Comunidad San José Obrero celebró en conjunto su aniversario 55 y el Día del trabajo

En la Fiesta de la Solemnidad del Patrono de la Iglesia Universal, hubo bendición de herramientas, durante la Santa Misa en la Capilla del sector.

Por: Manuel Burgos

Una numerosa asamblea fue la que asistió, el martes 01 de Mayo a la Capilla de San José Obrero, para conmemorar el 55° Aniversario de su Comunidad en la población que lleva su nombre; igualmente, el Día Universal del Trabajo, para recordar la solemnidad de San José, Esposo de María, Padre Adoptivo de Jesús y Patrono de la Iglesia Universal. La Santa Misa la presidió el Cura Párroco de la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, jurisdicción a la que pertenece el sector, Presbítero René Riquelme Fuentes, junto a los diáconos, Juan Garay Aravena y Luis Espinoza Noriega; la asistencia del Coro de la Comunidad Santa Teresa de Los Ándes, de Gabriela Mistral, y la animación de las integrantes de la Capílla anfitriona, Elvira Monje y Bernarda Sepúlveda, cuya comunidad de Base preside la Hermana Anita Oria.

El sacerdote -tras destacar la concurrencia de los presentes muchos de ellos con sus herramientas de trabajo para bendecirlas y agradecer la presencia del concejal, Luciano Alvarado Torres y esposa, Mirna Veloso “que nunca nos dejan solos”, e igualmente, las excusas recibidas- expresó que la Iglesia honraba la figura original de José Carpintero, Padre del Salvador y esposo de la Virgen, como nació su devoción y que “en cambio la Fiesta de San José Obrero, es relativamente nueva, porque nace especialmente, con el mundo del trabajo, por sus protestas, porque se sienten atropellados, hasta el día de hoy, ellos se empiezan a organizar, para tener un mejor trato, a ser tratado con más dignidad, comenzando todo este movimiento que instituye el Día del Trabajo”.

Integrantes del templo sede tuvieron a su cargo la Primera Lectura, tomada de San Pablo, que entrega pautas para ser una comunidad verdaderamente cristiana; el Salmo 89, cuya Antífona señala “El Señor haga prosperar la obra de nuestras manos” proclamando el diácono Garay Aravena la Lectura del Santo Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo, Según San Mateo (13) ”No es éste el hijo del carpintero?”. En otro instante se presentaron las herramientas, “que traemos al Altar del Señor, son expresión de gratitud por el don que da al hombre, dignidad y sustento: el trabajo diario”, y que consagró el religioso.

RECORDAR
En el transcurso del oficio religioso se dio lectura a una reseña histórica de 55 años de labor pastoral; e intervino la hermana responsable de la comunidad, rememorándose a los difuntos que han contribuido a la vida de la Capilla y la comunidad de Villa Alegre en el populoso sector de Ultra Estación, citándose los nombres del sacerdote fundador, monseñor Héctor Montecinos Parra, e igualmente de Olga Concha, Praxedes Contreras, Graciela Moncada, Clotilde Venegas, Omar Fuica, Domingo Millanao, Clementina Cofré, Eulogia González, Mercedes Álvarez, Nibaldo Ruiz, Carlos Caamaño, Eulogia González, Luis Moreira, Hernán Veliz.

Del mismo modo, de quienes padecen de enfermedad: Juan Garay, Heriberto Riquelme, Silvia Seguel, Edith Valenzuela, Héctor Pérez. Finalmente, la comunidad de San José Obrero invitó a los presentes a participar de un cóctel en el salón de actos del recinto.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *