Reservistas del Regimiento Victoria compartieron con adultos mayores del Hogar de Ancianos

La actividad se realizó el sábado 28 pasado, con motivo del Centésimo Trigésimo Octavo Aniversario de la Unidad de Ejército.

Por: Manuel Burgos

“Entregar todo el cariño y el amor que tenemos para la gente adulta”, destacó Clodomiro Manríquez Cerda, subteniente del Centro de Reserva del Regimiento Logístico N°3 “Victoria”, en la visita realizada al Hogar de Ancianos de la ciudad, con motivo de actividades realizadas en la comuna, por la celebración del 138° Aniversario de la unidad regimentaria.

“Hemos venido a este Hogar –anadió- porque tenemos la necesidad de poder entregar todo el cariño, todo el amor que tenemos para la gente adulta, por lo tanto, lo hacemos con todo agrado, lo hemos hecho en forma voluntaria, donde han llegado 21 voluntarios, que trabajan aquí,  en la cocina, otros cantando; por lo mismo, mi garganta ya no está quedando muy buena, pero la idea era entretenerlos por el aniversario de nuestro Regimiento y esto es parte del programa preparado en esta fecha”.

Mientras se producían estas declaraciones, las y los integrantes del Centro de Reservistas, atendían solícitamente a los adultos mayores, con un abundante desayuno, un show de sus propios integrantes que, con sus intervenciones y atenciones, por instantes les hacían perder miradas, carentes de concentración ¿de diálogos imaginarios?, rotos ahora por el grato momento que se les procuraba; que a los mismos asilados les permitió cantar recibiendo premios por hacerlo; bailar con las reservistas presentes, constituyendo una motivación especial para ellos.

Aportaba lo suyo, el Cabo Primero del Regimiento, Miguel Sandoval Artigas, señalando que como decía su antecesor “ésta es la necesidad de apoyar a la comunidad; nuestra misión como Ejército, es apoyar a la comunidad de Victoria, apoyar a la nación, y lo podemos hacer con el Centro de Reservistas, que es gente de civil, que viste uniforme los fines de semana y es apoyo a la comunidad, que es nuestra gran misión que tenemos como institución y como Ejército de Chile”.

Coinciden los entrevistados en que es “impagable” la risa, la entretención, los gratos momentos de esparcimiento observados de los residentes, y  que es lo que les retribuye, compartir experiencias, afirma Sandoval “nos reconforta, compartir experiencias con un abuelito cuando contaba que era de Selva Oscura y que hizo el Servicio Militar en el año 1974 acá, cuando recién llegó el Regimiento “Valdivia”, cuando el local era el Batallón de Transportes y él nos contaba su experiencia, que había sido muy bonita, durante un año y nueve meses, nos compartió esa experiencia y que nos llena de satisfacción como integrantes del Ejército de Chile”, concluye.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *