Periodista victoriense viajó a Wimbledon y por primera vez vio en vivo a Roger Federer

El Campeonato de Tenis de Wimbledon es el más antiguo del mundo en este deporte y considerado como el más prestigioso de todos. Es el tercero de los Grand Slam que se disputan en el año, precedido por los Abierto de Australia y Roland Garros, antecediendo al US Open.

Por: Carlos Eriz

Se juega sobre superficie de césped desde su creación, en el All England Lawn Tennis Club, ubicado en Worple Roas, suburbio de Wimbledon y es realizado durante dos semanas o más -dependiendo del clima- entre finales de junio y principios de julio, en 19 canchas, la principal con capacidad para 15.000 personas.

Los clasificados compiten en categorías individuales (128 hombres y 128 mujeres), en dobles tanto masculinos como femeninos y dobles mixtos; además posee competiciones en categorías junior y otros eventos adicionales, donde todos deben vestir de riguroso blanco. De ahí deriva la denominación tenística, “el deporte blanco”.

Para cualquier aficionado al tenis es un sueño estar ahí, y lo cumplió Francisco Meliñir López, periodista de 24 años nacido en la localidad de Selva Oscura, comuna de Victoria y radicado posteriormente en Lautaro, donde cursó enseñanza media. Hizo sus estudios superiores en la UFRO de Temuco, ejerciendo su profesión actualmente como director del Diario Virtual Somos9 de Victoria.

Recién llegado de vuelta, el Matinal de Radio Los Colonos le consultó sobre esta hermosa experiencia:

“Desde el año 2004 sigo la carrera de Roger Federer, cuando tenía 12 años. Desde ahí siempre lo seguí, veía cada partido que podía, incluso a veces faltaba a clases en el liceo y un poco menos en la U. En enero, cuando se juega el torneo de Australia, me levanto en la noche para verlo jugar. Un nivel de fanatismo medio raro para algunos, pero normal para mi. Radica también en que hubo un tiempo en que jugué tenis de forma amateur, por lo que ver los partidos de Federer tenía también su lado de enseñanza por decirlo de alguna forma”, confidencia.

Francisco en el Court Central de Wimbledon.

SIN DUDARLO
Agrega Francisco sobre su viaje que “este se generó precisamente para cumplir el sueño de ver jugar en vivo a Federer, y quizá, por su edad sea o fue una de las últimas posibilidades. Me hubiese encantado ir en años anteriores pero estudiaba y la situación económica no me acompañaba. Ahora por fin se dio y no lo dudé. Lo central era ver un partido de Federer en el torneo de Wimbledon en Londres, y en base a eso armé todo el itinerario que comprendió la visita a otras ciudades y recintos; además Paris y Bruselas. Sin embargo, viajé sin la entrada para el partido (el proceso para obtener una se cerró en diciembre y no alcancé a postular a una, porque entre todos quienes postulan se realiza un sorteo y luego se asignan los tickets). Por lo que el viaje se inició sin la certeza de que el fin mayor se cumpliría”.

SUERTE
“Estando en Londres, el día sábado 30 de junio se liberaron algunas entradas para el primer día, donde jugaría Federer. Logré conseguir un ticket, por lo que el lunes estuve a las 10 de la mañana en Wimbledon para hacer la fila y entrar. Lo hice y estando adentro solo quedaba esperar las 13 horas, horario en que debutaría Federer. Previo a eso, el ticket a la cancha central da el derecha de pasearse por todo Wimbledon, y eso permite ver los partidos en las canchas laterales. Paseando por ellas, vi que una estaba más llena que otras, me asomé y era el mismísimo Roger Federer, quién entrenaba a solo una hora de su partido. Fue lo más cerca que estuve, a unos 10 metros y por lo menos logré tomarle una foto a distancia. Luego pude ver el primer set del partido de Nicolás Jarry. Por horario tuve que salir de esa cancha y entrar al Court Central, donde jugaría Federer. Estando ahí adentro, todo fue muy extraño pero increíble a la vez. Extraño porque estaba en el lugar que siempre vi por la tele, e increíble porque el sueño se haría realidad. El partido lo disfruté al máximo, solo tomé algunas fotos al inicio, porque la idea era aprovechar cada segundo para ver al mejor tenista de la historia. Fue un poco más de una hora, pero es el tiempo que quedará en el recuerdo para siempre. ¡Estuve ahí y vi jugar en vivo a Roger Federer!”.

Roger Federer al servicio, visto desde la tribuna.

TURISMO
“También aproveché el viaje para -y como buen hincha del fútbol- conocer los estadios de Wembley, el “Emirates Stadium” del Arsenal y el Stamford Bridge del Chelsea. Sueños cumplidos también. El resto fue conocer los lugares típicos de cada ciudad, apreciar su arquitectura, probar su comida, andar en metro, caminar, perderse por las calles de unas ciudades enormes y relacionarse con gente de otros países, entrenar un poco el inglés y aprender algo de francés”, finaliza.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *