A dos años de su fallecimiento: Paz y consuelo en los asistentes a eucaristía de recuerdo por Melissa Donzé Jerez

Oficio religioso tuvo lugar en Capilla del Hospital “San José”. 

Por Manuel Burgos. Periodista:

La vibrante homilía del padre Rodrigo Aguilar, el testimonio de una amiga compañera de universidad, la presencia de familiares, amigos y conocidos de Melissa Ivette Donzé Jerez, acrecentaron el recuerdo de la profesional fallecida el 10 de noviembre de 2014, a los 28 años de edad.

dscf5777

Sus padres Arwin Donzé Meier y Ana María Jerez, se hallaban acompañados  de la abuela materna, María Jerez y una tía; de tíos y primos por la descendencia paterna y concurrentes a la Misa de Recuerdo que tuvo lugar en la Capilla del Hospital “San José”, el jueves 10 del presente, a las 20 horas, oficiada por el padre Rodrigo Aguilar Gómez.

dscf5782

PRESENCIA

Rodrigo Donzé Cabezas y su esposa, Yasna Leal Gay, participaron de las Lecturas del Día y la Homilia comentada por el sacerdote, quién asistió a la joven, tras el accidente que le costó la vida.

Basado en el Salmo Responsorial N° 145 “Feliz, el que se Apoya en Ti, Señor”, Fray Rodrigo  puso de relieve que son estas las circunstancias en que el Señor nos acompaña como lo recordaba la Antífona, en quien llamó a apoyarse: “El Señor mantiene su fidelidad para siempre, hace justicia a los oprimidos y da pan a los hambrientos. El Señor libera a los Cautivos”.

dscf5775

¡NO VERSE NO ES OLVIDO!

También emocionó la nota leída por su compañera de curso en la Universidad, Catalina Molina, a quien acompañó en su matrimonio, el 08 de noviembre de 2014, sólo días antes de fallecer. ”Hace dos años atrás  -fue su dolido testimonio-  un 8 de noviembre, fue mi matrimonio y ese día, te vi y abracé por última vez. Dos días después recibí la peor de las noticias, fuiste mi amiga desde el primer día de universidad y hoy nuestra amistad es eterna porque no verse no significa que te olvido”. Fueron parte de los acápites de la póstuma rememoranza.

Amigas y colegas de Anita María y Arwin entregaron al término de la Santa Misa, un recuerdo por el segundo aniversario de la Pascua de Meli, y que daba la oportunidad de compartir un místico momento con la amiga e hija desaparecida pero que se mantiene vivo en el recuerdo de los asistentes  a la Cena del Señor.

Seguro tienes algo que decir

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario