una fuerza ciudadana viva y activa, la cual no puede ser reprimida. Serán estas movilizaciones la que nos permitirán en un futuro, ver una transformación real y pertinente en nuestra sociedad.
  4. Asimismo, manifestar mi más profundo rechazo a toda violencia desplegada en nuestro país producto de la acción vandálica. Es condenable la destrucción de la infraestructura pública y privada, también la violencia institucional que hemos visto producto de una pésima política de seguridad civil.
  5. Los gobiernos locales representados en los municipios, que trabajan directamente con la comunidad y que son parte del último eslabón del aparato público, deben tener espacio en cualquier discusión y toma de decisión en las futuras mesas de trabajo que pretendan abordar la situación actual.
  6. Por otro lado vemos en nuestra comuna, en la provincia, en la región y el país, la profunda desigualdad y pobreza que existe en los territorios y que se ha profundizado durante décadas, quedándonos sumidos en indicadores, diagnósticos, evaluaciones, planes, pero sin medidas concretas, efectivas y pertinentes que nos permitan construir un mejor espacio común. Por lo tanto, una vez más demandamos la generación de acciones políticas que combatan con decisión y claridad la dura realidad de La Araucanía y de nuestra provincia.
  7. Creo en la importancia de las instituciones, en un Estado fuerte, protector y garante, que esté ubicado del lado de la ciudadanía. Así también espero lo mismo del poder Legislativo y Judicial. Por tanto, la actual crisis debe ser abordada como una oportunidad histórica de transformación, asumiendo que no existen las recetas mágicas desde los partidos políticos, que no es válida la figuración mediática, con frases que todos quieren escuchar. Acá se requiere el mejor esfuerzo de todos, desde la humildad y el amor para volver a tener un Estado fuerte y protector. 
  8. Hoy es una oportunidad para abrirnos a nuevos liderazgos, cuyo principal acento esté en la ciudadanía, en la inclusión política, donde tengan espacios las organizaciones, las juntas de vecinos, la juventud, la iglesia, dirigentes sociales, adultos mayores, sindicatos, y tantas otras organizaciones que solo buscan el bienestar social, para así abandonar discursos y prácticas añejas, de personas que están enquistadas en el aparataje estatal, político y social, con miradas reduccionistas e intereses particulares que han venido tomando decisiones que solo han beneficiado de forma histórica a la elite económica, política y social de nuestro país.
  9. Finalmente como Municipalidad de Victoria, seguiremos insistiendo en nuestra disposición a plantear y denunciar la dura y desigual realidad que enfrenta nuestro territorio, y desde este espacio contribuir a la transformación de nuestra realidad. Y lo haremos dialogando, aportando y trabajando en cada una de las mesas donde seamos invitados, sin mezquindades, sabiéndonos parte de un gobierno ciudadano en donde nuestra vocación es generar un aporte al bienestar social.
Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *