Comunidad victoriense tributó cálido homenaje a Virgen de La Merced en su día

Solemne actividad tuvo lugar en el Colegio Instituto Victoria; en posterior procesión, desde René Schneider al Templo Parroquial, donde concluyó con la Sagrada Eucaristía.

Por: Manuel Burgos

Con una protocolar ceremonia en el Colegio Instituto Victoria, seguido de la procesión por la calles de la ciudad, portando su Imagen, para concluir en la Solemne Eucaristía en el Templo Parroquial, se celebró aquí el Día de la Bienaventurada Virgen María de La Merced, el lunes 24 pasado, en el marco de la conmemoración de los 800 años de existencia de la Orden Religiosa, Redentora de Cautivos.

El Superior de la Congregación en esta ciudad, Cura Párroco y Rector de la unidad educativa mercedaria, Fray Pedro Juan Díaz Rodríguez, acompañado del Vicario Parroquial, Fray Oscar Genaro Camilla Guerra, que cumplía, en la fecha, 58 años de su ordenación sacerdotal, encabezó las celebraciones, que fueron seguidas en gran número de asistentes por la comunidad.

“Tenemos que recordar que la Orden Mercedaria –observó el sacerdote- fue fundada en el año 1218 por San Pedro Nolasco, por inspiración de María la Virgen, la Madre de Jesús, que le pide que se dedique a la Redención de Cautivos; era la época que estaba la persecución musulmana en Europa, y muchos cristianos eran tomados cautivos para que renunciaran de su fe. Entonces, San Pedro Nolasco, en esta inspiración de María, comienza a realizar esta obra redentora, donde surge la Orden de La Merced y que este año de 2018, estamos cumpliendo 800 Años”.

En ese contexto, el Padre Pedro dijo que la Celebración del reciente lunes, era la fiesta de “nuestra Madre de La Merced, Patrona de la ciudad de Barcelona, España, de todo el Estado Catalán, que es la cuna nuestra; allí, hay una gran fiesta, con carnaval, aparte de las festividades religiosas, y durante toda esta semana, durante la Novena de la Virgen, hay actividades, tanto religiosas como culturales, también”.

El rector del Instituto, junto a la directora del colegio, Anahy Huenchullán Piutrín, plantel que este año cumplió 86 años de existencia, refirió que la comunidad institutana, sus alumnos, personal docente, administrativo y asistentes de la Educación, asimismo, homenajearon a la Madre Señor, bajo esta advocación.

ENTREGAN DISTINCIONES

“Pero también se han entregado algunas distinciones  -prosiguió- que la Orden de La Merced, en el mundo, entrega a ciertas personas destacadas por su entrega y servicio a esta Obra Mercedaria, diez de ellas, que suministró personalmente el Padre Maestro General Mercedario y en este día de la Virgen de Merced, a trece funcionarios, más don Manuel Burgos, como exalumno de nuestro colegio; igualmente, se otorgaron, piochas, con el escudo mercedario por los 800 años, a todo el personal del colegio, a grupos destacados, como Centro de Alumnos, como los jóvenes que participan de Pastoral y Fuerza Mercedaria, que es  el grupo de música cristiana.”

Más tarde, ya en la parte final de las actividades, a las 18 horas, se inició una procesión desde la Capilla El Carmen, en la población René Schneider, encabezada por la Banda del Colegio, para concluir en la Parroquia de Nuestra Señora de La Merced.

El Santo Oficio lo presidió el Cura Párroco, junto al padre Camilla; a los diáconos, Roberto Poveda Espinoza y José Poveda Espinoza, interviniendo en la animación, Luis Alberto Sanhueza Pirce, quien leyó al comenzar la Eucaristía: “Esta fiesta, no es sólo un recuerdo histórico, sino que es actual también para nosotros, hombres y mujeres del Siglo Veintiuno. Porque la Virgen de La Merced, tiene también hoy en día, la tarea de liberarnos de la esclavitud, sea ésta exterior o interior, porque sigue habiendo mucha esclavitud y falta de libertad, en sus múltiples formas. De allí, que el anhelo de libertad es muy fuerte en nuestro tiempo, en todos los hombres y pueblos. La libertad, es el valor más grande para el hombre moderno” .

INICIAN VIDA CRISTIANA

En la solemnidad de la Santa Misa, se bautizaron a alumnos del plantel católico, se renovaron los votos religiosos; la Fraternidad de Laicos Mercedarios, sus promesas; en el momento de las Ofrendas se presentaron los dones; una Biblia, Luz y Agua, signos del Bautismo; el Escapulario de Nuestra Señora de La Merced; las cadenas, símbolo del cautiverio, que sufrieron esclavos cristianos; el Pan y el Vino, “alimentos que se convertirán en alimentos de Vida Eterna y de la entrega suprema de Cristo en la Cruz”, entregándose un presente al padre Camilla Guerra por su aniversario religioso y concluyendo la actividad con un Compartir en el Casino del plantel educacional.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *