Escuela Las Cardas vivió una triple jornada multicultural junto a docentes maoris

“Tratamos de demostrar todo lo que fuimos, lo que somos y lo que queremos ser”. Así resume el director de la escuela Las Cardas, Juan Carlos Cortés, lo que vivió en los últimos días esta comunidad educativa rural de la comuna de Victoria.

La escuela Las Cardas fue el lugar que recibió por tres días a dos delegados maoríes: Hoera Kareama Graham y Rangimarie Mahuta. Ambos son profesores que impulsan el aprendizaje de esta etnia polinésica en su país natal, Nueva Zelanda. 

Hoera y Rangimarie llegaron hasta Chile gracias a un proyecto asociativo entre la Universidad de Waikato -en el país oceánico- y el Departamento de Educación de Victoria, el cual tiene por objetivo favorecer el reconocimiento de las diferencias, fomentando el diálogo de saberes entre diferentes culturas y observar cómo en las escuelas de la región se flexibiliza y contextualiza el curriculum y las estrategias de enseñanza y aprendizaje. 

Para lograr todo esto, en la escuela Las Cardas se levantó un programa para cada uno de los días, pensando en “mostrar nuestra realidad, con todo lo que significa, las cosas que hacemos y las que no hacemos” según cuenta su director. 

El tradicional saludo Maorí estuvo presente en las 3 jornadas.

En cada uno de los días los docentes maorí pudieron compartir con los estudiantes, profesores y asistentes de la educación de la escuela Las Cardas, aprender de la cultura mapuche, sus tradiciones, lengua y probar sus comidas típicas. A su vez, los dueños de casa también pudieron conocer parte de las tradiciones maoríes y cómo ésta mantiene similitudes con la cultura mapuche. Un enriquecimiento mutuo, que por supuesto, beneficia directamente a los docentes y, principalmente, a los jóvenes estudiantes.

“Lo cultura maorí se asemeja mucho a la cultura mapuche en sus costumbres, pero sobre todo en el sentir, en esa conexión cabeza-corazón que nosotros también buscamos rescatar. Ellos fueron muy generosos en compartir, no solo de manera vivencial, sino que han compartido su corazón con nosotros. Ha sido una experiencia muy gratificante. Nos dejan una gran tarea, ya que ellos están muy avanzados en lo que es el empoderamiento de su cultura. El idioma maorí es parte de las bases curriculares de Nueva Zelanda, ellos son la referencia que nosotros, como cultura Mapuche queremos ser en el futuro” agrega Juan Carlos Cortés.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *