Estudios sitúan al Liceo Jorge Alessandri entre los más destacados del país en sana convivencia escolar

Al correlacionar las conclusiones de las investigaciones por separado, estas son coincidentes en situar al liceo Jorge Alessandri de Victoria como una institución educacional que presenta un clima social escolar muy destacado y una ponderación comparada que lo ubica entre los más destacados del país. 

Las investigaciones de UFRO –FONDECIT, SENDA, PAT- UCT, en el primer caso, sobre un universo de más de 2400 alumnos de colegios públicos, subvencionados y privados del país y por su parte el SENDA, en el marco de los Estudios Nacionales en Población Escolar, aplicó una muestra que abarcó un total de 102 estudiantes del liceo Alessandri.

Al correlacionar las conclusiones de las investigaciones por separado, estas son coincidentes en situar al liceo Jorge Alessandri de Victoria como una institución educacional que presenta un clima social escolar muy destacado y una ponderación comparada que lo ubica entre los más de destacados del país. Es decir, este establecimiento de educación municipal, presenta un ambiente muy favorable para un buen rendimiento escolar. Esta unidad educativa está clasificada por el MINEDUC con más de un 80 % vulnerabilidad social, lo que da cuenta que muchos jóvenes provienen de hogares con dificultades de base y carencias, lo que da mayor mérito a lo logrado.

CONVIVENCIA ESCOLAR

Clima social o convivencia escolar ha sido definido como la percepción que los miembros de un establecimiento educativo, tienen respecto del ambiente en el cual se desenvuelven, factores físicos, personales y culturales. Para evaluar el clima escolar es necesario preguntar directamente la percepción del estudiante y la relación de este con sus pares y con los profesores. Según estudios recientes, una sana convivencia escolar se relaciona directamente con un mayor rendimiento académico. Lo anterior sitúa a este indicador como el detonante más importante en el nuevo paradigma de la educación, centrada en el desarrollo de habilidades y destrezas, dejando obsoleto el enfoque del siglo pasado, asociado solo al rendimiento escolar expresado en acumulación de conocimiento y buenas calificaciones.

 ESTUDIOS

Las dimensiones e indicadores que fueron abordadas por las investigaciones se relacionan con: actitudes hacia la autoridad institucional, Activos del barrio (redes de apoyo), apego y sentido de pertenencia; convivencia escolar, reflexión y debate; factores y conductas de riesgo; involucramiento de padres y apoderados. Se ponderaron un conjunto de indicadores claves como: vinculación estudiantes y docentes, vinculación estudiantes y equipo directivo, violencia escolar, ausentismo escolar, participación de los apoderados en responsabilidades académicas, entre otros.

El resultado de las mediciones aplicadas por los investigadores de manera independientes una de otra, al correlacionarlas y compararlas,  no solo arrojo resultados muy alentadores para el establecimiento, sino que son absolutamente coherentes, coincidentes y concordantes. Una de las conclusiones más importante es que el liceo Jorge Alessandri ha logrado construir un clima propicio para los aprendizajes, la generación de habilidades y destrezas.

PROGRAMA PAT -UCT

Como evidencia material de los logros alcanzados en convivencia escolar y su impacto en el rendimiento académico, están los resultados evidenciados por  los alumnos del liceo  que  participan en el programa PAT ( programa de acompañamiento temprano) a cargo de UCT y que busca fortalecer en el estudiante las competencias necesarias para desempeñarse adecuadamente en su futura vida universitaria, el último informe entregado por la casa de estudios, da cuenta de alentadores rendimientos alcanzados y que dan una favorable proyección de los estudiantes del liceo Alessandri con miras a la educación superior.

Cabe recordar que el establecimiento está catalogado por el MINEDUC como vulnerable superando el 80% en dicha clasificación social, lo que da cuenta que muchos alumnos provienen de hogares con dificultades de base y carencias en el plano psicosocial, de ahí el mérito de lo alcanzado.

En la visión de Pablo Andrés Córdoba, Presidente del Centro de Alumnos, “la convivencia escolar ha mejorado por el trato de mutuo respeto que existe entre estudiantes, profesores, paradocentes y directivos. Dentro de nuestro establecimiento se destaca el afecto y la confianza, los cuales son traducidos en la cercanía que se genera al momento de plantear problemas cotidianos, personales y académicos, por lo cual puedo dar fe de que cada alumno por lo general cuenta con una persona en especial en la cual puede confiar” sostuvo el dirigente estudiantil

Para el psicólogo Gerald Tapia encargado de convivencia escolar “esto es producto de un cambio de paradigma, donde se pone como piedra angular el buen trato, ya que creemos que si un estudiante se siente bien en su establecimiento, si se le trata bien, responde de igual manera con su entorno. A modo de ejemplo, en lo que lleva corrido este año, solo hemos registrado un caso leve de altercado de dos alumnos” indicó el especialista

Por su parte, el Rector Pedro Jara señala que “la de nuestro enfoque es que antes de estudiantes, lo primero, es que formamos personas en el respeto del otro, entendido como un legítimo otro, considerando sus ritmos de aprendizaje y así poder implementar un proceso significativo donde el alumno construye su propio conocimiento, haciéndolo participe de clases motivadoras y cercanas a su vida cotidiana. Hemos asumido el desafío de innovar, los resultados están a la vista y eso nos tiene contentos porque de esto se trata la educación del siglo XXI” apuntó el directivo.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *