Catequistas de la Diócesis “San José” de Temuco celebraron su día en Victoria

“Ser Catequista es una Vocación. Los catequistas sienten que Dios les llama porque les necesita para cumplir una parte del Proceso Evangelizador”.

Por: Manuel Burgos

Con ocasión de celebrarse recién el Día del Catequista, la Vicaría de Pastoral de la Diócesis “San José” de Temuco, que dirige el presbítero Rogelio Henríquez Sepúlveda, presidió la Sagrada Eucaristía el sábado 19 de Mayo, a las 12 horas, con asistencia de integrantes de los diversos decanatos. “El Día del Catequista es un día especial .dijo el sacerdote- para toda la Iglesia y, curiosamente, es en la víspera de la Ascensión del Señor, que marca precisamente, un itinerario misionero en la Iglesia: el Señor que asciende al cielo después de resucitado, deja el encargo a la comunidad de discípulos para que propaguen en el mundo esta noticia de la Resurrección, de su presencia salvadora en medio nuestro”.

RESPONSABILIDAD
Subrayó que esa tarea la tenía la Iglesia, pero que de manera especial se encargaba a los catequistas para que acompañen de ese mismo modo, a las familia, a los jóvenes, a los adultos, en el proceso de formación cristiano, y que era muy importante en la vida de la Fe de cada una de las personas. Destacó que este año, se había querido realizar este encuentro de Coordinadores de Catequistas, de toda la Diócesis de Temuco, acá en Victoria; lamentó que no hubiera podido estar presente el Obispo, monseñor Héctor Vargas Bastidas, por hallarse en Roma, convocado por el Papa Francisco, quien le pidió que presidiera la reunión regional. Sobre el momento que vive la Iglesia en Chile, y la participación de la comunidad de acoger el llamado de la Conferencia Episcopal, puntualizó.

BAUTIZADOS

“Yo creo personalmente, y creo interpretar de alguna forma al Obispo también, en un laicado que va madurando, que se va sentando a la mesa para dialogar y tomar decisiones. Creo que es bueno que, desde la alta condición de bautizados y todos lo somos, incluidos los sacerdotes, nuestra condición de bautizados que nos hace miembros de la Iglesia, empecemos a tomar un rol más protagónico, en lo que significa la construcción de la Comunidad de Jesús pero también la Construcción de la Sociedad. Y desde el Evangelio, tenemos que mirar al ser humano, las problemáticas que tenemos hoy; las situaciones que viven las instituciones hoy, de alguna otra manera, tan vapuleadas por tanta cosa que va pasando pero que de alguna forma, eso nos tiene que ir ayudando a nosotros a asumir este rol de ir construyendo la sociedad, ir construyendo la comunidad de Jesús, desde el Evangelio. Creo que eso es sumamente importante, no olvidarnos que aquí nos tenemos que corregir entre todos, la comunidad de Jesús es una comunidad humana, que tiene falta, que tiene pecado, que tiene errores, pero que también comete de alguna otra manera, que a nivel social delitos y eso, indudablemente hay que asumirlo pero la comunidad de Jesús no deja de ser la comunidad enviada a evangelizar y anunciar a la sociedad y al hombre, esta gran noticia que es el triunfo de Jesús sobre aquello que nos maltrata hoy”.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *