Recuperación de tierras de los pueblos originarios y el efectivo modelo Neozelandés

Por: Manuel Burgos

El actual agravamiento que se ha producido en el país con el tema de la recuperación de tierras que proclaman los Pueblos Originarios; la reacción de particulares, del gobierno, ha hecho volver -una vez más- la mirada a otro continente y de cómo se ha resuelto en otras naciones esa situación.   

Así, en el Programa Asia Pacífico de la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile, se lee sobre “El Éxito de la Ley Indígena de Nueva Zelandia”: La política hacia los pueblos originarios ha sido un tema sensible y controversial para los estados modernos. En la búsqueda de soluciones aplicables, Nueva Zelandia figura como un paradigma con su política empresarial indígena”.

“El contraste de la Ley de Nueva Zelandia hacia su población indígena, se puede apreciar directamente en Australia. Ambas naciones industrializadas, parte de la Commonwealth, y con ingresos per cápita por sobre los 35 mil dólares, han realizado grandes esfuerzos por compensar a sus pobladores originarios. Sin embargo, el éxito de Nueva Zelandia en este aspecto, es remarcable. Con una economía algo más modesta que la australiana, NZ ha alcanzado mayores logros en la reparación y distribución de beneficios hacia sus pueblos originarios”       

LENTO EN CHILE

Sobre el tema, el profesor normalista y dirigente regional de La Araucanía del Partido Comunista, Antonio Inostroza Segura, declaró sobre los alcances de la experiencia neozelandesa en esta materia:

“Claro, por supuesto, y en gran escala, y esto hace que este país (NZ) haya sido muy especial, y acá más lento, por el control que siempre ha tenido la derecha más conservadora y reaccionaria del juego político y económico en este país y que ahora ha sido reforzado con la dictadura; pero eso no quiere decir que no hay que luchar, todo lo contrario; queremos ampliar nuestras alianzas para poder hacer efectivas las demandas».

Precisó el docente que había mucha maniobra publicitaria que se difunde, de que se invertiría una cantidad determinada de millones de dólares para resolver estos problema pero, «si uno escarba un poco, lo que hay detrás de todo eso, son empresas, que van a recibir esa inversión pero no los mapuches en sus demandas; creo que si hubiese una iniciativa y dijeran las forestales: Vamos a poner a disposición el 30% de nuestra superficie para que sea devuelta a las comunidades que les corresponden ¿se imaginan una cosa así? Eso ya sería un paso y una idea que uno diría ¡Ah, se va abriendo camino! pero anda tu a esperar aquello».

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *