Cathalina Farías saca la cara por Victoria en la Primera División del fútbol femenino

El fútbol históricamente ha sido un deporte practicado por hombres, hasta hace unos 20 años atrás era un círculo muy cerrado, especialmente en al ámbito amateur o a escala local. Sin embargo, en la actualidad, ese círculo se abrió y amplió a la rama femenina.

Por: Francisco Meliñir, Periodista

En Chile actualmente se desarrolla el campeonato nacional femenino, a lo largo de todo el país, los clubes –no todos- cuentan con divisiones inferiores y han invertido -aunque en una proporción muy inferior al fútbol masculino- en la rama. Sí, es cierto, la distancia entre ambos es abrumadora, en todo sentido, pero está presente y cada vez toma mayor notoriedad. Ahora, ver a una mujer en una cancha y con tenida deportiva, ya no provoca el impacto social de comienzos de los 2000. Hemos avanzado.

Cathalina Farías, es una de esas mujeres que viste de corto y dejando atrás todo tipo de prejuicio salta a la cancha a hacer lo que le gusta, jugar fútbol.

La joven victoriense de 17 años, es actualmente la única representante de la comuna en el campeonato nacional de la ANFP, ya que milita en la sub-17 del Deportivo Magallanes de Temuco (ex Deportes Ñielol) y en la selección de Victoria. Es delantera, zurda y lleva, a pesar de su corta edad, varios años en la alta competencia nacional, pasó por Deportes Temuco y hace unos años viene mirando de reojo a Colo Colo.

“Empecé a jugar como a los 8 años, primero porque mi hermano me motivaba a jugar. Después comencé a ir con mi mamá a los partidos y me empezó a gustar” cuenta Cathalina.

Varios han sido los clubes que, a lo largo de los ya casi 10 años, han visto dentro del campo de juego a la zurda, “el primer equipo donde llegué fue a La Araucana, ahí tenía 10 años pero jugaba con gente más grande. Fui una de las primeras niñas de Victoria que comenzó a jugar. A los 12 años me contactaron de Deportes Temuco, fui a probarme y quedé”, señala.

Ahí partió la carrera de Cathalina en la primera división del balompié nacional y donde acumula 6 años de experiencia. Con tan solo 12 años, ya era parte de la sub-17 de las albiverdes. “Cuando partí tenía nervios, porque no era lo mismo que jugar en el barrio, era otro nivel. A pesar de la diferencia de edad, ya no me costaba jugar porque ya estaba acostumbrada” añade.

4 años estuvo representando al único equipo profesional de la región. “Primero viajaba todas las semanas a Temuco a entrenar, pero como también entrenaba en el liceo, después solo viajaba para jugar los partidos”, cuenta.

Tras su paso por Deportes Temuco, Cathalina recaló en Deportivo Magallanes, equipo que también compite en la primera división del futbol femenino de la ANFP y cuya sub-17 marcha actualmente en la tercera posición del torneo en su zona sur. “La competencia es dura, hay equipos difíciles, pero si uno se lo propone puede lograr muchas cosas”.

El apoyo familiar, en la carrera de un fútbol femenino que no es profesional en nuestro país, es importante, Cathalina lo sabe y ha tenido la fortuna de tener el respaldo de sus más cercanos, “el apoyo de mi familia ha sido desde siempre un 100%” señala. Su madre, Gisela Molinet, es la responsable de acompañarla en cada partido, desde que jugaba en las canchas del barrio hasta el día de hoy. “Siempre trato de acompañarla, voy a todos los partidos, especialmente cuando juegan de local en Temuco y en la selección de Victoria. Ha demostrado que es buena, así que tiene el apoyo de todos”.

El futuro y Colo Colo         

A pesar de que Cathalina está concentrada en sus actuaciones en Magallanes, no son pocos los llamados que recibe para emigrar de club, sin embargo, hay una opción que mira de cerca y que podría ser el gran salto en su carrera. “A los 15 años me fui a probar a Colo Colo en Santiago y quedé, pero al ser menor de edad no me costeaban los viajes, por lo que me dijeron que volviera a los 18 años a probarme de nuevo, y si quedó tendría que quedarme allá”.

Una posibilidad que le quita el sueño a cualquiera y quién sabe si en los próximos años vemos a Cathalina usando la camiseta blanca con el número 11 en las canchas de Macul.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *