Gracias a cuidados que prodiga la familia es notable la recuperación de exconcejal Luis Moreira

Hijo destaca papel jugado por dueña de casa en loable entrega, así como en cuidado de abuelita de 102 años.

Por Manuel Burgos, Periodista.

A dos años de haber sufrido un grave accidente vascular, el ex concejal de la comuna, Luis Orlando Moreira Cerda (71), ha evolucionado en forma favorable, gracias a la espontánea atención recibida tanto por su familia como por el hospital local y de Temuco.

INMENSO AMOR

Patricio Moreira Retamal, uno de los cuatro hijos del matrimonio conformado por el ex edil y Teresa del Carmen Retamal Alvarado, precisa que a su madre que le ha cabido un rol fundamental en la recuperación de su padre. “Con un amor inmenso y preocupación día y noche, ha cuidado a mi padre, que ya va a cumplir muy pronto dos años desde que se alteró su salud. Hasta hoy, por los cuidados personalizados y el gran amor que se le entrega día a día, ha tenido una recuperación muy buena; se mantiene muy bien de salud, pensando lo muy grave que vivió en un momento dado”.

A Moreira Cerda se le recuerda como una autoridad edilicia solícita que, tanto en ese cargo, como el de ejecutivo del SERVIU desde el 02 de agosto de 1968, estuvo siempre atento a colaborar con la comunidad.

ESPOSA Y MADRE

Pero, justo es resaltar el papel que ha tenido Teresa Retamal, no sólo de cónyuge, sino –igualmente- el de hija: “También destacar a mi madre -prosigue Patricio Moreira- porque, junto con cuidar a nuestro padre, tiene el cuidado personal en nuestra casa, de su madre, Amada de Las Mercedes Alvarado Muñoz (102 años), igualmente con un amor inmenso y bueno, somos cuatro hermanos muy unidos y apoyamos en todo como familia”, y que como corolario, agregaríamos: “Hay una mujer que tiene algo de Dios por la inmensidad de su Amor, y mucho de Ángel por la incansable solicitud de sus cuidados. De esa mujer, no me pidas el nombre, si no quieres que empape en lágrimas el pañuelo. Es mi Madre”.

Seguro tienes algo que decir

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario