Mes del lavado de las manos y los alimentos

Por Dra. Cheryld Mutel G.  y Dra. Tisha Rubinstein A.

Cesfam Victoria – Cecosf Bajo Traiguén

El lavado de manos con jabón es una de las maneras más efectivas y económicas de prevenir enfermedades diarreicas y respiratorias, que son responsables de muchas muertes en todo el mundo.os encontramos en el mes de febrero, mes en que celebramos el hito comunicacional del lavado de las manos y los alimentos. Es fundamental dar a conocer a nuestros pacientes la importancia de esto ya que es una de las maneras más fáciles, efectivas y económicas de cuidar nuestra salud.

Las manos están en contacto con innumerable cantidad de objetos y personas, y también con gérmenes que pueden ser perjudiciales para la salud. Cuando una persona no se lava las manos con jabón pueden transmitir bacterias, virus y parásitos ya sea por contacto directo (tocando a otra persona) o indirectamente (mediante superficies).

Por eso, es importante lavarse las manos:

  • Antes y después de manipular alimentos y/o amamantar.
  • Antes de comer o beber, y después de manipular basura o desperdicios.
  • Después de tocar alimentos crudos y antes de tocar alimentos cocidos.
  • Después de ir al baño, sonarse la nariz, toser o estornudar y luego de cambiarle los pañales al bebé.
  • Luego de haber tocado objetos “sucios”, como dinero, llaves, pasamanos, etc.
  • Cuando se llega a la casa de la calle, el trabajo, la escuela.
  • Antes y después de atender a alguien que está enfermo o de curar heridas.
  • Después de haber estado en contacto con animales.

El lavado de manos apropiado requiere de jabón y sólo una pequeña cantidad de agua. Las manos húmedas se deben cubrir con jabón y frotar toda la superficie, incluidas las palmas, el dorso, las muñecas, entre los dedos y especialmente debajo de las uñas, por lo menos durante 20 segundos.

Luego, se deben enjuagar bien con agua segura (es preferible usar agua corriente o echarse agua desde una botella antes que usar el agua dentro de un recipiente) y secarlas, ya sea con una toalla limpia o agitando las manos.

También, junto con lavar nuestras manos para prevenir infecciones, es muy importante lavar bien los alimentos, ya que frutas y verduras son indispensable para conservar el bienestar de nuestro organismo.

La mejor forma de comer las frutas es en su estado natural o en jugos que no contengan ningún tipo de conservante, por otro lado, las verduras se deben consumir algunas crudas, otras hervidas, pero en poca agua para que sus propiedades sean aprovechadas en su mayor cantidad.

A pesar de que estos alimentos ofrecen grandes beneficios, al estar a la intemperie cuentan con gran contaminación a través del medio ambiente y cuando son exhibidas para su venta tienen gran contacto con las personas adoptando la suciedad y bacterias presentes en las manos de estas.

Para eliminar cualquier presencia de bacterias es indispensable lavar bien cada uno de los alimentos antes de ser consumido y antes de preparar estos alimentos debe asegurarse de que los recipientes y utensilios que utilizará en la preparación estén limpios y libres de bacterias, por otro lado, lave sus manos bien antes de iniciar la preparación de alguna receta.

Evite lavar las frutas con químicos y con agua caliente, pues esta hace que pierdan algunas de sus propiedades.

No en todas las frutas o verduras es recomendable eliminar la cáscara de estas, ya que es allí donde se presenta gran presencia de nutrientes aportantes a la salud del cuerpo humano. De igual forma se recomienda que las frutas o verduras después de quitar la cáscara sean lavadas nuevamente, para que las bacterias presentes en el exterior no contaminen la pulpa de esta.

No olvide que si lava verduras como lechuga o repollo debe desechar las hojas externas que es en el lugar donde se conservan más bacterias y lavar hoja por hoja.

Seguro tienes algo que decir

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario