Columna de opinión: El riesgo en las compras por internet

La masificación de internet y la popularidad de las redes sociales, ha traído muchas consecuencias positivas, entre ellas el acceso a la información y la comunicación fluida; y sostenida de todas aquellas personas que tengan a su alcance un computador o bien un teléfono celular de gama media u alta con conexión a internet.

Por: Subcomisario Miguel URRUTIA C. PDI VICTORIA

No obstante a este gran progreso en las tecnologías de la información y en la comunicación en general, aspecto ampliamente utilizado en el contexto de la difusión del marketing comercial y los negocios en general, también ha traído consigo consecuencias negativas tales como la posibilidad de que personas inescrupulosas puedan realizar estafas utilizando para ello diversas técnicas de engaño que la gran mayoría de las personas desconoce, conduciéndolos a cometer un error a la hora de negociar algún producto o servicio, trayendo consigo a la postre un perjuicio económico.

Es común hoy en día el comercializar productos a través de páginas o sitios de internet tales como DE REMATE, YAPO, MERCADO LIBRE, CHILE AUTOS entre otros. También existen las páginas de compraventa de productos o servicios creadas en la red social Facebook, (COMPRA, VENTA, TRUEQUE, CAMBIO etc.) mediante las cuales múltiples usuarios adquieren o venden productos, contactándose para ello con otros perfiles virtuales, no siendo muchas veces posible a la hora de negociar, el evaluar adecuadamente la autenticidad de aquella información suministrada en cada perfil, y por ende que en definitiva el acuerdo comercial sea real.

Es precisamente esta tipología de estafas la que desde un tiempo a esta parte, está siendo cometida por distintas personas con el afán de apropiarse del dinero o bien de los productos de las víctimas a través del engaño en la compraventa de artículos. En este sentido y como ejemplo de lo anterior, existe el caso de las personas que para cometer estos ilícitos, primeramente realizan la publicación de diversos productos electrónicos o tecnológicos en las páginas o sitios de compra venta de artículos, o bien en páginas afines creados en la red social Facebook, los cuales son exhibidos a un precio considerablemente más bajo del de mercado, situación que de inmediato capta la atención de los eventuales compradores, a quienes se les solicita para concretar el negocio, la transferencia electrónica o depósito bancario en una cuenta rut, de la mitad o en algunas oportunidades la totalidad del precio del producto, etapa previa en la cual las partes mantienen una comunicación vía telefónica, mail o mediante alguna de las redes sociales (Whatsapp, Facebook) totalmente fluida, donde además el hechor genera lazos de confianza con su víctima, acordando el envío del producto durante los días posteriores al depósito de dinero. Una vez cumplida la fecha de la supuesta llegada del producto, el afectado finalmente no lo recibe, intentando generar nuevamente el contacto con el vendedor quien se encuentra inubicable, no respondiendo a los llamados o mensajes que le realiza la persona estafada, borrando o bajando inclusive la publicación del producto, concretándose de esta manera el delito de estafa, es decir primeramente el engaño, el cual conduce consecutivamente al error por parte del comprador, es decir la falsa percepción del interesado de que el negocio es real y serio, consecuente con lo anterior se produce el perjuicio patrimonial, el cual se traduce en la perdida del dinero depositado o transferido, y finalmente la relación de causalidad, lo cual quiere decir que estos tres aspectos se encuentren totalmente relacionados o vinculados entre sí, o bien que uno de ellos genere las demás condiciones de manera sucesiva.

Otro de los aspectos que resulta importante de indicar respecto a este modus operandis de estafa, es que el autor del delito, normalmente utiliza un nombre distinto al propio, o bien usurpa la identidad de un tercero generalmente inocente, (lo cual pudiere corresponder a un segundo delito, distinto al analizado en esta oportunidad), todo lo cual se ejecuta para evitar ser objeto del accionar de la justicia en su contra.

También se han registrado casos en los cuales para concretar una estafa, se producen transacciones cruzadas, es decir una víctima tras enviar el producto a una dirección determinada, efectivamente recibe el pago de dinero, sin embargo este es proveniente de un tercero, quien también resulta ser estafado, puesto que el supuesto cliente pudiere enviar a otro comprador, las mismas fotos del producto de la primera víctima, para así aprovechar de revender el producto a un tercero, registrándose en este modus operandis dos victimas, pudiendo incluso haber más de dos personas afectadas.

RECOMENDACIONES PARA EVITAR SER ESTAFADO EN LAS COMPRAS MEDIANTE INTERNET:

  • Antes de adquirir o vender artículos por Internet, consulte al vendedor en buscadores y redes sociales a fin de conocer si antes ha vendido algo y los posibles reclamos que pudiese haber en su contra, es decir revisar su historial como usuario.
  • Calificación de usuarios en el sistema. Generalmente las páginas que ofrecen estos servicios de compra y venta de artículos dan a conocer una calificación de sus usuarios, la cual permite estimar la legitimidad con la que actúa.
  • Denuncie cuando no reciba un artículo en la fecha estipulada. Asimismo se han registrado casos en que un mismo artículo puede ser comprado por un número indeterminado de personas a la vez.
  • Desconfíe de los productos que son ofertados a un precio menor al de mercado, o al que es comercializado normalmente en las páginas o grupos de venta de Facebook.
  • No compre por medio de internet productos que sean demasiado caros, y que conlleve a entregar vía transferencia o depósito bancario, cantidades altas de dinero y datos personales, cuyos antecedentes pueden ser usados para la comisión de otros delitos, los cuales incluso pueden cometerse de manera simultanea.
  • Prefiera la compra de productos en comercios establecidos y que a la vez entreguen una garantía asociada. En caso de comprar a particulares, si bien es necesario tener claridad que esto presenta un claro riesgo, que esta acción se realice de manera personal, en este sentido se recomienda el efectuar la compra en lugares de gran afluencia de público, es decir plazas, malls entre otros, y en compañía de más personas, revisando adecuadamente el producto al momento de la compra.
Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *