A tener en cuenta para este 18: “Lindorfo” advierte riesgos para las mascotas con comidas dieciocheras

El veterinario Sebastián Jiménez afirmó que los embutidos y el pino de las empanadas, por ejemplo, pueden llegar a producir anemia y pancreatitis en algunos casos, por lo cual, hizo un llamado a no cambiar la dieta habitual de las mascotas.

En fiestas patrias se deben tomar precauciones especiales con las mascotas, sobre todo con perros y gatos, ya que darles deliberadamente comida típica de esta fecha puede ser perjudicial para la salud de los animales, provocándoles incluso graves enfermedades.

El veterinario Sebastián “Lindorfo” Jiménez aclaró que “las comidas dieciocheras más peligrosas para el consumo de las mascotas son aquellas que están aliñadas y que tengan alto porcentaje de grasa, es decir, todos los embutidos y en especial las longanizas”.

“Tienen mucho aliño, mucha sal, mucha grasa y colorantes. Por ejemplo, si un gato se come una longaniza completa le puede dar una pancreatitis, y por lo tanto no hay que darle por ningún motivo embutidos a los perros ni a los gatos en fiestas patrias”, explicó el también rostro de TV.

Según Jiménez, otro alimento clásico de las fiestas patrias del que hay que tener cuidado es el pino de las empanadas. El fundador de la Clínica Veterinaria Popular dijo que “la cebolla en exceso es perjudicial para la salud de las mascotas. Si consumen gran parte del pino de una olla que se está cocinando para hacer empanadas puede llegar a darles una anemia por cuerpos de Heinz, que es una destrucción de los glóbulos rojos por una sustancia que produce el metabolismo de los carnívoros debido a la cebolla. Esto es peligrosísimo tanto para los perros como para los gatos”.

“Lindorfo” señaló que “las mascotas debiesen alimentarse de la misma forma durante todo el año y no variar en caso de festividades, ya que están acostumbrados a comer pellets y cualquier otro alimento les puede generar un desorden gastrointestinal importante”.

Respecto a la cantidad idónea para perros y gatos, el médico veterinario detalló que “siempre si se les sube la ingesta natural de comida van a subir de peso. En cada uno de los alimentos para mascotas que vienen envasados en bolsas, el fabricante te da una recomendación de alimentación diaria según el peso del animal. Por tanto eso es lo que tenemos que darle”.

¿SE PUEDE ATORAR MI PERRO CON LA CARNE?

Otra aclaración que realizó Sebastián “Lindorfo” Jiménez está relacionada con el tamaño de los pedazos de carne que los canes son capaces de digerir. “En los perros es muy raro que se atraganten con un trozo de carne, porque cuando es muy grande el pedazo ellos lo mascan, lo trozan y luego se lo tragan. Incluso, aunque quede un poco grande se lo tragan de una vez y es muy extraño que lleguen a atragantarse. Además que los jugos digestivos de los carnívoros están hechos para eso, entonces las carnes las degradan y las digieren rápido”, comentó.

El especialista de la Clínica Veterinaria Popular de San Bernardo subrayó que “los perros son de muy pocos mordiscos por bocado, a diferencia de los gatos que mascan mucho más. A un perro tú le das un pedazo de carne y dependiendo del tamaño es probable que incluso hasta no lo masque, y cuando la carne está muy dura, dan máximo entre cuatro y seis mascadas por bocado”.

De todas formas, el veterinario reiteró que “es mejor igualmente no darle carne a las mascotas y que mantengan su alimentación habitual, basada en pellets y con las cantidades indicadas según lo que se detalla en la bolsa que recomienda el fabricante”.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *