Hermana hospitalaria victoriense celebrará 50 años de vida religiosa

Frida Bustos Valenzuela de la Congregación “Hermanas Hospitalarias del Sacratísimo Corazón de Jesús”, conmemora aniversario con Eucaristía el domingo 25 de Febrero.  

 Por: Manuel Burgos

Si eres joven y tienes inquietud por esta vida de consagración a Dios, como sacerdote o religiosa, acepta este llamado del Señor”, indica primeramente, la Hermana Frida Bustos Valenzuela, de la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sacratísimo  Corazón de Jesús y que este 25 de febrero celebra sus 50 años de vida religiosa.

La Sagrada Eucaristía, comparte, tendrá lugar en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, a las 11:30 horas, expresando a los medios informativos regionales que “en este año estoy celebrando mis Bodas de Oro de Servicios en mi Congregación, y en la Santa Misa daré gracias a Dios por estos años de Servicios y entrega a los demás”.  

LA FAMILIA

La hermana Bustos nace en Coronel, el 15 de febrero de 1950, siendo sus padres Ana Inés Valenzuela Soto y Juan de Dios Bustos Venegas, hija mayor de siete hermanos, uno de ellos, el comunicador social, Eduardo y refiere que “desde los siete años, cuando celebré mi Primera Comunión, quise ser religiosa, para atender a la gente más pobre, para después iniciar mis estudios como postulante, como novicia y luego hacer mis primeros votos simples un 19 de marzo de 1968, en la ciudad de San Carlos, provincia de Ñuble”.

Acota que en sus primeros años como religiosa realizó su misión con enfermos en el Hospital de Temuco; con ancianos en Cauquenes, Chillán, Tomé, aliviando el dolor de los pacientes, llevando siempre una Palabra Esperanzadora, ”trabajé con un alto espíritu profesional, de gran ternura con los niños y jóvenes en los colegios, Sagrado Corazón de San Carlos; en el Colegio Martín Rucker de Chillán. Como educadora, a ejemplo de Jesús Maestro, a quien amé desde niña; en el dulce Corazón de Jesús, he visto muy claro el paso del Señor en mi vida”. 

La religiosa dice pertenecer a una congregación religiosa chilena, fundada el año 1903 en la ciudad de San Carlos, por el sacerdote chileno, José Agustín Gómez Díaz. Añade que la institución se dedica al trabajo en los centros hospitalarios, hogares de ancianos, hogares de niñas en situación irregular, planteles educacionales, misiones, Pastoral del Dolor, en cárceles, entre otros  establecimientos.

La entrevistada añade que también ha desempeñado el cargo de Presidenta de las Congregaciones Chilenas y que ha representado al país en congresos, seminarios en países como Puerto Rico, Paraguay, Argentina, Brasil; en Roma conoció al Santo Padre Juan Pablo II y al Papa Francisco, concluye entre gratos recuerdos.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *