Llaman a postular a subsidio del Minvu a personas en situación de discapacidad física

Hace unos meses, la simple acción de entrar o salir de su casa, era compleja para Ema. Su hijo Christopher, de ocho años, presenta dificultades motoras, además de epilepsia refractaria y síndrome de Dravet, por lo que desplazarse con normalidad y sin la asistencia de su madre, era bastante difícil. Uno de los tantos casos, que tocó el corazón del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, por lo que esta familia fue beneficiada con el Subsidio Para Personas en Situación de Discapacidad.

Este programa, nació en La Araucanía, donde más del 16 por ciento de su población, presenta alguna discapacidad, ya sea leve, moderada o severa, realidad que obligó a crear y entregar soluciones concretas.

Ema Sepúlveda, mamá de Christopher, aseguró estar contenta y dijo que “el beneficio es que Christopher va a tener su baño adecuado, que es para discapacitados. Esteban (su otro hijo), va a tener su dormitorio solo, porque él ya a es grande. Es un gran beneficio, porque el baño antes nos complicaba para duchar a Christopher, porque ni siquiera entraba la silla de ruedas, y ahora sí, ahora tiene receptáculo, tiene de todo”.

En el 2018, el Minvu cambió la vida de 122 personas, y este año, contempla casi el doble de subsidios, tal como lo destacó Pablo Artigas, Seremi de Vivienda y Urbanismo, quien agregó que “estamos entregando en este nuevo llamado 2019, más de mil millones de pesos, mil 100 millones de pesos para ser más exacto. Pretendemos llegar a más de 200 soluciones, tanto en el mejoramiento del área de circulación, como ampliaciones de vivienda, así es que estamos muy contentos, estamos muy motivados, porque familias como la de Christopher, y otras que hemos ido conociendo en este camino, nos han permitido ir mejorando, ir mutando, e ir fortaleciendo cada una de las instancias que nosotros a través del Ministerio de Vivienda, podemos ir entregando a las familias”.

Se trata de mejoras tales como rampas, accesos y salidas, vanos, ampliaciones de baño y/o de dormitorios, reparación de daños estructurales en los pisos, etc., para que así, en su propia casa, puedan circular libremente, sin barreras de construcción que se lo impidan, y que este, sea un espacio seguro, donde puedan realizar acciones cotidianas, de manera autónoma.

Este llamado, está focalizado en personas en situación de discapacidad física, que esté acreditada por COMPIN, y dentro de los requerimientos, no es necesario contar con el Registro Social de Hogares, esto, porque el solo hecho de tener a un integrante en esta condición, genera vulnerabilidad para la familia.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *