Editorial: La oportunidad de sacar de la gaveta los proyectos

La Municipalidad de Victoria, a través de su primera autoridad comunal, entregó la Cuenta Pública correspondiente a la gestión año 2014. Si bien las cifras exhibidas este año supera al informe entregado el año pasado, lo que abriga mayores expectativas es la amplia cartera de proyectos que se han generado en el municipio local a la espera de su financiamiento.

Y lo anterior da para abrigar expectativas, ya que la existencia de proyectos de infraestructura de relevancia para la comuna, coincide con la disposición del gobierno regional de financiar como pocas veces, la diversa cantidad de proyectos que presenten los municipios de la región. En ese sentido en su última visita, el Intendente Huenchumilla, indicó que el aumento de presupuesto para la región alcanzó un 20%, logrando una cifra histórica para La Araucanía, lo que precisamente permitirá aprobar y financiar todos aquellos proyectos que se encuentren con su aprobación técnica.

Aquello, tiene a los alcaldes de la región trabajando en la elaboración de diversos proyectos para solicitar su financiamiento. Y es acá donde el título de la presente editorial tiene sentido. No fueron pocas las ocasiones en que criticamos la falta de gestión política de nuestras autoridades locales para lograr sacar adelante una serie de proyectos para la ciudad: La construcción de un estadio con una gradería limitada, o el mejoramiento de una de las canchas del complejo deportivo Mariluán, era muy poco para una gestión de dos periodos. También hay que reconocer que responsabilidad de aquello de igual modo pasaba por las autoridades regionales y centrales de la época, para no financiar proyectos que se habían presentado en la ciudad. Lo ocurrido con el Hogar de Ancianos es el más claro ejemplo de esto último.

Entonces, ¿qué pasa cuando sistemáticamente los proyectos presentados en un momento fueron rechazados?. Lógicamente estos quedan almacenados esperando una nueva oportunidad de ser presentados y ahora es cuando.

Por lo mismo cobra mayor importancia los proyectos anunciados en la Cuenta Pública y que están a la espera de financiamiento, que en conjunto necesariamente irán cambiando la cara de la comuna. Entre estos cabe apuntar la ampliación del gimnasio municipal Bernardo Muñoz Vargas, aumentando su actual aforo de 800 a 1300 personas. La construcción de una piscina temperada semi olímpica, el mejoramiento al acceso al cementerio, la construcción del nuevo CESFAM junto al Servicio de Alta Resolutividad que se ubicaría en el sector Ultra Estación y el aplaudido anuncio de financiamiento para la construcción del nuevo Hogar de Ancianos, son algunas de las obras que debiesen ser realidad en la comuna en el mediano plazo. La actual coyuntura política y financiera de la región permitirá finalmente recuperar el tiempo que se había perdido.

Seguro tienes algo que decir

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario