Andrés Columna

Un salto a la ciudad

Escribe Andrés Bravo. Periodista:

No sé qué tan forzado pueda llegar a ser buscar una relación entre la cantidad de licenciaturas a las que he asistido estas últimas semanas, y el proceso que estoy iniciando, que está relacionado con mi alejamiento de la dirección de lo que para mí es el mejor medio de comunicación que se ha creado en el mundo, pero siguiendo cierta hebra emocional, la idea me empuja a esa imagen.

Y mi alejamiento se da ante la oportunidad de poder desarrollar con mayor fuerza lo que ha sido para mí el principal objetivo al momento de crear un medio de comunicación en la ciudad de Victoria. Estando en otra comuna no sé si sería otro, pero estando aquí, conociendo la comuna, su gente, su historia e idiosincrasia, la propuesta fue siempre generar un medio de comunicación que contribuyera, que nos ayudara a sentirnos más cercanos, a apreciarnos como ciudadanos, conocernos, conocer nuestras historias, los esfuerzos y emprendimientos que se estaban generando; tareas o acciones que muchas veces se emprendían con mucha voluntad pero que se perdían en la nada, generando frustración y contribuyendo a un pesado sentimiento de apatía general que nos marcaba como una fea etiqueta que viaja a otras latitudes. Por supuesto que las denuncias e informaciones del día a día son parte de este medio de comunicación, como muchos otros, como todos quizás, pero en el punto anterior la diferencia estaba marcada, ante un diagnóstico que merecía la responsabilidad si acaso un medio busca ser de comunicación.

Hace unos días, el nuevo alcalde de la comuna, Javier Jaramillo, me propuso la idea de formar parte del equipo de trabajo de la nueva administración municipal. Precisamente conocedor de este apostolado de cuatro años, su propuesta fue una invitación a desplegar esta tarea con todo lo que implica hacerlo desde el órgano institucional más importante de una comuna, liderando un departamento de comunicación, y desde allí poder desarrollar ideas para la ciudad, y la verdad estimados, me entusiasmó la idea.

Por lo mismo, desde esta semana dejo de pertenecer a Somos9. Y en cierto modo estoy tranquilo con la decisión, porque durante este tiempo se ha conformado un equipo de trabajo que no solo me ha acompañado, si no que me ha demostrado tener impregnado los conceptos constitutivos y fundacionales de este proyecto, y sé que sabrán continuar la tarea y haciendo avanzar Somos9 como merece. En ese sentido mi tranquilidad es ver que el medio de comunicación es mucho más que una persona; tiene cuerpo, tiene alma y tiene gente, y en ellas confío plenamente.

Desde este momento el Periodista Roberto Rivas, pasará ponerse la jineta de capitán; un joven, profesional de nuestra comuna, con experiencia en otros medios, y una capacidad que la ha demostrado semana tras semana y que ustedes también han podido apreciar. El área visual y de diseño de la página, así como de la revista informativa, ahora estará a cargo del diseñador Fabián García, quien ha demostrado un gran compromiso por este proyecto. Marta Pérez Curilen será la responsable del área de administración y Nicole Albornoz y Pilar Ormeño las responsables de acercarles el Somos9 cada sábado. Afortunadamente y como ha sido desde un comienzo, seguiremos contando con un maestro y un caballero de la comunicación como es don Manuel Burgos, (el nombre Manuel Burgos para mí siempre comienza con don). Los reportes y el aporte de Carlos Eriz también seguirán estando presentes en Somos9. A cada uno de ellos mi total agradecimiento por su compromiso.

Yo seguiré trabajando ahora desde otra vereda, buscando desarrollar esta vez con más fuerza y mejores herramientas, lo que siento es un objetivo necesario de nuestra comuna. No se preocupen, en la calle nos seguiremos viendo, solo he dado un salto a la ciudad, y créanme que ahora somos más que antes los convencidos de lo mismo: Victoria puede ser mejor desde su gente, y somos más los involucrados en esta idea. Muchas Gracias por todo.

Seguro tienes algo que decir

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario