Emocionante despedida del profesor Raúl Nelson Caravantes Manríquez

Su vida dedicada a la educación, al deporte, al hogar, a aspectos sociales donde compartió por 75 años en su querida ciudad, que paseo su nombre en el balompié nacional, integrando el elenco profesional de Iberia Bíobío, y que producto de una bronconeumonía, falleció en el Hospital de esta ciudad, el viernes 19 del presente, el profesor, Raúl Nelson Caravantes Manriquez.

Por: Manuel Burgos

El duelo afectó a su querida familia, su viuda, Adriana Neira y sus hijos, Elizabeth, José Luis, Marcos y su nieto Benjamín.

Durante la Misa de Exequias, realizada en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, a las 15 horas, del domingo 21 pasado, presidida por su párroco, Presbítero René Riquelme Fuentes, se dieron cita el concejal, Luciano Alvarado Torres; dirigentes del Centro de Exalumnos de la Escuela Normal Rural Experimental de Victoria (ENREV), donde cursó sus estudios Caravantes Manriquez, del cual egresó en 1964 cuyo estandarte lucía en el templo, encabezados por su presidente, Oscar Miquel Fellmer.

Igualmente el distintivo del Liceo Politécnico Manuel Montt, que acompañaba su directora, Ruth Torres Riquelme, junto a docentes de este plantel educacional; de la Asociación de Profesores Jubilados de Victoria, amigos y conocidos del difunto, que llegaron tanto de la ciudad, como del resto del país a exteriorizar su pesar por este deceso.

HOMILÍA

El sacerdote en el momento de la Homilía, señaló: “Estamos acompañando los restos mortales de nuestro hermano, Raúl Nelson Caravantes  Manríquez, quien a los 75 años fue llamado por el Señor a su presencia, hemos seguido orando y ayudando y lo hacemos con nuestra oración; oramos también por su esposa, sus hijos, nieto y toda su familia para que el Señor acoja nuestra oración con sinceridad”. Subrayando que la muerte era algo que tocaba mucho a todos: “Cuando la sentimos tan cerca -expuso- en la persona de un ser querido, golpea y nos estremece y pasan muchas cosas por nuestro corazón, por nuestra cabeza, y claro, uno dice, ¿por qué esta muerte? porque en realidad, muchas veces, vivimos como si no nos fuéramos a morir, como si fuéramos eternos, por eso creo que lo primero es darle Gracias a Dios por la vida de don Raúl”.

Al término de la Sagrada Eucaristía, su hija Elizabeth, participando a nombre de la familia, emocionada, indicó: “Hola a todos; espero que comprendan el dolor, a nombre de mi mamá, Adriana; mi hermano José Luis; mi hermano Marcos; mi hijo Benjamín, queremos agradecerle a cada uno de ustedes, el cariño, las palabras que nos dijeron por cómo era mi padre. ¡Mi papá tiene que tenerlo muy claro! que yo, mis hermanos, junto a todos, vamos a seguir como familia y ayudar a mi mamá. Ella tiene que tener presente que la queremos mucho. Y Mamá, vamos a estar siempre a tu lado. ¡Así es que… muchas gracias por habernos acompañado!

“EN EL CORAZÓN DE LA FRONTERA…”

Concluida la ceremonia en el templo religioso, el cortejo se dirigió al Camposanto, acompañado de numerosos asistentes, oportunidad donde expresaron su pesar el exdirector de Liceo Politécnico Manuel Montt, Luciano Alvarado; el presidente del Centro de ExAlumnos de la Escuela Normal, Oscar Miquel Fellmer; el profesor del Liceo Politécnico, Carlos Bravo; un vecino del sector donde residía Caravantes, Edgardo Gutiérrez Leal; culminando el sepelio con el Himno de la Escuela Normal, interpretado por quince exnormalistas, dirigidos Humberto Ulloa Pilgrim, compañero de curso del docente que se despedía.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *