El delito de robo a la salida de bancos

Por Miguel urrutia. PDI Victoria.

Una singular forma de cometer los delitos de robo y hurto es la que de un tiempo a la fecha, se ha estado registrando en nuestro país, la cual se relaciona fundamentalmente con las sucursales bancarias y la gran cantidad de clientes que concurren diariamente para realizar diversos trámites.

En efecto, este tipo de ilícitos corresponde al denominado popularmente como “Robo a la salida de Bancos”, y cuya modalidad se comienza a gestar una vez que los clientes abandonan las entidades bancarias, luego de tramitar préstamos, cobrar cheques, hacer giros de dinero etc., contándose de esta manera con importantes sumas de dinero en efectivo.

Este modus operandi, el cual hace algunos años se ha estado realizando en otros países, y que ha sido imitado por antisociales de nuestro país, se inicia en primer lugar con la identificación de la víctima al interior de la sucursal bancaria, quien de alguna forma es marcada por los delincuentes.

Cabe precisar que las formas de “marcar” a la víctima, en un comienzo eran bastante básicas, utilizándose en algunos casos manchas con marcadores, adhesivos, tiza, o incluso comida, no obstante hoy en día gracias a la tecnología, pueden incluso utilizarse mensajes de texto o fotografías enviadas mediante la popular mensajería instantánea Whatsapp, en las cuales se sindica claramente a la persona que porta considerables sumas de dinero en efectivo. En segundo término y luego de realizada la marca, la víctima es seguida por otras personas, quienes por diversos métodos sustraen el dinero del afectado.

Lo anterior puede incluso amalgamarse con la avería intencional de algún neumático del vehículo del afectado, situación que obligaría al conductor a estacionarse en algún sector de la vía pública, o vulcanización cercana para de esta forma realizar la reparación del neumático, momento propicio que los delincuentes aprovecharían para apoderarse del dinero retirado de la entidad bancaria, valiéndose del desvío de atención por parte del conductor del móvil, situación previamente estudiada y cuidadosamente planificada por los antisociales.

También se han registrado situaciones en las cuales los delincuentes fracturan los vidrios del vehículo, y en casos más extremos se valen de la violencia o intimidación para apoderarse de los dineros, aprovechándose que por la avería del  neumático, los conductores deben obligadamente detenerse en algún sector para realizar ellos mismos el cambio de neumático.

Es evidente que este tipo de delito aumenta a fines y principios de cada mes, así como también en las quincenas, ya que son fechas en las que se realizan los mayores retiros o giros de dinero desde los bancos, en su mayoría por parte de dueños o representantes de empresas, quienes retiran grandes cantidades de dinero, para pagar las remuneraciones de los empleados.

ESTE DELITO EN LA COMUNA DE VICTORIA

La ciudad de Victoria no estaría exenta de esta tipología delictual o modus operandi, toda vez que a la fecha han sido reportados varios casos. En uno de ellos, durante el año 2014, sujetos desconocidos emplearon el denominado “pinchazo”, a uno de los neumáticos del vehículo de la persona seleccionada al interior del banco, quien una vez que se percató de dicha situación, se trasladó hasta un conocido local de reparación de automóviles, situado en la periferia de Victoria, oportunidad en que los individuos, haciéndose pasar por clientes, ingresaron al automóvil de la víctima, hurtando el bolso contenedor del dinero en efectivo, el cual había sido prácticamente olvidado por el afectado al interior del móvil, quien había aprovechado el tiempo de la reparación del neumático para continuar con trámites personales, lo que facilitó más aún el accionar de estos delincuentes, evidenciándose claramente un descuido enorme por parte del mismo propietario del dinero.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN

Es por todo lo anterior, que se realiza un llamado a la comunidad de Victoria y alrededores para evitar ser blanco de los delitos contra la propiedad y en particular de este modus operandi, aconsejándose siempre en ser acompañado por más personas al momento de realizar retiros de dinero por montos elevados, ya sea desde bancos u otras entidades financieras, evitando que personas desconocidas se percaten de los trámites que se realizan y de las cantidades que se retiran, siendo cautelosos en los lugares en que se guardan o depositan los dineros para su traslado desde el banco, hasta el lugar de destino.

Impedir el comentar las rutinas, rutas de desplazamientos, y la realización de otros trámites personales, portando consigo el dinero retirado. Finalmente, siempre es importante el estar informado respecto de las nuevas modalidades delictuales, tal como sucede con el denominado “pinchazo de neumático”, debiendo en caso de percatarse de dicha situación, comunicarse de inmediato con la Policía, o bien regresar a la sucursal bancaria para solicitar ayuda, mismas acciones recomendadas luego de observarse que automóviles desconocidos pudieren estarle siguiendo los pasos.

“El adoptar medidas de prevención de los delitos es importante para su propia seguridad y por supuesto de quienes le rodean”.

Seguro tienes algo que decir

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario