Llanquiray Torres: “Trato de transmitir en las pinturas la alegría de vivir que siento”

Por: Francisco Meliñir 

La primavera tiene rostro de mujer. Ese es el nombre de la más reciente exposición inaugurada en el primer piso del Centro Cultural de Victoria. La muestra que reúne 26 cuadros, es obra de la artista local, Llanquiray Torres, quien lleva más de 10 años creando y dejando volar su imaginación con la técnica del óleo sobre tela.

“Partí el año 2005 y fue debido a que acompañé a mi hijo a un taller de pintura. A mi siempre me gustó pintar, así que íbamos los dos al taller y desde ahí no paré” confiesa.

El nombre de la exposición no es al azar, para nada. Además de la época del año en que estamos, los cuadros poseen características especiales, que lo hace fluir hacia el concepto final. La primavera es la estación más colorida del año, es el momento en donde todo florece, en que aquello que estuvo ausente u oculto en el invierno, sale y se deja ver, y también maravilla.

Llanquiray no lo dice, pero en la conversación para esta nota parece gritarlo con fuerza, entrelíneas, algo camuflado, pero evidente al fin y al cabo. La primavera vive en ella, corre por sus venas y eso, es algo que, tarde o temprano, se transmite al exterior, en este caso, gracias a su talento sobre la tela.

Pasando a lo implícito, Llanquiray cuenta la finalidad de sus cuadros, “trato de transmitir en las pinturas la alegría de vivir que siento. Cuando la gente ve las pinturas se siente feliz. Eso es lo que me gusta del arte. poder compartir los sentimientos”.

Respecto al estilo propio, con que cada artista frecuentemente se define intentando apartarse del resto, Torres es directa, “yo creo que todavía estoy buscando mi propio estilo. En el mundo del arte uno se relaciona con muchas personas y va rescatando la esencia de ellos, de cada curso que uno hace algo queda de las otras personas”.

SU TRABAJO CON PACIENTES

El egoísmo, sobre todo cuando de compartir conocimiento se trata, es una palabra alejada de Llanquiray. Ella ha impartido diferentes talleres, quizá el más significativo es el que realiza desde hace cuatro años en el Hospital de Victoria.

“Yo trabajo haciendo talleres que es como un arteterapia, para pacientes con problemas psiquiátricos. Es una experiencia muy enriquecedora, son personas muy interesantes. Ellos han aprendido a observar, a recibir críticas. Para ellos el autoestima es muy importante, ya que vienen muy afectados por cosas que le han pasado en su vida, y cuando uno les enseña que se pueden recibir criticas para ir creciendo, han logrado cosas muy buenas”.

 

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *