Un centenar de personas recibió la unción de enfermos en la Parroquia de La Merced

Durante la Eucaristía, se pidió por docentes, educandos y feligreses delicados de salud, fallecidos y diversas intenciones.

Por: Manuel Burgos

Durante una concurrida celebración Eucarística, en la Parroquia de Nuestra Señora de La Merced, y con asistencia de docentes, estudiantes, administrativos y numeroso público, tuvo lugar, el jueves 31 de Mayo, a las 19 horas, a la que invitó el Colegio Instituto Victoria, la Pastoral del plantel, la comunidad parroquial, oportunidad en que se oró por los presentes, por su salud; se entregó la Unción de los Enfermos y se pidió por el eterno descanso de fallecidos. 

La Santa Misa la presidió el Rector del plantel católico, Fray Pedro Juan Díaz Rodríguez; acompañado de los diáconos Roberto Poveda Espinoza y José Poveda Espinoza; en el desarrollo del oficio religioso tomaron partes integrantes de la comunidad escolar y parroquial, en especial en la animación, actuación del coro de la Iglesia, y  en las diversas lecturas, siendo proclamado el Evangelio según San Lucas, por el diácono José Poveda. La Oración Universal se realizó “Por la Iglesia”, “Por Nuestros Sacerdotes”, “Por Nuevas Vocaciones”, “Por la Familia Mercedaria” y “Por Quienes Sufren el Dolor y la Enfermedad”.  

Un emotivo momento, se vivió durante la Unción de los Enfermos, realizada por el sacerdote, con aceite sobre la frente y las manos de cien asistentes que concurrieron al Altar. Siguió con la Comunión y la Bendición con el Santísimo y cuya Presencia, encabezó la procesión hasta el recinto institutano, lugar donde -igualmente- se procedió a bendecir sus instalaciones y su comunidad.

ALEGRÍA PARA TODOS  

Terminado el Sacrificio Eucarístico, la Ministro de Comunión, Hildegarde Valenzuela, declaró ente una consulta que “yo creo que la expresión del Santísimo es siempre una alegría para todos; es una bendición para nosotros como Comunidad Mercedaria, también para los alumnos y para el Colegio; que el Señor siga bendiciendo a nuestros sacerdotes y también a la comunidad, para que ellos no se alejen, porque estamos pasando por un momento crítico en la Iglesia; nosotros venimos a ver a Dios, al Santísimo, al Señor, a la Virgen Santísima”.

El Diácono, Roberto Poveda, puntualizó, “Si, yo creo que este momento hacía falta en nuestra comunidad; estos momentos de adoración, de intimidad con Jesús Sacramentado, y lo decíamos: este Jesús que quiere sanar, que quiere liberar, que quiere salvar y al cual, nosotros tenemos que abrirle nuestro corazón para que Él pueda penetrar y pueda hacer lo que Él quiere, cierto?, en bien de nosotros y de una comunidad que necesita más que nunca de una oración”.

Ricardo Sepúlveda Sáez, Guía Servidor del Grupo Carismático de Oración de la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, precisó sobre su impresión de la emotiva jornada vivida, “para ser franco, me sorprendió; no había escuchado que lo hicieran en esta Parroquia, y la asistencia, a pesar del frío que hacía, la gente se dio el trabajo y se guardó el silencio, como tiene que ser. Y doy gracias, porque nuestra Iglesia está pasando por una crisis, y ojalá nosotros, que creemos realmente, tenemos que ayudar, hoy más que nunca; tenemos la obligación de atraer a todos los hermanos, especialmente con nuestros pares y nuestra manera de vivir; si a veces, no es tanto el andar predicando, solamente, con darle una mano a un amigo necesitado, de una palabra de aliento; que las personas entiendan que nosotros tenemos el espíritu de Dios, del Dios verdadero”.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *