Concejal Luciano Alvarado se repone satisfactoriamente de delicada enfermedad

El Concejal hace llegar sus agradecimientos a la comunidad por su preocupación y solidaridad.

Por: Manuel Burgos, Periodista

En la comuna, el país y el extranjero ha habido preocupación por el delicado estado de salud del concejal, Luciano Alvarado Torres, que en estos días la ha estado superando, y como tal, ahora se ha dado tiempo para agradecer estas muestras de aprecio que ha recibido, y que justamente por este hecho no había podido contestar.

A medios informativos locales, el edil acompañado de su esposa, Mirna Veloso, afirma que los transtornos de su salud estaban asociadas con vértigos, que empezaron en el mes de noviembre pasado, por lo que debió asistir al Hospital, donde recibió la asistencia de cuatro médicos, por lo preocupante del caso.

“Al poco tiempo después mantuve el tratamiento que me dieron los facultativos, pero el vértigo volvió con mayor fuerza, por lo que tuve que recurrir a una otorrinolaringóloga y ella tras exámenes, dijo que el problema persistiría por un tiempo, pero que iba a ir bajando gradualmente, y debido a lo mismo en víspera de Navidad y el mismo día de esta celebración, lo pasé muy mal, porque el problema persistía, debiendo guardar cama nuevamente, con vómitos, que no lo dejan tranquilo a uno; posteriormente, hubo scanner, visita a  neurólogos, resonancias para ir descartando algunas cosas” comentó.

Así, la autoridad edilicia, vio cómo perdía el contacto con los dirigentes sociales y colegas edilicios pues se le prohibió esta relación que es vital para una función de esta naturaleza, cuenta con licencia médica para un reposo obligado; tampoco puede recibir ni hacer llamadas telefónicas, la lectura, menos ver televisión, ”pero han sido tantas las muestras de cariño, de afecto, de preocupación de la gente, de mis colegas municipales, que a mí me tiene preocupado porque eso hace que yo trate de superarme, y cada día tratar de ser mejor “.  

Los médicos le dieron tres semanas más de reposo y el miércoles tres de enero pasado, recibió una llamada del alcalde, Javier Jaramillo Soto, que presidía el Consejo Municipal, explicándole “que no me preocupara que ya un reemplazante ocupaba mi lugar, así que estuviera tranquilo y uno se da cuenta que son bromas de buena onda, como para levantarle el ánimo a uno”., explica al esbozar la primera sonrisa en la presente entrevista, augurio de mejores días, que debiera coincidir con el tratamiento que está recibiendo para lograrlo. ¡Dicen que  la Fe mueve Montañas!.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *