Estudiantes del Instituto Victoria lideran en estudio de materias genéticas en el sur del país

En dos  días de intensas jornadas, junto a docentes universitarios, debatieron sobre el “Chanchito de Tierra”, calificado como un buen aporte de comparación, y especie muy antigua.

Por: Manuel Burgos

Monitores especialistas en el tema de “Chile Secuencia Chile 1000 Genomas”, trabajaron durante dos días en el Colegio Instituto Victoria con estudiantes interesados en la trascendente materia, y el profesor guía, consolidándose como el único plantel, entre Concepción y Aysén, involucrado en el programa.

ANTIGUA ESPECIE

Se trata de los docentes Daniela Orellana, de la Universidad Andrés Bello y Alejandro Fonseca, en la Universidad Católica quienes, acompañados del maestro  del plantel mercedario, Erik Duath, trabajaron por 48 horas en el laboratorio de la unidad educativa y esta vez, haciéndolo con el “Chanchito de Tierra”, crustáceo terrestre “que dentro de las mil especies -acota Duath- no humanas que se van a secuenciar, quizás el Chanchito de Tierra, podría ser un buen aporte de comparación, genéticamente, por el hecho de que, de estos bichos de humedad, se han encontrado especies muy antiguas, por lo tanto, la lectura de la vena del Chanchito de Tierra, que preparan los chiquillos ahora, puede ser una instancia de comparación con otras especies, quizás que sean un poco más nuevas, con algunas especies endémicas, por ejemplo, araucarias, con algo propio de nuestra región, y así poder contribuir en este gran proyecto, que es Mil Génomas”.

INICIATIVA PIONERA

Daniela Orellana precisa que se hallan muy contentos de estar en el Colegio Instituto Victoria, “en esta iniciativa, que gracias al profesor Erik es posible, y por la motivación de los chicos que están participando en este Taller; es súper interesante ver la motivación que ha generado este proyecto, ellos se han motivado en participar, y que son parte de una iniciativa pionera en nuestro país”.

Acerca de la experiencia de los estudiante con el chanchito de tierra, acota que “los chicos, en una etapa inicial, con el profesor Erik, recolectaron los chanchitos en terreno e hicieron sus mediciones fisiológicas, las caracterizaron, se les extrajo su material genético y ahora los chicos están en la fase más allá, técnica del proceso, que consiste en la secuenciación de su genoma, en una iniciativa pionera que es un secuenciador portátil; así que es súper llamativo que los chicos puedan tener esta oportunidad de participar en el proyecto”.

Detalla que en los próximos pasos, los colegiales prepararán la librería que se va a cargar para el secuenciador, que funciona por 24 horas, comprobando a su término, los primeros resultados, las  aproximaciones iniciales del proceso.

PRIVILEGIO INSTITUTANO

Trasciende en la actividad que desarrollan los estudiantes institutanos, que su colegio es el único, entre Aysén y Concepción que están insertos en este proyecto organizado por cinco centros de excelencia chilenos: de Regulación del Genoma, de Gerociencia, Salud y Metabolismo, de Modelamiento Matemático, Avanzado de Enfermedades Crónicas y el Instituto Milenio de Biología Integrativa, incorporados en las Universidades de Chile y Pontificia Universidad Católica, en colaboración con las casas de estudios superiores, Andrés Bello y Mayor.

Además, se indica que la iniciativa cuenta en lo internacional, con el apoyo del Centro Nacional para la Investigación Científica del Instituto Nacional para la Investigación en Salud y Medicina, ambos de Francia; Tara Oceans (Expedición de Investigación a través del hielo del Ártico); UC Davis de la Universidad de California y Oxford Nanopore Technologies.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *