Chilenos crean material que puede erradicar el uso del plástico para producir bolsas

La empresa Solubag ha desarrollo un innovador producto amigable con el medioambiente, ya que se disuelve con agua, y cumple estándares de nivel mundial.

En un escenario en donde la contaminación ambiental generada por las bolsas de plástico se ha vuelto un problema mundial y más de una veintena de países han prohibido o sumado impuestos a su uso, la firma Solubag ha innovado para enfrentar este problema de manera sustentable, creando un material similar al plástico, amigable con el medio ambiente y soluble en el agua.

“Tras estudiar la industria, y considerando que al año se usan alrededor de un trillón de bolsas plásticas a nivel global, nos dimos cuenta que no se había desarrollado en el plano masivo la idea de hacer un producto cotidiano en base a insumos que no fueran nocivos para nuestro entorno”, explicó Roberto Astete, gerente general de la empresa, en una conferencia organizada por Imagen Chile.

Fue así como viajó a Guangzhou, China, para trabajar con nuevas tecnologías, generar alianzas comerciales y pedir la asesoría de expertos en ingeniería química. Luego de meses de trabajo, dio con una solución que utilizando carburo de calcio produce PVA (alcohol polivinílico), el cual, al incorporar otros componentes, fabrican un nuevo material que emula las condiciones del plástico y con el valor agregado de disolverse al contacto con el agua en sólo minutos, sin contaminarla.

“La gran diferencia de este producto es que, al ser desarrollado con estos materiales, no contienen ningún derivado del petróleo, lo cual se ajusta perfecto al proyecto de ley que se está llevando a cabo en Chile para prohibirlas en el comercio, cumpliendo estándares mundiales”, afirmó Cristian Olivares, gerente comercial de Solubag.

“El precio inicial de este nuevo material fue elevado, sin embargo, a través de mejoras continuas de procesos, y certificando proveedores, se ha logrado reducir cinco veces este valor, y a medida que integremos el volumen de demanda del mercado, el precio llegaría en un futuro próximo, a valores similares al precio actual del polietileno”, nos comentó Roberto Astete.

Gracias a este invento, resultaron ganadores del premio SingularityU Chile Summit 2018, como un emprendimiento catalizador de cambio, accediendo a una pasantía de 10 semanas en Silicon Valley, donde planean desarrollar el negocio para el mercado estadounidense y de forma global.

Bárbara Silva, CEO de BeSTinnovation y Directora de Singularity Chile, afirmó que “Solubag resuelve un problema local con impacto global. Chile tiene emprendedores de clase mundial y mi rol ha sido identificar ese potencial abriendo oportunidades de vinculación, crecimiento y desarrollo en ecosistemas avanzados de innovación como Silicon Valley”.

La empresa ya cuenta con patentes internacionales en trámite, certificaciones y test, tanto locales como extranjeras, incluyendo el test de contacto con alimentos FDA (Food and Drug Administration), lo que le permitirá expandirse más allá de las fronteras chilenas y los países en donde ya se encuentran establecidos, como China, Colombia, Ecuador, Panamá y República Checa.

Jorge Cortés, gerente de Marketing Digital de Imagen de Chile, resaltó que “nuestra nación se está posicionando globalmente gracias a este tipo de descubrimientos que son un real aporte al medioambiente. De este modo, nos proyectamos como un polo de innovación científica y tecnológica, donde profesionales altamente calificados protagonizan la búsqueda de soluciones a desafíos globales. Esto, sin duda, impacta favorablemente nuestra imagen país”.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *