Conflicto en las convicciones personales

Juan Miguel González Almeida, Exalcalde de Victoria

Frente a la futura disyuntiva de elecciones parlamentarias y de Presidente en el mes de Noviembre, se agudizan las preocupaciones de a quién elegir y los cuestionamientos a la propias convicciones.

Muchos necesitan manifestar públicamente por qué son o creen pertenecer a un determinado sector político, ya sea porque se sienten incómodos en él, o bien, hay acciones de su sector que no son propias de su sentir. Lo cierto hoy, es que, al igual que ayer, lo valido es la consecuencia de cada uno entre sus convicciones personales y su verdadera manera de actuar. No es propio que habiendo sido toda una vida pública de un sector, solo por los cambios en la sociedad actual, de la noche a la mañana aparezcamos en otro sector político cual camaleón que cambia de color.

Si bien los términos de derechas e izquierdas están obsoletos, podemos aceptar que la sociedad y las convicciones políticas, hoy se pueden definir como Conservadoras, representando a la antigua derecha y Progresistas a la izquierda. No caben dudas que ser de derecha o conservador implica adscribir a los dogmas, trabas morales, a cualquier tema que implique el uso del libre albedrio, para ser resuelto, lo que viene a conculcar las libertades personales.

El ideal político, tan necesario hoy en día para recuperar la confianza ciudadana en sus autoridades políticas, pasa por anteponer las convicciones personales, a las decisiones políticas y actuar en consecuencia con la propia conciencia.

Para bien del país, de las mujeres chilenas, de la dignidad femenina, hoy gracias a la valentía de una Mujer, Maria Luisa Brahm, que teniendo una clara posición política de derecha, deja de lado el odioso peso de los dogmas, actuando como hoy es un imperativo ético, actúa en conciencia, de acuerdo a sus convicciones personales y vota por el bien común, por la libertad de acción de las mujeres, por la prevención de la ocurrencia de futuros abortos clandestinos, dando la mayoría en el tribunal constitucional a la ley de despenalización del aborto en tres causales, logrando con ello garantizar el derecho a la dignidad de todas las mujeres de Chile por igual, toda vez que aquellas que no tengan las convicciones necesarias para recurrir a la ley, tiene asegurado su derecho a decidir en conciencia su propio destino.

Al decir de la Presidenta de la Republica Michelle Bachelet: “Hoy día habrá mujeres que puede no gustarle este acuerdo, esas mujeres tienen sus derechos asegurados de siempre, con esto estamos también asegurando derechos a otras mujeres”, dijo la presidenta al comentar el fallo del Tribunal Constitucional.

Seguro tienes algo que decir

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario