Sobre un millar de personas despidieron los restos del Sargento Hugo Albornoz

A eso de las 15:00 hrs. en la Iglesia de la Merced de nuestra ciudad, se llevó a cabo la misa funeral del Sargento Hugo Albornoz. A la congoja de los presentes, les acompañó la reflexión en torno a los hechos que han rodeado la zona de Ercilla los últimos años. En definitiva, la violencia debe ser superada indicaron quienes hicieron uso de la palabra.

La Iglesia de la Merced estaba desbordada. Al gran número de delegaciones de las diversas ramas castrenses del país, los vecinos de Victoria, amigos y familiares de Lonquimay y las personas que buscaban hacerse un espacio para despedir los restos del mártir de carabineros, se encargaron de colmar y rebosar el recinto. Encabezando a los presentes, se encontraba el Subsecretario del Interior Rodrigo Ubilla y el Intendente de la Araucanía, Andrés Molina.

En la eucaristia, el Capelllan de la Novena Zona de Carabineros, Davison Ibañez, invitó a los presentes a reflexionar en torno a los hechos de violencia que aquejan nuestra región y al país en general, “Con el perdón de los presentes y esperando me entiendan, pero en qué diferencia la muerte de Hugo Albornoz, con la de Zamudio, Matias Catrileo o Lemún; debemos terminar con la violencia. Quiero pedir que no guardemos rencor, que limpiemos nuestros corazones y oremos por el asesino de Hugo Albornoz. Es tiempo para buscar la justica y la verdad y construir asi el reino de Dios”.

Asi también, en la ceremonia eclesiástica, destacó el homenaje que le rindieron alumnos del Liceo Bicentenario Indómito de Purén, al Sargento caído en servicio.

Luego, la comitiva encabezada por familiares y amigos, acompañados de las máximas autoridades civiles, militares y policiales, se dirigieron hasta el patio 20 del cementerio general de nuestra comuna, para dar el último adiós a Hugo Albornoz.

En la oportunidad hicieron uso de la palabra, la hermana del carabinero caído, Teresa Albornoz, con sentidas palabras describió la vida y principales virtudes del oriundo de Lonquimay, “Gracias por habernos dado a este gran hombre, con tantas virtudes y valores, que con sus 39 años de edad, de los cuales 20 de ellos pertenecieron a su querida institucion de Carabineros de Chile; siempre fuiste fiel a tu institución. Te damos gracias señor por haber tenido con nosotros a un hombre con paz y alegría, siempre contento, su familia era todo para él; yo, como mujer, se me pone la piel de gallina. De corazón, a todos nosotros decirles, que todos somos chilenos, somos todos de una misma patria, querámosno, respetémosno, somos todos iguales, todos comunes. Querido hermano, descansa en paz, ruega a Dios y protege desde el cielo a tu esposa y en especial a mi querida viejita. Gracias a todos, muchas gracias”.

Del mismo modo intervinieron en la jornada el Prefecto de Carabineros de Cautín, Teniente Coronel Carlos Ávila Hernández, el alcalde de la comuna Hugo Monsalves y Guillermo Vásquez, Alcalde de Lonquimay, amigo y padrino del Sargento Hugo Albornoz, quien, además de dedicar afectuosas y sentidas palabras, recordando historias y anécdotas comunes, arraigada en una amistad de años, hizo un llamado a la reflexión, “Como cristiano quiero pedir que se iluminen los corazones de quienes tienen el poder de tomar decisiones. Me pregunto, luego de la muerte de Hugo, qué va a pasar, qué va a cambiar; tiene que haber un cambio luego de esto, sino nada evitará que hayan nuevas muertes como la de Hugo y de otras personas que ya han muerto a causa de esto”.

Finalmente, el cuadro de formación de carabineros, rindió tributo con salvas de honor al carabinero caído. El Subsercretario del Interior, Rodrigo Ubilla, hizo entrega del pabellón nacional a su esposa, la Cabo Primero, Marcela Fernández.

[scrollGallery id=9]

Seguro tienes algo que decir

Loading Facebook Comments ...

Un pensamiento en “Sobre un millar de personas despidieron los restos del Sargento Hugo Albornoz”


  1. Da rabia porq el señor albornoz es OTRA victima de un nuevo gobierno ciego, victima también como Matías Catrileo, con la diferencia q albornoz tuvo q acatar ordenes, quizás sintiendo que no debían estar allí, q no era la forma, nose…Espero q se entienda q todo esto sees evitable si se enfocara el problema que tiene el estado, históricamente con el pueblo mapuche, con el prisma que corresponde.
    NO MAS SANGRE DERRAMADA EN LA ARAUCANÍA. NO MAS ABUSOS DE CARABINEROS EN TIERRAS ORIGINARIAS, NO MAS MONTAJES CONTRA EL PUEBLO MAPUCHE, NO MAS ORDENES DE SUPERIORES PARA EXPONER GENTE COMO PEONES DE UNA AJEDREZ. EL PROBLEMA HAY Q SOLUCIONARLO DESDE ARRIBA, NO CON TERRORISMO DE ESTADO

Deja un comentario