Reflexología podal

La reflexología podal es una “terapia de presión”, que consiste en aplicar presión enfocada sobre ciertos puntos reflejos conocidos situados en el pie para curar o prevenir enfermedades.

Por: Rukalaf, Centro de Masoterapia y terapias complementarias

La terapia se basa en la premisa de que las zonas en el pie corresponden y se conectan con las áreas del cuerpo. Nuestras zonas nerviosas o puntos reflejos van desde el fondo de nuestros pies hasta la parte superior de la cabeza, que abarca todos los órganos vitales del camino. Estas zonas reflejan la energía del cuerpo y los bloqueos de la energía en el cuerpo se reflejan a través de bultos o protuberancias en el pie. Aplicar presión enfocada a estos puntos reflejos situados en el pie puede estimular el área correspondiente, y con ello eliminar los bloqueos energéticos en el cuerpo.

Los beneficios de una sesión de reflexología podal son múltiples, la calma y serenidad, la mejora de la circulación, aumento de la energía y las emociones equilibradas entre muchos otros. Es apropiado para todas las edades, así como para una variedad de dolencias. No es sólo un alivio para el dolor de pies, también puede beneficiar a la mayoría de los dolores de cuerpo. Si alguien no puede presionar una parte de su cuerpo a causa de dolor o inflamación, hay una parte de esta zona correspondiente en el pie que puede traer alivio.

La reflexología podal se ha practicado durante miles de años en lugares como la India, China y Egipto. En la antigüedad, ya se estimulaba los reflejos naturalmente por caminar descalzo sobre rocas, piedras y tierra áspera. En el mundo moderno de hoy, hemos perdido gran parte en el mantenimiento entre un equilibrio sano y la naturaleza. La reflexología ayuda a restaurar el equilibrio y promover la salud física y la vitalidad.

Beneficios de la Reflexología podal:

  • Induce un estado de relajación profunda, abriendo caminos de los nervios
  • Una sesión de reflexología estimula más de 7.000 nervios, fomentando la apertura y limpieza de las vías neuronales
  • Aumenta la circulación, mejora el flujo sanguíneo en todo el cuerpo
  • Limpia el cuerpo de toxinas e impurezas
  • Estimula el sistema nervioso central
  • Estimula el trabajo de la energía en todo el cuerpo
  • Equilibra el sistema revitalizando así el flujo de energía natural del cuerpo

El poder curativo mediante el tacto es instintivo en la naturaleza humana y cuando formalizamos un toque instintivo en el masaje, se convierte en una poderosa herramienta de sanación.

Cuando los músculos sobrecargados por el trabajo acaban causando dolor, rigidez e incluso, espasmo muscular, el masaje mejora la circulación, lo que aumenta el flujo sanguíneo, llevando oxígeno fresco a los tejidos corporales. Esto puede ayudar a la eliminación de toxinas, acelerar la curación después de una lesión, y mejorar la recuperación de la enfermedad.

Seguro tienes algo que decir

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario