Con sus piedras hago yo mi pared

Paola Grandòn Espinoza

Hay esperanzas que Chile se convierta en un país más justo y tolerante.

Por Dios que los jóvenes y adultos jóvenes podemos cambiar el futuro de esta nación que, si bien tiene cultura cívica ejemplar, aún no entiende que democracia es sinónimo de igualdad.

Creo que lo acontecido en las comunas de Providencia y Valparaíso da señales que el país necesita un cambio y, las diferencias, el vivir en la otra vereda hace que esta idea tome fuerza. En Providencia el candidato Jaime Parada ha sido electo concejal y representará a la población homosexual que existe en la reconocida comuna conservadora y dura. Este candidato a Doctor en Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile, dio el golpe a la cátedra y se atrevió a alzar su voz en pos de minorías sociales y sexuales, muy mal entendidas, manoseadas, vejadas y castigadas. Sin embargo, no hace falta ser homosexual para luchar por la igualdad y no sería necesario tampoco que se validen a si mismos como garantes de igualdad, pues la distancia que hay desde ahí hacia una intolerancia espejo es muy corta, es un recorrido circular. Pero pienso, debe ser un orgullo tener representación tangible y visible; he de esperar que su diferencia entregue sentido común al gobierno alcaldicio de Josefa Errázuriz.

Renglón aparte merece la primera concejala transexual elegida en Valparaíso. Zuliana Araya es reconocida legalmente como mujer y tras 33 años de ejercer el comercio sexual dio un vuelco en su andar y hoy, las esquinas y calles caminadas, se transforman en las veredas que abrirán sus alamedas políticas. Ojalá sea un aporte y logre difundir en la comunidad temas de reflexión respecto a su condición.

Ahora bien. La idea es emplazar a estos elegidos a no abanderarse ni usufructuar de su condición para sus propósitos, sin idealizar. Acá hubo una elección republicana y como tal se debe respetar, pero sin olvidar que en toda sociedad existen deberes y derechos.

Finalmente. Sé muy bien que una golondrina no hace verano y que estamos un tanto lejos del desarrollo del pensamiento sin embargo creo que, y citando al escritor nacional Pedro Lemebel, la gente está perdiendo el miedo a que se “homosexualice la vida”. Tal vez, estamos entendiendo que:

 

“para que pueda ser he de ser otro,

salir de mí, buscarme entre los otros,

los otros que no son si yo no existo,

los otros que me dan plena existencia”

(Octavio Paz)

 

Seguro tienes algo que decir

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario