Serie recomendada: La maravillosa Sra. Maisel o cómo romper esquemas a través de la comedia

Con varias nominaciones y premios bajo el brazo, la serie de Amazon Prime es merecedora de todo reconocimiento tanto de los críticos como del público.

Por: Rocío Toledo

En los años 50 el futuro de algunas mujeres era, en pocas palabras; ser madre, esposa y dueña de casa. Para muchas no había otra opción y la acogían pues en ese tiempo, era lo normal dentro de una sociedad meramente dominada por los hombres. Y ni hablar del escenario humorístico de la época donde el solo hecho de pensar en una mujer comediante era descabellado.

Bajo este contexto es que se sitúa La maravillosa Sra. Maisel, serie de televisión que desde su estreno en 2017 ha marcado un precedente al presentar una protagonista que se atreve a ir más allá de lo que se le había impuesto, y conseguir hacerse un nombre en el mundo de la comedia en Estados Unidos.

La creadora del programa es nada más ni menos que Amy Sherman-Palladino. Para algunos, un nombre desconocido sin que vaya de la mano de Gilmore Girls, exitosa serie cuya trama principal era abordar los conflictos madre-hija de una manera tan honesta que la relación ficticia parecía sacada de la vida real. No por nada Netflix decidió apoyar, hace dos años, un revival de la historia.

Similar a Gilmore Girls, en esta serie los ojos se posan sobre la vida de ‘Midge’ Maisel (interpretada por la actriz Rachel Brosnahan), joven esposa y madre de dos niños que, como muchas, es la sombra de su marido. Dedicada a su hogar, cuidar a sus retoños y lucir perfecta las 24 horas del día es sin lugar a dudas una tarea agotadora y demandante. Además de esto, debe lidiar con sus pintorescos padres que, como buenos judíos estadounidenses, tienen sus propias costumbres. No obstante, la protagonista tiene también un secreto pasatiempo: ayudar a su esposo, Joel, con su carrera en la comedia stand up. Midge lo acompaña fielmente a sus presentaciones, anotando cuántas risas consiguió así como también nuevos chistes que podría contar en otras oportunidades. Es su guionista, manager y, básicamente, el cerebro detrás del humor.

Rachel Brosnahan en el papel de Miriam “Midge” Maisel.

STAND UP COMEDY COMO VÍA DE ESCAPE

Sin embargo, su aparente envidiable vida se verá truncada por un hecho puntual que le abre los ojos. Es en este momento que, influenciada por el alcohol, se aventura a poner los pies sobre el escenario por primera vez y dirigirse a los asistentes. Presentación que no solo causa risas y aplausos entre el público, sino que también se convierte en esa vía de escape que sin saberlo, tanto necesitaba.

A través de cualquier expresión artística se pueden decir tantas cosas y esta no es la excepción; la protagonista se conecta con ella misma exponiendo frente a las personas una serie de situaciones normalizadas en ese tiempo pero que, en el fondo, no parecen ser tan correctas. ¿Por qué ella tiene que aguantar que se le pase a llevar solo por ser mujer? ¿Por qué no puede hablar de sexo en público? ¿Ser madre es la razón de ser de una mujer pero que pasa cuando aún así te sientes vacía? Nuevamente Amy Sherman-Palladino construye fuertes personajes femeninos, independientes, inteligentes, queribles (y creíbles) y llenos de humor que no temen alzar la voz y decir lo que piensan.

Próxima a estrenar su segunda temporada -de hecho hace poco liberó un teaser-, este año ganó dos Globos de Oro a Mejor serie de comedia y Rachel Brosnahan como mejor protagonista en dicha categoría. Por otro lado, fueron nominados nueve veces en la próxima versión de los Emmy (a realizarse en septiembre), reconocimientos que más de seguro se adjudicarán.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *