Tatuajes urbanos: Imágenes contemporáneas de pintura mural en Victoria

Por: Nelson Soto Santibáñez

La constante necesidad comunicativa del ser humano nos ha llevado a explorar y usar múltiples formas, técnicas y materiales para hacer/plasmar inscripciones sobre diversos soportes comunicativos. Uno de estos soportes es y ha sido por miles de años, la superficie de muros o paredes de aleros, cuevas y hoy de toda infraestructura que disponga de muros, o sea buena parte de nuestras edificaciones y separaciones que delimitan los espacios de lo público y lo privado en la configuración urbana de la ciudad.

En tiempos pretéritos a las inscripciones en soportes de tierra se les llamó geoglifos, a las en piedra petroglifos, a las pinturas murales se les llamó pintura rupestre, y hoy esta pintura mural se expresa mediante el graffiti, el muralismo y otras formas de pintura que usan el spray y la pintura de brocha como materiales básicos. Es a estas inscripciones en soportes de murallas actuales, contemporáneas de Victoria, las que consideraremos como los tatuajes de la ciudad, que mediante pinturas, adornan, transmiten o contaminan (según el ojo de cada quién), de manera legal o ilegal, las paredes y muros, esas páginas en blanco de la escritura pública de una ciudad, y de las cuales expondremos un breve recorrido.

En nuestra búsqueda y recolección de imágenes para este fotorreportaje, hemos encontrado variedad de tiempos, lugares, técnicas, estilos y contenidos que estamos lejos de manejar acabadamente, tanto en su interpretación como en su registro total. Existe una clara preponderancia del graffiti tipo rayado, que usa frases de manera legible, y también los ilegibles como tags y wild style, o de iconos y pinturas abstractas, entre otras. También encontramos el uso de stencil y de muralismo. Los contenidos murales esparcidos por la ciudad son variados, los hay políticos, étnicos, amorosos, filosóficos, críticos, abstractos y también ofensivos. Los hay grandilocuentes y muy acabados, los hay muy sencillos y desprolijos. Lo interesante es que hay, y hay tantos que este reportaje tendrá dos partes, tan solo para presentar una fracción del paisaje gráfico que tatúa nuestra ciudad.  

GRAFFITIS:

STENCILS:

MURALES:

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *