A no caer: Denuncian nuevas estafas telefónicas en Victoria

Parecía que los timadores telefónicos habían aminorado sus operaciones delictivas; tal vez frenados por una ciudadanía más alerta e informada sobre los métodos usados para obtener dinero ilícitamente.

Por: Carlos Eriz

Sin embargo las advertencias se olvidan -o indudablemente no llegan a todas las personas- y así tras sucesivos intentos, actuando a distancia, sin violencia, de manera convincente y a veces intimidante, encontraron nuevas víctimas en esta comuna.

Sucedió el pasado viernes 2 de Marzo, cuando a la PDI de Victoria acudieron 3 personas denunciando haber sido víctimas -el mismo día- de modalidades del conocido “cuento del tío”.

El Comisario Helmuth Castillo, 2º Jefe de la Bricrim local, informó a Radio Los Colonos FM que las personas afectadas oscilan entre 15 y 80 años, con montos defraudados desde $60.000 hasta $800.000. “En todos los casos llamó un varón, haciéndose pasar por oficial de Carabineros o de la PDI, argumentando que un familiar se encontraba detenido y necesitaba que urgentemente le transfirieran o depositaran la máxima cantidad de dinero disponible para recuperar su libertad. Mencionaba este falso policía que el supuesto afectado había incurrido en un accidente de tránsito ocasionando daños y lesiones a terceras personas, por lo cual seguiría preso y enfrentaría un proceso judicial de no cancelar una indemnización inmediata a los afectados. En el transcurso de la conversación el falso policía iba solicitando información y nombres a la víctima -sin que esta se diera cuenta por el nerviosismo- sobre ella misma o el pariente involucrado, para hacer más completo y creíble su engaño”.

Recalcó el Comisario Castillo que por reglamento ningún funcionario policial, ya sea Carabinero o Detective, pedirá jamás dinero por teléfono a algún familiar de personas detenidas, ya que eso no está en ningún procedimiento ni se ajusta a lo que diga la Ley. “Sería un delito grave realizarlo”, menciona, recalcando que ese antecedente da pié para descubrir que es una estafa.

Además recomienda no aportar nombres ni datos personales o familiares a desconocidos que llamen efectuando esa simulación u otra similar, “mantener la calma, no apresurarse en buscar dinero e ir al banco, cortar la llamada y contactar al presunto afectado o a familiares y amigos para averiguar cómo se encuentra o donde está. Y mejor aún, preguntarle al estafador en qué comisaría, retén o prefectura supuestamente estaría detenido. Obviamente la forma más segura de corroborar lo que le informan es llamar entonces a esa unidad policial para descubrir la mentira” añade Castillo.

Aunque los tipos insisten en que no se les debe colgar el teléfono, porque así se aseguran de que su víctima -que podría encontrarse sola en ese momento- acceda a transferir o depositar prontamente el dinero que tenga o consiga.

Los Detectives al analizar los antecedentes comprobaron que eran un mismo número telefónico desde el que se generaron las llamadas y una coincidente cuenta bancaria que recibió los depósitos, datos que junto a otras averiguaciones podrían permitir identificar a los autores o sus cómplices, pero es muy difícil que el dinero pueda ser recuperado.

Por lo tanto amigos, aunque reciban una llamada de esas características, les asusten y amenacen, no caigan en la trampa. Y denuncien, pues se estima que podría haber un número mayor de personas afectadas, que por vergüenza no han dado a conocer dicha situación.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *