Más de cien niños disfrutaron de la cuarta versión de las Colonias Urbanas “Villa Feliz”

Acoge a pequeños de las parroquias del Decanato de Victoria, acompañados de una cincuentena de tíos, y que tiene contentos a sus familiares.

Por: Manuel Burgos

Semanas diferentes, recreativas, sintiéndose partícipes, fueron los días que vivieron cien niños y 58 tíos, durante la cuarta versión de las Colonias Urbanas “Villa Feliz”, que se realizaron del 7 al 11 de Enero en esta ciudad, procedentes de las parroquias de Lautaro, Curacautín, Selva Oscura, Perquenco, Ercilla, Traiguén, Lonquimay y Victoria.   

“Los chicos se sienten muy acogidos por parte de los tíos, que son los monitores -declara José Martínez Catalán, perteneciente a la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de Victoria, asesor laico y coordinador de la jornada que se desarrolla en el Colegio Instituto Victoria- y que son quienes llevan a cabo esta actividad y las familias cuentan que sus hijos se sienten queridos, acogidos en sus familias, por el buen recibimiento que les dan los chicos, y los papás, felices porque aprenden cosas nuevas; ellos llegan a sus casas, ayudan a sus papás, cosas que no hacían antes; bendicen los alimentos, a lo que tampoco estaban acostumbrados y eso es muy gratificante para nosotros”.  

Por su parte, Allan Flores, seminarista, tras advertir que en Nueva Imperial, de donde procede,  se llevan a efecto estas mismas importantes actividades para la niñez, precisa que “allá, están bastante consolidadas, al igual que acá en Victoria: se ve el trabajo de los niños, el respeto, el trabajo entre los tíos, el trabajo entre los mismos niños; hay un cariño de los tíos hacia los niños; entre los mismos niños, entre los mismos tíos; entonces, eso es muy reconfortante, muy bonito ver que cada uno pone de su parte para ayudar en este trabajo, que es muy hermoso”.

LA DIARIA JORNADA

Sebastián Álvarez, egresado del plantel institutano, analiza el quehacer diario del pequeño mundo, en estos días, que se hacen cortos y que ellos y los tíos, desearían durarán un poco más “Generalmente, la rutina es el desayuno; seguido de actividades recreativas para alentar a los niños y tengan mayor confianza en el día; sigue el almuerzo, más tarde, práctica deportiva y de otra índole, que van rotando en la semana, con recorridos a diversas instituciones de la ciudad, que facilitan su ayuda; también dinámicas, relacionadas con nuestro trabajo, concluir con la colación, y el retiro de los niños”.  

Finalmente, Martínez Catalán resume al formular una invitación, ya para el próximo año: “Con satisfacción, comprobamos que la asistencia va subiendo en todas las temporadas y ahora a empezar a preparar las colonias del año 2020, con un nuevo equipo, analizando las anteriores, corregir errores e ir mejorándolos y para eso, todos los días hacemos una evaluación de cada jornada, que debe dar cada año, una mejor Villa Feliz, como lo dice su nombre”.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *