Con Vía Crucis, Vigilia Pascual y Pascua de Resurrección finalizó Semana Santa en La Merced

Por Manuel Burgos. Periodista:

Diarias Eucaristías a las siete de la mañana, Bendición de Ramos, Misa Crismal en Temuco, Adoración Eucarística, Retiros, Liturgia de la Pasión, Vía Crucis,  Vigilia Pascual , concluyendo con la Pascua de Resurrección, marcó la Semana Santa vivida con devoción en la Parroquia de Nuestra Señora de La Merced y comunidades urbanas y rurales de la zona.

Durante el Vía Crucis, encabezado  por su párroco, padre Pedro Juan Díaz Rodríguez, acompañado del diácono, Patricio Benavente Silva, se inició el Viernes Santo, a las 18 horas, desde el templo mercedario para ir peregrinando por sus 14 Estaciones, con altares levantados por familias de la comunidad, en las diversas calles de la ciudad.

DE RODILLAS

Se vivieron instantes emotivos,  desde que el Señor es sentenciado a muerte hasta el momento en que su cadáver es puesto en el sepulcro. En la Estación N° 12 con la Muerte del Maestro, ante el altar levantado en calle Chillán 219 , la comunidad se arrodilló para guardar el momento.

La pesada Cruz que portaban integrantes de la comunidad parroquial,  destinada a la refaccionada Capilla San Ramón Nonato, así lo recordó Fray Díaz: “Vamos a bendecir esta cruz, que nos ha acompañado todo el camino del Calvario pero que a la comunidad de este sector de Club Hípico, le recordará la presencia del Señor permanente en este barrio”, rindiéndose un homenaje a los trabajadores que tuvieron a su cargo la labor de pintar y refaccionar la estructura  del sitio religioso.

VIGILIA Y RESURRECCIÓN

Como máxima expresión de la liturgia cristiana, ha sido definida la Vigilia Pascual, ”madre de todas las vigilias”. En Ramírez esquina Pisagua, los fieles se congregaron en el exterior del recinto parroquial para la bendición del fuego nuevo, “de cuyas brazas, se enciende el Cirio Pascual,  Luz de Cristo que, efectivamente, significa el mismo Cristo Resucitado”, dijo previamente  el diácono Patricio Benavente Silva.

Presidió la Liturgia el padre Ramón Villagrán Arias, el sábado 26, a las 21 horas, bendiciendo el Fuego con que se encendió el Cirio Pascual, previamente decorado con las letras griegas Alfa y Omega, con los números de este año, encendiendo los presentes, las velas y faroles que portaban e ingresando al templo.

Se procedió a la Liturgia de la Palabra, la que se inició con la lectura del Génesis, prosiguiendo con diferentes oraciones y salmos, protagonizados por el sacerdote y laicos integrantes de la parroquia.

Al proclamarse al Cristo Resucitado, de Marcos 16, 6, se encienden los cirios del Altar y las luces, para dar paso a la Liturgia Bautismal.

Este año se bautizó a Ignacia Vejar, alumna del Colegio Instituto Victoria, quien recibió junto a sus padres que la acompañaban, un  nutrido aplauso de la asistencia. Más tarde, se llevó a efecto la Procesión con la imagen del Cristo que ha vencido a la muerte, mensaje que es llevado por todos los cristianos al mundo entero.

Seguro tienes algo que decir

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario