Victoria no fue la excepción: Alta abstención marcó el proceso eleccionario en nuestra ciudad

Andrés Bravo, Periodista Somos9

En nuestra comuna la abstención en estas Elecciones Municipales fue cercana al 55% sumándose a la tendencia nacional. Más allá de cualquier conglomerado, la abstención fue quien obtuvo la primera mayoría.

Si bien no se discute y es de toda legitimidad el triunfo del Alcalde Hugo Monsalves Castillo en las presentes Elecciones Municipales, llama la atención que el porcentaje de abstención fue superior al obtenido por el candidato ganador, es decir, 45,88% para Monsalves y 55% obtuvo la abstención, poniendo una cuota de preocupación respecto al actual modelo electoral de nuestro país.

A nivel nacional la abstención estuvo cercano al 60%, y ejemplos como lo ocurrido en el Liceo B – 36 de Recoleta, en donde 16 mesas no recibieron ni un voto – ni siquiera el de los propios vocales de mesa – (como consigna la información de radio Universidad de Chile), fue el ejemplo paradigmático del mensaje que se entregó durante la jornada de ayer.

En nuestra comuna, y en la medida que los candidatos se acercaban a emitir su voto, se les consultaba respecto a su impresión al número de personas en relación a años anteriores. Algunos no vieron diferencias, otros sí percibían un cambio en la actitud del electorado. Sin embargo fue en la jornada de la tarde cuando se comenzó a sospechar que este año el número de personas que se acercarían a sufragar, sería bastante más bajo que el proceso anterior. Así dieron cuenta los delegados de los lugares de votación de la Escuela Ignacio Carrera Pinto y Liceo Jorge Alessandri, quienes cerca de las 15:30 hrs. indicaban que sólo habían sufragado cerca de 35% de las personas.

Conforme avanzaban los minutos, políticos, profesionales de las comunicaciones, representantes sociales, hacían llamados a la población a emitir su voto y aprovechar la oportunidad de manifestar su expresión política mediante el sufragio. Sin embargo la jornada finalizó con 1.837 votos menos que la elección anterior de alcaldes, aun cuando el padrón electoral este año aumentó en poco más de 10 mil personas, llegando a las 31.243. En el caso de los concejales, la diferencia es más amplia. Este año para concejales votaron 3.135 personas menos.

Con esta alta abstención, pareciera ser que la representatividad entró con mayor evidencia que nunca en una suerte de crisis de legitimidad, el cual la clase política debe saber atender recogiendo este mensaje ciudadano. Recuerdo que Mauricio Redolé sostenía que, todo preso es un preso político, la abstención también es un gesto político, y más potente que nunca.

Seguro tienes algo que decir

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario