El orfebre que trabaja con el cacho de buey de Victoria

Óscar Kroll Schneider es un victoriense de tomo y lomo. Por esas casualidades de la vida registra su nacimiento en Santiago, sin embargo, creció, estudió y vive actualmente en Victoria. Es egresado de la carrera de Diseño en Inacap Santiago, pero su educación básica y media la realizó en diferentes colegios de Victoria (Instituto, Escuela Héroes de Iquique, Santa Cruz) y Temuco (Colegio de La Salle).

Por Francisco Meliñir, Periodista

Su carrera profesional como diseñador, la ha realizado en distintas áreas y empresas de la capital de nuestro país, pero también ha trabajado en la banca. Estuvo 7 años en el Banco de Chile, donde se desempeñó en diferentes áreas, sin embargo lo rutinario de aquél trabajo, literalmente lo cansó y lo llevó a buscar nuevos rumbos.

En 2012 y como él mismo señala, “siguiendo una inquietud de muchos años”, ingresó a trabajar a un taller como aprendiz de joyero, lugar donde por primera vez conoció el proceso de fabricación de las joyas. En ese taller fue descubriendo el trabajo con bronce, cobre, oro y otros materiales, y donde aplicó y perfeccionó sus habilidades. Hoy como Orfebre, y tras 6 meses viviendo nuevamente en la ciudad de toda su vida, Kroll inauguró su exposición en el Centro Cultural, con joyas creadas con cacho de buey.

¿Cómo nació el trabajo en cacho de buey?

Yo descubrí el desarrollo del cacho cuando al taller donde trabajaba, llegó una encomienda con material proveniente de la Faenadora Victoria, y yo dije, yo soy de Victoria y ahí me nació la inquietud de dedicarme a esto e iniciar un trabajo independiente. Como mi familia es de acá y vive acá, me vine, implemente el taller en mi casa y me compré todos los materiales que necesitaba para hacer las piezas.

En nuestro país prácticamente no se trabaja este material

Es una parte de la orfebrería que es poco conocida. Viviendo en Santiago vi este tipo de piezas en lugares caros, no se masifica, mucha gente no lo conoce. En Temuco igual, recorrí toda la ciudad, los locales, buscando algún trabajo en cacho y en ninguna parte había. Ahí dije, acá tenemos el cacho, estoy yo, hagamos algo, hay que rescatarlo y mostrarlo.

¿A partir de qué nacen las creaciones de las piezas, de dónde sale su inspiración?

El diseño de las piezas es absolutamente personal y son creaciones únicas, son ideas que nacen a medida que voy viendo y descubriendo cosas. El cacho da para crear muchas cosas, por ejemplo en otros países como Perú, hacen peinetas, mates, broches, pero con otras líneas de diseño, propias de su cultura, Yo me baso en formas que voy descubriendo. En Santiago recorrí los barrios antiguos y viendo las cornisas, balcones, todas las aplicaciones en formas que tenían estos edificios y las fui simplificando y sacando mis propias ideas. También de la cultura hindú, de los mandalas, que son formas que se van repitiendo y forman un concepto o del frivolité, que es una manualidad que trajeron los colonos a Chile, que son nudos que se van uniendo y conforman una estructura, parecido al croché, de ahí también saco formas, las simplifico y las llevo a las creaciones en cacho.

El orfebre que trabaja con el cacho de buey de Victoria 2

¿Cómo es el proceso de creación

El proceso no es lento ni difícil. Se comienza con elegir piezas que tengan un tamaño que permitan sacar un trozo para hacer algo no tan chico. Se toma el cacho, se cortan las puntas y luego se parte en dos. Esas mitades, a través de un proceso de calor se ablandan y se aplanan en una prensa, que yo mismo inventé y mandé a hacer acá en Victoria. Esa prensa aplasta el cacho, se deja enfriar y eso queda como una plancha, la cual se lija para sacarle las imperfecciones, luego el diseño se hace a través de un impreso en papel, se pega en esta superficie y se procede a calar las formas, luego se vuelve a lijar, se pule con pastas especiales, las que les dan la suavidad y el brillo final.

Los colores del cacho, ¿se alteran?

El color del cacho yo no lo altero, pero a medida que se trabaja van saliendo los colores originales. A veces una pieza oscura al lijarla comienza a variar el color, que es el que queda finalmente.

Personalmente, ¿Cómo se siente con su trabajo?

Estoy haciendo lo que quiero, estoy donde quiero, estoy contento porque mi trabajo ha sido bien reconocido, por las personas que me han ayudado. Yo me vine hace solo 6 meses de Santiago y este proyecto que hoy está en exposición en el Centro Cultural, lo desarrollé en un mes y medio.

oscar3

¿Cuáles son sus desafíos o metas a futuro?

A nivel regional existen varios proyectos, uno de ellos es el pabellón que se adjudicó la novena región y que estará en Temuco, supongo que será un pabellón cultural, donde estemos todos representados y espero que Victoria esté representada con algunas piezas que yo hago, con mi trabajo. Además de eso participar en otras ferias y capacitar a otras personas que se interesen a hacer esto.

¿Cómo ha sido el apoyo por parte de las autoridades?

He tenido muy buena acogida con las autoridades que he hablado, de la planta procesadora, de la cámara de comercio, de Paulina Castillo del Centro Cultural, con quien en conjunto desarrollamos la exposición.

Seguro tienes algo que decir

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario