Hernán Vergara, un tenista de Honor

Hernán Vergara fue reconocido por la Municipalidad de Victoria hace algunos meses, tras tener un año 2017 lleno de logros en el tenis, deporte que practica hace más de una década, la mitad de su vida y el cual hace solo un mes le entregó una de sus grandes alegrías. Hernán se transformó en el primer victoriense en alcanzar la categoría Honor en el deporte blanco de nuestro país, la máxima para los tenistas competitivos.

Por: Francisco Meliñir

Hernán además es el presidente del Club de Tenis Victoria, club que comienza a dar sus primeros pasos en la comuna y concede esta entrevista a Somos9 para repasar sus años en el tenis y compartir lo que significó alcanzar la categoría Honor.

El Campeonato Centenario del Club de Tenis de Valdivia fue el certamen donde Vergara cumplió un sueño, uno que hace algunos años parecía lejano, imposible. Entre el 21 y 25 de febrero, la capital de Los Ríos celebró el certamen deportivo, sin embargo, una lesión casi deja afuera al tenista victoriense, tal como él lo cuenta. “Antes de ir al campeonato me doblé el tobillo y me estaba recuperando de un esguince grado dos. Estaba haciendo clases y trotando me torcí el tobillo derecho, estuve a punto de retirarme del campeonato”.

¿Y cómo lograste sobreponerte a esa lesión e ir a competir?

Fui donde un amigo kinesiólogo, quien me vendó el tobillo, tanto que ni me lo veía. El primer día en el campeonato me dolia mucho, cojeaba, no podía correr bien, pero por suerte gané el partido. En los siguientes días ya no me dolía tanto.

¿Cómo fue el partido de la final?

El primer set fue muy apretado, nunca habíamos jugado, no lo conocía, él es de San Felipe. Al principio me costó leer su juego, tiene un derecho super potente y un slice profundo de revés, debí correr mucho. Empecé a jugarle a su revés y al final le cambiaba al derecho y como él quería definir el punto, erraba. Gané el primer set por 6-3. El segundo set, que fue 6-0, él se fue abajo, empezó a perder pelotas, se desmotivó, así que fue un triunfo más mental.

Hernán reconoce que nunca se ha sentido presionado al representar a Victoria en los campeonatos fuera de estas fronteras, y que. aunque sabía que de obtener la copa accedería a la máxima categoría, no fue una presión.

¿Cual fue tu sensación al término del partido y al verte ya en la serie de Honor?

Fue una felicidad, fue espectacular. Desde chico veía a quienes estaban en esa categoría y pensaba que no llegaría a ese nivel, porque no tenía ni profesor, no tenía nada, era imposible. Ya llegar a primera categoría era impensado y ahora estando en honor es increíble. Cuando gané el último punto sentí una felicidad enorme.

Llegar a la máxima categoría fue un camino largo y complicado, el tenis ha sido parte de la mitad de la vida de Hernán, quien cuenta cómo fueron sus inicios en el tenis

“Mi primera experiencia en el tenis fue a los ocho años, fue el primer deporte que hice, pero estuve solo dos meses y después continué con el fútbol. Cuando tenía once años volví a jugar tenis, con un amigo, y desde ahí nunca más lo dejé. Llevo once años jugando tenis, empecé solo con mi amigo, jugábamos casi todos los días, en vacaciones nos pasábamos en las canchas, de la mañana a la tarde y así fui mejorando, sin ningun profesor, jugando y viendo videos en internet, leyendo libros”.

Hernán es el presidente del Club de Tenis Victoria

¿Nunca tuviste clases de tenis?

Más adelante pude recibir clases, estuve un mes con el profesor Luis Jara de Lautaro y luego, ya en la universidad, tomé otro mes de clases con Miguel Carrasco, un profesor reconocido a nivel nacional.

¿Recuerdas dónde disputaste tu primer torneo?

Mi primer torneo fue aquí en Victoria, cuando aún estaban las canchas de arcillas, pero perdí al tiro, no tuve opciones, creo que fue un 6-0 6-0.

Y luego, ¿Cómo fue tu recorrido?

Yo empecé tarde en el tenis, a los 16 años ingresé al ranking nacional de menores, luego de eso jugué mi primer campeonato nacional de menores, pero en primera ronda me fui al tiro para la casa, no vi una, pero desde ahí me encantó competir y desde ahí comencé a disputar campeonatos. Estuve en tres campeonatos nacionales, como mi nivel era muy bajo, comencé a jugar campeonatos regionales. Ahí empecé en cuarta categoría, fui subiendo hasta llegar a la primera categoría, ahí estuve 3 años, hasta que ahora subí a Honor. Fui número 1 en cada categoría en la que estuve.

LO QUE VIENE

El año recién comienza y los desafíos para Hernán comienza a acercarse, serán nuevos torneos, nuevas metas y mayores exigencias.

Ahora en Honor el nivel es más alto, hay premios en dinero, pero seguiré igual que antes, tengo un profesor de la rama de tenis de la Universidad Católica de Temuco, donde estudio y entreno los viernes y sábados. La meta este año y ya que estoy en Honor, es participar en el Campeonato Nacional Universitario, donde compiten las universidades más destacadas del país. Eso será a mediados de año.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *