Llegaron a enseñar inglés y cuentan cómo los ha tratado la ciudad de Victoria

¿Qué tienen en común una persona nacida en Dakota del sur, con una nacida en Boston y con una nacida en Nigeria? No es una adivinanza y la respuesta es más simple de lo que se imaginan.

Por: Francisco Meliñir, Periodista

Estas tres personas llegaron hace unos meses a Victoria para realizar clases de inglés en los colegios municipales de la comuna. Tras conocer un poco de nuestra ciudad y cultura, Abigail Ceremuga, Emily Shawn y Lasekan Siji, se dieron un tiempo para conversar acerca de su experiencia en las salas de clases y de su estadía en nuestra ciudad.

Abigail, Emily y Lasekan llegaron a Chile, junta a otros 63 extranjeros, todos gracias al programa inglés abre puertas del Ministerio de Educación. Tras una semana en Santiago, donde recibieron orientación para afrontar este desafío en las aulas chilenas, los tres fueron destinados a la ciudad de Victoria. Sabiendo prácticamente nada de su nuevo destino, a excepción de algunas búsquedas que pudieron realizar por internet, arribaron a la ciudad en agosto. “En internet pudimos buscar algo de información, supimos que era una región con muchas personas de origen Mapuche, que habían araucarias y algo de su historia” comenta Emily.

Abigail Ceremuga (a la izquierda en la fotografía), tiene 21 años, nació en Dakota del Sur, Estados Unidos y estudió Español y Relaciones internacionales. Emily Shawn (a la derecha en la fotografía), tiene 22 años, es de Boston y estudió Español y Antropología, y Lasekan Siji (al centro), de 30 años, de Nigeria y con un doctorado en Lingüística.

Las primeras semanas en los colegios fueron de observación con el fin de adaptarse a la rutina. Abigail, quien realiza clases en el Liceo Politécnico Manuel Montt, cuenta que “me sorprendió mucho que hayan liceos politécnicos, porque en Estados Unidos no los hay. Es muy distinto y me pareció interesante estar en diferentes clases, en cursos de enfermería o de mecánica industrial”. Emily en tanto, hace clases en la escuelas Marcela Paz y Selva Oscura y cuenta que el primer día “me dieron una bienvenida con los directores de los dos colegios, los niños estaban muy emocionados, todos me saludaban en inglés, fue súper lindo”. Lasekan, por su lado, realiza clases en el Liceo Jorge Alessandri y cuenta que “los estudiantes son muy motivados, todos quieren aprender inglés, me dicen que quieren viajar por el mundo y ahí yo les comparto la importancia que tiene el aprender el idioma”.

Para ellos, llegar a una ciudad de la cual no conocían ni el nombre, no fue tan difícil, especialmente por la acogida y el cariño que han sentido desde el primer día que pisaron suelo victoriense, de parte de los profesores, alumnos y de la familia chilena de cada uno de ellos. Lasekan por ejemplo, vive con el Alcalde Javier Jaramillo, sin embargo, al momento de llegar a su casa no sabía que su estadía sería con la primera autoridad comunal, “no sabía que era el alcalde, lo supe después, de llegar a su casa, me sorprendió, pero gracias a eso he podido conocer un poco más de su labor y conocer otras localidades de la comuna” señala.

El clima

Algo característico de Victoria, especialmente en la época del año que arribaron a la ciudad es el frío, y por lo mismo, es necesario saber cómo afrontaron parte del invierno en el sur de Chile. A pesar de que Emily y Abigail cuentan que el clima no es tan diferente a Boston y Dakota del sur, donde frecuentemente nieva en invierno, confiesa Abigail que “es muy helado, cuando llegué no me gustó la lluvia y el frío. Cuando me vine de Estados Unidos era verano y acá llegué al invierno y esa diferencia en el clima fue un poco difícil al principio”. Emily agrega que “algo que hemos hablado y que es muy diferente, es el tema de la calefacción, porque en Estados Unidos es muy popular la calefacción central y acá no hay, nos encontramos con las estufas a leña”.

Respecto al nivel de inglés que tienen los estudiantes, los tres profesores concuerdan que no es malo, pero que existe un error que radica en la frecuencia de las clases, “es muy difícil aprender otro idioma y por lo mismo es necesario practicarlo todos los días, no basta solo con dos horas de clases a la semana” explica Abigail.

Fines de noviembre es la fecha en que estos tres profesores dejarán la ciudad, su destino los llevará a conocer otras realidades y culturas, pero seguramente se llevarán para siempre un pedacito de Victoria.

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *