Pensando en un futuro mejor: Colegios y jardínes de Victoria trabajan en el cuidado del medio ambiente

Desde octubre del año pasado, y luego de la firma de un convenio entre la Municipalidad de Victoria y trece colegios de nuestra comuna, es que se ha trabajado desde la Unidad de Desarrollo Económico Local (Udel) y la Unidad de Medio Ambiente, con estos establecimientos, con la única idea de que los pequeños estudiantes aprendan a reutilizar la basura orgánica y con ello, ayudar al cuidado del medio ambiente.

“Este convenio se firmó a partir de la solicitud de los colegios -los cuales están dentro del sistema de certificación SNCAE que entrega la Seremi de Medio Ambiente-, de entregar información en temáticas ambientales. Los establecimientos ya estaban participando con nosotros, sin embargo, este convenio involucra dos nuevas fases” cuenta Carlos Suazo, encargado de la Unidad de Medio Ambiente del municipio.

Los colegios involucrados en el trabajo con el cuidado del medio ambiente son; Ignacio Carrera Pinto, Marcela Paz, Las Cardas, San Pedro, Toquihue, San Luis, Quino, Púa y los Jardínes; Piececitos de niños, Javiera Carrera, Carita de Ángel, Marta Brunett y Caracolito, todos quienes han estado trabajando en estas dos nuevas fases. La primera consistía en implementar un invernadero dentro de cada establecimiento, para así cultivar y cosechar verduras. La segunda fase en tanto, está relacionada a la formación de los estudiantes en este ámbito, con entrega de información de por qué es importante contar con invernaderos y cuáles son las finalidades de estos.

“Nosotros, como Unidad de Medio ambiente nos comprometimos a entregar capacitaciones en estos colegios. Ideamos un plan de trabajo y junto a la ONG Maitenco Sur implementamos el saber de la permocultura, a través de la creación de vermicomposteras” agrega Suazo.

El vermicompostaje es la transformación de la materia orgánica en humus, por la acción de la lombriz Eisenia foetida o lombriz californiana. Esta lombriz trabaja día y noche durante toda su vida, sin contraer ni transmitir ninguna enfermedad, y se alimenta de restos orgánicos en descomposición.

Los estudiantes luego de crear las vermicomposteras.
Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *